La Gaceta Jurídica

Penas para delitos de trata, violación y proxenetismo

El proyecto tiene por objetivo y como generación de política pública la protección física y psicológica de las niñas, niños y adolescentes, además de otros grupos vulnerables como mujeres de toda edad. Sin embargo, un informe técnico del Órgano Ejecutivo podría habilitar la posibilidad de vigencia de la condena al procedimiento de “castración química”.

Parte de la legislación debe incidir en la prevención y sensibilización de grupos de la sociedad.

Parte de la legislación debe incidir en la prevención y sensibilización de grupos de la sociedad. Foto: movimientoayj.blogspot.com

La Gaceta Jurídica / Raúl Morales Romero - periodista.

00:00 / 07 de septiembre de 2012

El proyecto “Mano dura contra la violación, la trata y proxenetismo” pretende sancionar drásticamente aquellos delitos sexuales porque las víctimas, en su mayoría, son mujeres, niñas, niños y adolescentes, quienes son  forzados a tener contacto sexual en contra de su voluntad, afirmó el proyectista por Convergencia Nacional (cn), diputado Tomás Monasterio.

La agravante más dura estaría sometida a la pena de “castración química”.

En el plazo de dos años, el Órgano Ejecutivo, mediante los ministerios de Justicia y Salud, realizará un informe técnico sobre las implicancias en la salud humana, alcances y factibilidad financiera de aplicar la “castración química” como política estatal y judicial contra los autores de violación de personas.

Monasterio argumentó que la legislación penal vigente demanda  adecuaciones al tiempo que vivimos, porque se debe dar respuesta al comportamiento de antisociales en materia de violación, trata y proxenetismo, situación que debe ser parte de lo que hoy representa la lucha contra la inseguridad y por la dignidad de la mujer, además de otros grupos etáreos como niñas, niños y adolescentes.

Modificar el código penal

El proyecto plantea modificar varios artículos del Código Penal (cp), entre ellos el artículo 308 por Violación. Quien empleando violencia física o intimidación, tuviera acceso carnal con persona de uno u otro sexo; penetración anal o vaginal o introdujera objetos con fines libidinosos, incurrirá en privación de libertad de veinte (20) a treinta (30) años.

Aunque bajo las mismas circunstancias no mediare violencia física,  intimidación, aprovechando de la enfermedad mental, perturbación de la conciencia, insuficiencia de la inteligencia de la víctima o  incapacidad por cualquier otra causa para resistir, tendrá una privación de libertad de veinticinco (25) a treinta (30) años, sin derecho a indulto, argumentó el parlamentario sobre la propuesta.

Por otro lado, también se pide la modificación de la redacción del artículo 309. (Estupro). Quién mediante seducción o engaño, tuviera acceso carnal con persona de uno y otro sexo mayor de catorce (14) y menor de dieciocho (18) años, será sancionado con privación de libertad de cinco (5) a diez (10) años.

También se propone la modificación del artículo 310 sobre la agravación, aumentando la pena privativa de libertad agravada con 15 años cuando se produjera un grave trauma o daño psicológico en la víctima, si el autor fuera ascendiente, descendiente, pariente dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad,  peor aún si fuere el encargado de la educación o custodia de la víctima, especifica el proyecto.

Se agravaría el delito con la participación de dos o más personas, quienes hubieran utilizado armas u otros medios peligrosos susceptibles de producir la muerte de la víctima, además si se utilizaron estos medios para someter a la damnificada a condiciones vejatorias o degradantes, informó el proyectista.

Del mismo modo se procedería en el supuesto caso de que el hecho fuere cometido por personal perteneciente a las fuerzas armadas, fuerzas policiales o seguridad privada en ocasión de sus funciones. Por último, si como consecuencia del hecho se produjera la muerte de la víctima, se aplicará la sanción correspondiente al asesinato.

Otros acápites

En el delito de abuso deshonesto (artículo 312), si por circunstancias y factores señalados en el artículo 308 se realizara actos libidinosos no constitutivos de acceso carnal, será sancionado con privación de libertad de tres (3) a seis (6) años. Si la víctima fuere menor de catorce años, la pena será de diez (10) a quince (15) años.

El proyectista también propone cambiar el artículo 313, “para el caso de rapto propio. Delitos con fines lascivos y mediante violencia, amenazas graves o engaños, substrajere o retuviere a una persona que no hubiere llegado a la pubertad, incurrirá en la pena privativa de libertad de cinco (5) a diez (10) años”.

De igual forma, quine raptare a una mujer que hubiere llegado a la pubertad y fuere menor de diecisiete años, con su consentimiento, será sancionado con pena privativa de libertad de tres (3) a seis (6) años, artículo 314 (rapto impropio).

En las infracciones de corrupción de niña, niño y adolescente, para el artículo 318 la modificación propuesta señala quien “mediante actos libidinosos y por cualquier otro medio corrompiera o contribuya a corromper a una persona menor de dieciocho años, será sancionado con pena privativa de libertad de diez (10) a quince (15) años”. De acuerdo con lo planteado, la modificación del artículo 319 en la infracción de “corrupción agravada” toma en cuenta el artículo anterior, puntualizó el Asambleísta. 

La pena será agravada en un tercio si la víctima fuera menor de catorce años; si el hecho fuera ejecutado con propósitos de lucro; si mediare engaño, violencia o cualquier otro medio de intimidación y coerción; si la víctima padeciera de enfermedad, deficiencia psíquica o el autor fuera ascendiente, marido, hermano, tutor o encargado de la educación o custodia de la víctima.

El proyecto plantea que el artículo 321 sobre proxenetismo también varíe: “Quien mediante engaño, abuso de una situación de necesidad de una relación de dependencia, poder, violencia,  amenaza o por cualquier otro medio de intimidación y coerción para satisfacer deseos ajenos, promoviera la prostitución de personas de uno u otro sexo, obligándolas a permanecer en ella, será sancionado con privación de libertad de cinco (5) a diez (10) años”.

Argumentó el diputado Monasterio que la pena sería de privación de libertad de quince (15) años, si la víctima fuere menor de dieciocho años, persona que sufra de cualquier tipo de discapacidad, peor si el autor fuera ascendiente, marido, hermano, tutor o encargado de la custodia de la víctima.

“Si la víctima fuera menor de catorce años o jurídicamente incapaz, aunque mediare su consentimiento, la pena será de veinte (20) años, pese a no mediar las circunstancias previstas en el párrafo anterior”.

Por otro lado, se plantea la sanción de pena de privación de libertad de diez (10) a quince (15) años a quienes por cuenta propia o de tercero mantenga ostensible o encubiertamente una casa de prostitución o lugar destinado a encuentros con fines lascivos. “Quien induzca, promueva, favorezca la entrada o salida del país, traslado de personas para que ejerzan la prostitución u otra actividad ilícita, mediante engaño, violencia, amenaza o las reduzca a estado de inconsciencia para este fin, será sancionado con privación de libertad de quince (15) a veinte (20) años. En caso de ser menores de dieciocho años, se aplicará la pena privativa de libertad de seis a veinticinco (25) años”, es la propuesta de ampliación del artículo 321, con referencia al tráfico de personas.

Pornografía infantil

Para el caso de pornografía de niñas, niños, adolescentes y personas jurídicamente incapaces, se proyecta modificar el artículo 323. 

El proyectista expuso que quien cometiera el delito de pornografía de niñas, niños, adolescentes y personas jurídi- camente incapaces, obligue, facilite, induzca por cualquier medio a realizar actos sexuales de exhibicionismo corporal con fines lascivos, sexuales, reales y simulados, con el objetivo de producir videos grabados y fotografiarlos para exhibirlos a través de anuncios impresos, transmisión de archivos de datos en red pública o privada de telecomunicaciones, sistemas de computación y electrónicos se les impondrá la pena de diez (10) a quince (15) años de presidio.

De la misma manera, a quien fije, imprima, grabe video, fotografíe y describa actos de exhibicionismo corporal, lascivos sexuales reales o simulados en que participen una o varias niñas, niños y adolescentes o personas jurídicamente incapaces se le impondrá la pena de cinco (5) diez (10) años de privación de libertad, con perjuicio del decomiso de los objetos, instrumentos y productos del delito.

La misma pena del párrafo anterior se impondría a quién reproduzca, almacene, distribuya, venda, compre, arriende, exponga, publicite, envíe archivos, importe o exporte el material a que se refieren los párrafos anteriores.

En el caso de la inexperiencia de una persona menor de dieciocho años o abusando del estado de enfermedad o deficiencia psíquica de una persona, aunque no esté en interdicción o inhabilitada, la indujere a realizar un acto que implique algún efecto jurídico perjudicial para ella o para otros, incurrirá en privación de libertad de cuatro (4) a ocho (8) años, reveló Monasterio.

Pero, en los casos graves, reiteró que un informe técnico de los ministerios de Justicia y Salud en el plazo de dos años podría establecer la pena de “castración química”; además de otros factores a evaluarse, en esta pena también se verá la factibilidad financiera del castigo como política estatal y judicial contra los autores de violación de personas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia