La Gaceta Jurídica

Mujeres y menores víctimas de feminicidio y violencia

El feminicidio y la violencia contra las mujeres registran porcentajes elevados, pero su alcance no está totalmente conocido, pues una parte no es denunciada, mientras tanto, sucede algo similar con la violencia sexual comercial contra menores de edad, pues existen factores que ponen en situación vulnerable para que se conviertan en víctimas.

La violencia de género y generacional está ligada a prácticas de dominación y de ocupación.

La violencia de género y generacional está ligada a prácticas de dominación y de ocupación. Foto: canalsolidario.org

Periódico Digital PIEB/Redacción

00:00 / 03 de diciembre de 2013

Aunque la legislación contra la violencia hacia las mujeres tiene siete meses de vigencia, las estadísticas de feminicidio no se han reducido, pues de enero a octubre de este año se han registrado 89 muertes por parte de sus parejas sentimentales, progenitores, conocidos y desconocidos de las víctimas; a esa cifra se suma 50 muertes violentas de mujeres por inseguridad ciudadana.

El Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (Cidem) advierte que las víctimas son principalmente mujeres jóvenes, en edad productiva, de estudiar y de ejercer su sexualidad. Si bien el feminicidio alcanza a mujeres de 0 a más de 60 años de edad, la mayor proporción está en el sector de víctimas en edad de trabajar, estudiar y vivir su sexualidad, explicó la directora del Cidem, Mary Marca, en la presentación del informe sobre el tema. Los impulsos del feminicida están ligados a los celos en el 50,98 por ciento y a las discusiones en el 17,65.

Referencias

Los datos fueron construidos sobre la base de reportes de los medios de comunicación, por tanto, podrían sumar muchos más si se considera a los que no se difunden por radio, prensa o televisión.

Marca explicó que el feminicidio es un problema social y que, a pesar de los siete meses de vigencia de la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia Nº 348, continúa con el añadido de la falta de respuestas efectivas desde el Estado y la ausencia de la reparación del daño a las víctimas.

Para las funcionarias que siguen de cerca la aplicación de la norma, existe la necesidad de reglamentarla y de crear un procedimiento especial que permita agilizar el acceso a la justicia de mujeres en situación de violencia en pareja, en riesgo de feminicidio y feminicidio.

“Este procedimiento debería incluir por lo menos medidas de protección inmediata a la mujer en situación de violencia como víctima”, según el Cidem.

Autoridades

El fiscal de materia de El Alto Boris Flores explicó que la norma no puede cambiar el contexto del núcleo familiar ni tampoco las relaciones personales. En su función, informó que tiene a su cargo 500 casos de violencia familiar o doméstica, pero que tiene dificultades para desarrollar la investigación procedimental por la propia conducta de las víctimas, por no poder aplicar medidas de protección y porque no se prevé a los niños y niñas del entorno familiar afectado como víctimas.

Los 89 feminicidios han sucedido en siete departamentos y en 25 municipios del país. La Paz tiene en más alto registro con 44,94 por ciento, seguido de Cochabamba con 24,72%, Santa Cruz con 19,10, Oruro con 4,49, Chuquisaca registra el 3,37, Potosí reporta 2,25 y en el departamento de Tarija sucedió el 1,12%.

La mirada de la prensa

La comunicadora Patricia Flores Palacios hizo un análisis del tratamiento del tema en los medios de comunicación y encontró que el discurso periodístico matiza el sexismo, se esfuerza por no mostrar sensacionalismo, aunque existe una espectacularización del tema en la televisión y la radiodifusión lo trata de manera más testimonial.

A pesar de ello, los periódicos de crónica roja tienden a sensacionalizar el tema con titulares como “Amores asesinos”, “Obsesión fatal”, “Hay amores que matan” y similares.

En el subtexto informativo, dice Flores, existe el riesgo de culpabilizar a las mujeres por la violencia que sufren, el otro aspecto central es que los medios de comunicación no dan seguimiento al hecho en los estrados judiciales, tampoco se informa del contexto del victimador, las muertes se presentan como hechos individuales no como crímenes de lesa humanidad y no se destaca la retardación de justicia o la corrupción judicial.

Menores y violencia sexual comercial

Los niños, niñas y adolescentes vulnerables económica, social y emocionalmente son con más frecuencia víctimas de violencia sexual comercial, según un diagnóstico realizado en las principales ciudades del país, que, además, plantea que en su mayoría se trata de niñas y adolescentes mujeres en busca de una forma de ganarse la vida y en situación de vivir en la calle.

“En muchos casos, la carencia de un referente adulto estable los desorienta ocasionando que lo busquen en su entorno más cercano –la calle–, donde la exposición a este tipo de violencia es alta”, dice el informe de la Mesa de Trabajo Contra la Violencia Sexual Comercial, que fue coordinado por Elizabeth Zabala, sobre el panorama de esta actividad delictiva que utiliza como objetos sexuales a niños, niñas y adolescentes.

Por ejemplo, para 2004 se contabilizaron 1.684 menores víctimas de violencia sexual comercial en las ciudades de Santa Cruz, La Paz, El Alto, Yacuiba, Guayaramerín y Cobija, pero el diagnóstico de este año no contiene un conteo de las víctimas aunque sí el de personas recluidas en las cárceles por el delito de violencia sexual comercial (1.247).

El primer eslabón de esta cadena delictiva está formado por los proxenetas y/o tratantes, hombres o mujeres que actúan en complicidad con intermediarios. El segundo eslabón está compuesto por clientes, hombres en su mayoría, de cualquier clase social, ocupación o profesión. El tercer eslabón lo forman los propietarios o administradores de alojamientos, taxis, hoteles, casas particulares, flotas de transporte interdepartamental, etc.

“Toda esta cadena utiliza estrategias de encubrimiento, como la corrupción, el soborno, la amenaza –incluso contra la vida misma de las víctimas y su entorno– o la falsificación de documentos”, dice el informe.

Los casos retratados a partir de las entrevistas muestran generalmente jovencitas que son contratadas para trabajos sencillos, generalmente manuales (limpieza, atención a clientes, etc.) y que, posteriormente, son inducidas con engaños y amenazas a ofrecer servicios sexuales.

“La violencia sexual comercial está muy presente entre los niños, niñas y adolescentes en situación de calle, que obtienen ingresos económicos limpiando vidrios de los autos, vendiendo dulces en las calles, pidiendo limosna y, en algunos casos, sometiéndose a la violencia sexual comercial”, dice el documento que busca reflejar que este grupo es discriminado por la sociedad y temido por ella, porque su situación los obliga a mostrarse violentos como una alternativa de autodefensa.

Dos testimonios de casos

“No hemos recibido denuncias o víctimas de violencia sexual comercial. Sin embargo, el año pasado atendimos dos casos de proxenetismo.

El primero involucraba a dos hermanos que camuflaban su actividad en una peluquería para varones. Los clientes ingresaban supuestamente a realizarse un corte de cabello, pero detrás había un cuarto con niñas de 12 a 14 años. No eran niñas en situación calle, pero provenían de familias desestructuradas”.

Entrevista en la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Sucre.

“Una señora que vendía escobas en El Alto llevó a su casa a dos niñas de 13 y 14 años que tenían familias constituidas e iban al colegio. La señora contactaba clientes y los llevaba a su casa; cobraba por las adolescentes entre Bs 100 y 150, pero a las niñas les pagaba con thinner, celulares baratos, ropa o bisutería barata. Las adolescentes fingían ir al colegio y se iban a la casa de esta señora, aunque no se quedaban a dormir. Volvían una y otra vez porque la señora era cariñosa con ellas”. Entrevista a un investigador de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (felcc) de El Alto.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia