La Gaceta Jurídica

Nociones generales sobre Derecho Constitucional Tributario

Apunte legal

Alan Vargas Lima

00:00 / 30 de junio de 2015

Es de conocimiento general que aquella normatividad relativa al Estado, su estructura, sus órganos y funciones, así como lo referente a los derechos y garantías de las personas compone el Derecho Constitucional.

Asimismo, para lograr la ubicación del Derecho Constitucional en el conjunto de especializaciones múltiples del Derecho, es necesario detenernos en el Derecho Público Interno, pudiendo considerar, en sentido amplio, que el Derecho Constitucional es básicamente una rama del Derecho Público Interno “que estudia la organización del Estado, determina su gobierno, crea los poderes que lo componen, fija las relaciones de los mismos entre sí, y establece las reglas fundamentales de las relaciones entre el Estado y los individuos”.

Ésa era la concepción de Carlos Novaro en su obra Derecho Constitu- cional Argentino y Comparado, citada, a su vez, por el jurista boliviano Ciro Félix Trigo, quien, en su monumental obra sobre Derecho Constitucional Boliviano, definía que el Derecho Constitucional es “la rama del Derecho Público Interno que establece la estructura jurídica del Estado, determina sus formas institucionales y sus actividades funcionales, así como asegura el régimen de la libertad de las personas”.

En otras palabras, y siguiendo el criterio de Alipio Valencia Vega en su Manual de Derecho Constitucional, se puede decir que el Derecho Constitu- cional estudia los principios de la organización jurídica interna del Estado y de los poderes públicos, estableciendo las reglas que rigen su naturaleza y sus funciones y los vínculos jurídicos que relacionan al pueblo con el Estado. La anterior definición, que fija como marco del Derecho Constitucional solamente lo jurídico, tuvo vigencia hasta entrado el siglo XX.

Al presente, Jorge Asbún, en su Derecho Constitucional General, considera que lo jurídico continúa teniendo un valor primordial como campo de estudio de esta rama, pero que, al mismo tiempo, está abierto y enriquecido con el estudio de la realidad constitucional, es decir, que las normas jurídicas son analizadas en su interrelación con las conductas humanas, alcanzándose así una comprensión más fiel del objeto de estudio.

Entonces, se puede decir que el Derecho Constitucional es la disciplina de la rama pública de la Ciencia del Derecho que estudia la organización jurídica del Estado, los derechos y deberes individuales y colectivos, la organización del gobierno, las instituciones políticas y las prácticas relativas a los mismos.

Finalmente, el maestro Pablo Dermizaky (fallecido en marzo de este año) enseñaba que el Derecho Cons- titucional “es una rama del Derecho Público Interno que determina (léase estudia) la organización jurídica y política del Estado, así como los derechos y deberes de los ciudadanos”.

Vale decir que se trata de una ciencia fundamental, a la cual confluyen y se subordinan todas las ramas del derecho público y privado, ello siguiendo el criterio de Kelsen, quien decía que constituye el fundamento de todo el derecho restante.

Asimismo, y en cuanto a su naturaleza, el mismo autor precisaba que esta disciplina “es una materia esencialmente jurídica porque contiene preceptos de aplicación obligatoria, y formalmente política porque se refiere a las instituciones de éste género que se relacionan con el Estado”.

Ahora bien, es innegable la relación que tiene el Derecho Constitu- cional con las demás ramas del Derecho Público, en especial con el Derecho Tributario, dado que este último encuentra en aquél los fundamentos de la potestad tributaria del Estado, misma que únicamente puede materializarse con base en los principios constitucionales de naturaleza tributaria que se encuentran establecidos en la Ley Fundamental.

En otras palabras, las fuentes de donde emanan las normas principales que rigen la actividad de la administración tributaria se encuentran en el Derecho Constitucional.

Precisamente, por esta relación muy estrecha es que a nivel internacional (principalmente en México y Perú) fue creada y desarrollada una rama especializada del Derecho Constitu- cional denominada Derecho Constitu- cional Tributario, que, lamentablemente, hasta el momento no ha tenido una sistematización adecuada en Bolivia (salvo por las Jornadas Bolivianas de Derecho Tributario que, acertadamente, han abordado el tema).

En este sentido, considero útil acudir a la doctrina internacional existente; así, por ejemplo, Rodolfo Spisso, en su obra sobre Derecho Constitu- cional Tributario, señala que “El Derecho Constitucional Tributario es el conjunto de principios y normas constitucionales que gobiernan la tributación. Es la parte del derecho Constitucional que regula el fenómeno financiero que se produce con motivo de detracciones de riqueza de los particulares en favor del Estado, impuestas coactivamente, que hacen a la subsistencia de éste, que la Consti- tución organiza, y al orden, gobierno y permanencia de la sociedad cuya viabilidad ella procura”.

Asimismo, no debe perderse de vista que el Principio de Unidad de la Constitución propugna que la Cons- titución es una unidad y, por tanto, no puede ser parcelada en partes aisladas en la labor interpretativa.

Vale decir que, en virtud del referido principio de unidad de la Constitu- ción, la interpretación de la Constitu- ción debe estar orientada a considerarla como un “todo” armónico y sistemático, a partir del cual se organiza el sistema jurídico en su conjunto, razón por la cual, el sistema tributario del Estado debe ser analizado y comprendido desde una perspectiva constitucional.

En la actualidad, Catalina García Vizcaíno en su libro de Derecho Tri- butario, entiende al Derecho Consti- tucional Tributario como “el conjunto de normas y principios que surgen de las constituciones y cartas, referentes a la delimitación de competencias tributarias entre distintos centros de poder (nación, provincias, estados) y a la regulación del poder tributario frente a los sometidos a él , dando origen a los derechos y garantías de los particulares, aspecto, este último, conocido como el de garantías de los contribuyentes, las cuales representan, desde la perspectiva estatal, limitaciones constitucionales del poder tributario”.

Según algunos autores, el derecho constitucional tributario es aquella parte del derecho constitucional que se refiere a materia tributaria; es decir, no es propiamente derecho tributario, sino derecho constitucional aplicado al derecho tributario; sin embargo, otros autores como García Vizcaíno no comparten el criterio de ubicar a esta rama jurídica específica dentro del derecho constitucional, sino que sostienen que “pese al obvio contenido constitucional de sus normas, debe comprendérsela dentro del derecho tributario, a los efectos de lograr una clara sistematización lógica de las normas que componen este derecho y para una mejor comprensión de sus conceptos e instituciones”.

En mi criterio, se puede entender al Derecho Constitucional Tributario como aquella parte del Derecho Cons- titucional que estudia específicamente el sistema tributario del Estado, a cuyo efecto analiza la potestad tributaria del Estado y las formas de su ejercicio a la luz de los principios constitucionales de naturaleza tributaria, considerando sus alcances y limitaciones constitucionalmente establecidas en los derechos fundamentales y garantías constitucionales.

Es abogado maestrante en Derecho Constitucional (UMSA) y responsable del blog jurídico Tren Fugitivo Boliviano, http://alanvargas4784.blogspot.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia