La Gaceta Jurídica

Persistencia del feminicidio

…las mujeres que no están protegidas por esa ley, es decir, las que no han incursionado en la vida política tengan mecanismos de protección efectivos, que podrían desarrollarse a partir de lo que demandan las madres, esposas e hijas y sus organizaciones, que el Código Penal identifique el feminicidio y lo sancione con 30 años de cárcel sin derecho a indulto.

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 20 de julio de 2012

Datos Recientes de un reportaje del periódico La Razón confirman que el feminicidio es uno de los delitos que deben ser tipificados en el Código Penal, por lo menos así lo consideran varias organizaciones de mujeres e instituciones dedicadas a la investigación y al trabajo a favor del sexo femenino, las cuales se encuentran apoyadas por otros organismos nacionales e internacionales, además la actual Constitución Política del Estado (cpe), que dedica varios artículos a los derechos de las personas y es guía para esta temática.

Lo que llama la atención en esas referencias proporcionadas por la las unidades policiales especializadas y las mismas instituciones, es que el feminicidio causa más muertes que la inseguridad ciudadana, situación que es particularmente álgida en la ciudad de El Alto, donde se reporta la mayoría de estos hechos en los que se encuentran involucrados y son directos responsables los esposos, novios, concubinos, ex esposos y otros que tienen relación sentimental con las mujeres que de bajo constantes y prolongados abusos llegan hasta la muerte.

Además, en este tipo de atentados a la integridad de las personas, se evidencia que se actúa en gran porcentaje con premeditación y alevosía, lo que lleva a la conclusión de que estos actos crueles pueden ser prevenidos con la legislación y la aplicación de políticas adecuadas de educación, sensibilización y relacionamiento intrafamiliar.

La caracterización del tema es clara, el feminicidio se produce por factores ligados a la estructura machista de la sociedad, donde se considera que el sexo masculino es representativo de todas actividades, donde el ser masculino tiene las preferencias en los campos laboral, político o familiar, de tal modo que cualquier participación activa de la mujer provoca miedo e inseguridad en los hombres, por ello es que en estas estadísticas se contempla también el acoso y violencia política que han dejado resultados lamentables, por lo menos con una concejala municipal muerta en abril este año.

Hasta el momento, este último tipo de delito (el acoso y violencia política) tiene una ley recientemente promulgada que lo sancionará, con lo que seguro se podrá reducir la incidencia del hecho, pues no es secreto que muchas mujeres en varios lugares del país, durante por lo menos los últimos 15 años, fueron obligadas a no asumir sus cargos y cederlos a los hombres pese a haber sido elegidas en elecciones municipales, este abuso fue cometido en diversos grados, entre ellos las amenazas, presiones de variada índole, coacciones a la familia de la persona, etc.

Lo que ahora queda pendiente es que las mujeres que no están protegidas por esa ley, es decir, las que no han incursionado en la vida política tengan mecanismos de protección efectivos, que podrían desarrollarse a partir de lo que demandan las madres, esposas e hijas y sus organizaciones, que el Código Penal identifique el feminicidio y lo sancione con 30 años de cárcel sin derecho a indulto. Además, que se elaboren otros mecanismos que promuevan la equidad de género desde la edad temprana para que el pensamiento patriarcal no continúe en el ideario cultural como un designio natural o tradicional que debe convivir entre las unidades sociales de la familia o el trabajo.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia