La Gaceta Jurídica

Paradojas con la Madre Tierra

¿Qué sentido tiene la reforestación mientras se destruye los ecosistemas naturales y se explota de manera selectiva determinadas especies de madera?; asimismo, ¿tiene la Madre Tierra procesos preferentes con relación a la vida para ser desprotegida en sus áreas más sensibles mediante ciertas justificaciones...?

Editorial

00:00 / 09 de septiembre de 2015

Sin duda se trata de una noticia interesante y de grandes perspectivas la que da cuenta de la preparación de un instrumento legal por parte del Órgano Ejecutivo destinado a impulsar la transformación de desechos sólidos o basura en energía. Como puntualización, se puede señalar que las tecnologías desarrolladas en el mundo convierten estos elementos en energía eléctrica y en combustibles ecológicos, entre otras posibilidades.

En el caso de Bolivia, la norma en cuestión seguramente tendrá como uno de sus puntos fundamentales la identificación de qué viabilidades tiene la basura que producen nuestras ciudades y las perspectivas para esta iniciativa. Sean cuales fueren las opciones en nuestro país, el plan merece la atención necesaria para que un instrumento legal sea sancionado, promulgado y aplicado convenientemente en el tiempo más breve posible, pues esto ayudará a disminuir la contaminación que llega hasta los niveles freáticos, además de la atmósfera y las tierras mismas.

Lo bueno es que las autoridades de gobierno tienen presente que el tema de la basura es amenazante en todos los municipios, pues la sociedad no ha logrado alcanzar una conciencia para evitar la utilización de plásticos y reducir el manejo de otros tipos de materiales no orgánicos; sin embargo, este conocimiento de las autoridades no se ha convertido en discurso de desarrollo social ni de toma de conciencia en la misma dimensión que se utiliza las arengas de carácter político.

En este marco, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, señaló que esa futura ley tiene entre sus objetivos construir plantas de tratamiento de residuos sólidos para reemplazar los botaderos municipales, porque se necesita “transformar la basura, reciclarla y producir compost o abono (orgánico) (…) que también será parte de la política de protección a la Madre Tierra”. Al mismo tiempo, se supo que la norma en cuestión incluirá acciones de reforestación que serán cumplidas periódicamente de manera masiva con voluntarios en las regiones del país, en las que tomarán parte, en persona, el Presidente y el Vicepresidente del Estado.

Lo extraño es que estas intenciones para reducir el caudal de la basura, reforestar áreas específicas del territorio y mantener las políticas de protección a la Madre Tierra entran en contradicción con la falta de protección de bosques y el aval para la contaminación mediante políticas de extractivismo. Aunque la reforestación es una actividad que puede palear algunos problemas, no es capaz reemplazar las formaciones boscosas y ecosistemas que se han desarrollado en centenares de años y que albergan especies animales y vegetales en estrecha interacción y equilibrio, que si son aisladas, fragmentadas e intervenidas en sus procesos naturales van hacia la extinción.

En otras palabras, ¿qué sentido tiene la reforestación mientras se destruye los ecosistemas naturales y se explota de manera selectiva determinadas especies de madera?; asimismo, ¿tiene la Madre Tierra procesos preferentes con relación a la vida para ser desprotegida en sus áreas más sensibles mediante ciertas justificaciones y errores conceptuales de lo que significa equilibrio de la naturaleza? En consecuencia, las contradicciones sobre los derechos de la Madre Tierra parece que continúan.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia