La Gaceta Jurídica

Nuevas disposiciones del Código de la Niña, Niño y Adolescente

Apunte legal - (Parte final)

Alan E. Vargas Lima

00:00 / 12 de agosto de 2014

Se debe precisar que el nuevo Código de la Niña, Niño y Adolescente, en su Libro Primero (De los derechos, garantías, deberes y protección de las Niñas, Niños y Adolescentes), Titulo I, Capítulo VI, establece el derecho a la protección de la niña, niño y adolescente en relación al trabajo y en su artículo 126 (Derecho a la protección en el trabajo) dispone como regla general que las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a estar protegidas o protegidos por el Estado en todos sus niveles, sus familias y la sociedad.

“En especial contra la explotación económica y el desempeño de cualquier actividad laboral o trabajo que pueda entorpecer su educación, que implique peligro, que sea insalubre o atentatorio a su dignidad y desarrollo integral”; norma cuyo carácter explícito está principalmente destinado a preservar la vida, la salud y la integridad personal de los(las) niños(as) y adolescentes y, asimismo, evitar cualquier forma de explotación laboral infantil, lo que precisamente concuerda con uno de los objetivos principales que persigue la erradicación del trabajo infantil a nivel mundial.

Para este efecto, y lograr la protección laboral de los menores en situación laboral, el Código prevé que el Estado en todos sus niveles (nacional, departamental y municipal) ejecutará el Programa de Prevención y Protección Social para Niñas, Niños y Adolescentes menores de catorce (14) años en actividad laboral con proyectos de protección social para apoyar a las familias que se encuentren en extrema pobreza.

Así, deja claramente establecido, además, que el derecho a la protección en el trabajo comprende a la actividad laboral y al trabajo que se desarrolla por cuenta propia y por cuenta ajena. Estas disposiciones, claramente muestran la voluntad del Estado de llevar adelante políticas efectivas para brindar una mayor protección social a los menores que se encuentran en situación laboral a causa de la pobreza aún existente en nuestro país.

Por otro lado y para promover la formación integral de los niños y adolescentes, también se prevé el trabajo familiar y social comunitario bajo la condición de que el mismo no amenace o vulnere los derechos de las niñas, niños y adolescentes que lo realicen ni tampoco privarlos de su dignidad, desarrollo integral, y de disfrutar de su niñez y adolescencia y escolaridad.

Asimismo, de acuerdo a la estructura plurinacional del Estado boliviano, se ha considerado también regular de manera general las actividades comunitarias familiares que son aquellas que desarrollan las niñas, niños y adolescentes, conjuntamente sus familias en comunidades indígena originario campesinas, afrobolivianas e interculturales.

Estas actividades son culturalmente valoradas y aceptadas entre los pueblos indígenas y tienen como finalidad, precisamente, el desarrollo de destrezas fundamentales para su vida y el fortalecimiento de la convivencia comunitaria, siempre dentro del marco del “vivir bien”; asimismo, son construidas sobre la base de saberes ancestrales que incluyen actividades de siembra, cosecha, cuidado de bienes de la naturaleza como bosques, agua y animales con constantes componentes lúdicos, recreativos, artísticos y religiosos.

Como se verá, estas previsiones no son contradictorias con el desarrollo integral que se pretende conseguir en la niñez y adolescencia bolivianas, dado que, además, se prevé que no deben constituir formas de explotación laboral ni amenazar o vulnerar sus derechos.

Finalmente, el nuevo Código (al igual que el Código anterior), también fija como edad mínima para trabajar los catorce (14) años de edad; sin embargo, establece como salvedad que, excepcionalmente, las defensorías de la Niñez y Adolescencia podrán autorizar la actividad laboral por cuenta propia realizada por niñas, niños o adolescentes de diez (10) a catorce (14) años y la actividad laboral por cuenta ajena de adolescentes de doce (12) a catorce (14) años “siempre que ésta no menoscabe su derecho a la educación, no sea peligrosa, insalubre, atentatoria a su dignidad y desarrollo integral o se encuentre expresamente prohibido por la Ley”.

Entonces, esta disposición que ha causado tanta polémica desvirtúa claramente el aventurado “rumor” de que el Estado boliviano hubiera autorizado discrecionalmente el trabajo infantil para menores de 10 años, dado que ello sólo constituye la excepción a la regla general (de trabajo infantil a los 14 años), pero, además, únicamente puede materializarse bajo la vigilancia y autorización de instituciones del Estado con ciertas condiciones que pretenden preservar en la medida de lo posible el desarrollo integral de la niñez y adolescencia en el país.

Esto es lo que debe dejarse en claro antes de pretender debatir su probable contradicción con instrumentos internacionales sobre la materia.

Es abogado maestrante en Derecho Constitucional (UMSA) y responsable del blog jurídico Tren Fugitivo Boliviano: http://alanvargas4784.blogspot.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia