La Gaceta Jurídica

Nuevos ensayos sobre descentralización y autonomías

…se ha intentado fortalecer, en alguna medida, la institucionalidad municipal, garantizando la institucionalidad y la gobernabilidad municipal, considerando que ahora se elige por listas separadas a los candidatos a cargos electivos de alcalde y concejales municipales.

El voto

El voto FOTO: willyandres.com

La Razón (Edición Impresa) / Alan E. Vargas Lima**

00:00 / 27 de enero de 2016

El 19 de enero, el equipo técnico del Ministerio de Autonomías del Estado Plurinacional presentó dos interesantes publicaciones, una de ellas está denominada “Ensayos sobre Descentralización y Autonomías Municipales. Un proceso dialéctico”, que fue desarrollada por la Dirección de Autonomías Municipales, y la otra “Estudio comparado de Regí-menes Descentralizados en 24 países”, desarrollada por el Servicio  Estatal de Autonomías (sea).

Los textos forman parte de la  colección “Autonomías. 10 años del Proceso de Cambio” y, básicamente, pretenden mostrar las particularidades del modelo autonómico del Estado Plurinacional y derribar algunos mitos que se construyeron alrededor del mismo, además de aportar al trabajo y debate al interior de los Gobiernos subnacionales.

Indudablemente, se trata de un estupendo esfuerzo del equipo técnico del SEA que contiene información relevante sobre los niveles de gobierno, los órganos por nivel, la asignación de competencias, los mecanismos de coordinación fiscal en los diferentes países estudiados y otras herramientas del régimen competencial y económico financiero que los mismos lectores podrán evaluar.

La primera publicación destaca su relevancia porque trata de describir, a grandes rasgos, la historia de dos décadas del municipalismo en Bolivia a través de seis consistentes ensayos que señalan las características principales de la experiencia de la última década.

Sobre este aspecto, es importante tener en cuenta que el desarrollo del municipalismo en nuestro país tiene su antecedente inmediato en la Ley de Participación Popular de mediados de los años 90, que permitió ampliar los alcances de la democracia a nivel local, así como el establecimiento de un sistema más racional y justo, de distribución de recursos.

Teniendo en cuenta ese importante antecedente, que fue indispensable para nuestro desarrollo como país, es que se puede decir que la nueva Constitución Política del Estado (cpe), aprobada el 2009, estableció un nuevo modelo municipal y un nivel más jerarquizado de autonomía municipal, que, en la práctica, transforma sustancialmente el modelo municipal que subsistió hasta fines del siglo pasado.

Precisamente, a esta innegable realidad se refería Carlos Mesa cuando dijo que “el gobierno del presidente Evo Morales debe entender, y es clave que lo haga, que es incomprensible su presencia –no solo por la negativa, sino también por la positiva– sin el periodo democrático previo. El presidente Morales le debe al presidente Sánchez de Lozada mucho más de lo que él mismo se atreve a reconocer”.

En consecuencia, desconocer el proceso histórico y no considerar la relevancia que tuvo la participación popular para nuestro desarrollo democrático no puede constituir si no una mezquindad por parte del gobierno de turno.

Y esto es absolutamente comprensible, no debiendo ser considerado un despropósito, porque “el  proceso de Participación Popular es el aporte de la autonomía más significativo de la historia contemporánea del país; no es producto de las autonomías departamentales, sino de las autonomías municipales que son el corazón de un sistema democrático y el inventor de la Participación Popular se llama Gonzalo Sánchez de Lozada”; según lo ha explicado por el mismo Mesa, con todo el conocimiento de causa que respalda sus afirmaciones y que, además, muchos bolivianos reconocemos.

En todo caso, es indudable también que el principal cambio sustentado a partir de la cpe de 2009 y la Ley Marco de Autonomías y Descentralización de 2010 se traduce en el fortalecimiento y el mejoramiento de la cualidad gubernativa, con la consiguiente transferencia de competencias exclusivas de los municipios, la separación de poderes y la indispensable cualidad legislativa que ahora han adquirido los concejos municipales y los entes deliberantes a nivel departamental en el Estado Plurinacional.

Por tanto, la nueva asignación de competencias delegadas del nivel central rompe el esquema de transversalización de instituciones del nivel central en cuanto a un reordenamiento de las competencias, bajo la lógica de buscar perfeccionar el principio de subsidiariedad.

Y aún más, estos cambios de contenido y naturaleza jurídica que se advierten en el nuevo diseño normativo constitucional y municipal, aterrizan en la facultad que ahora adquieren los municipios del país, denominados “Gobiernos Autónomos Municipales”, de elaborar ellos mismos sus propias cartas orgánicas municipales con la participación indispensable de la población del municipio, lo que significa fortalecer la democracia y la participación social.

Es por ello que estos nuevos instrumentos normativos municipales se constituyen en verdaderos pactos sociales, en los que están establecidos los derechos, obligaciones, competencias y políticas municipales de beneficio a la población del municipio.

Entonces, a través de estos dispositivos se logra definir con mayor claridad una arquitectura normativa que permite establecer las bases para el ejercicio efectivo de las competencias y el marco de una descentralización efectiva de la administración del poder y territorio municipal.

Por otro lado, se debe tener en cuenta que, a partir de la vigencia de la Ley Nº 482 de Gobiernos Autónomos Municipales, se ha intentado fortalecer, en alguna medida, la institucionalidad municipal, garantizando, a su vez, la institucionalidad y la gobernabilidad municipal, considerando que ahora se elige por listas separadas a los candidatos a cargos electivos de alcalde y concejales municipales.

Esto permite, indudablemente, asegurar la gobernabilidad a nivel municipal, dado que las listas separadas reproducen la separación de poderes y, por ende, las causales de suspensión o remoción de una autoridad solo se limitan, y solo pueden limitarse, a las condiciones constitucionalmente aceptables y vigentes.

Estos y otros aspectos son abordados con visión analítica en estas publicaciones editadas por el equipo técnico del Ministerio de Autonomías y que, precisamente, pretenden evaluar la evolución y el desarrollo de la Descentralización y las Autonomías Municipales en Bolivia, un tema que es de suma importancia para conocer las condiciones de relacionamiento de los ciudadanos y sus autoridades locales en el contexto plurinacional que ahora nos caracteriza como sociedad.

*    Es abogado maestrante en Derecho Constitucional (UMSA) y responsable del blog jurídico Tren Fugitivo Boliviano, http://alanvargas4784.blogspot.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia