La Gaceta Jurídica

Precisiones para un informe

…las transformaciones no han incidido de manera positiva en el desarrollo humano en cuanto a los sentidos de urbanidad y honestidad, pues todavía somos un país sin respeto por el medio ambiente mientras persisten los grados elevados de corrupción.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 27 de enero de 2016

El informe presidencial es una de las tradiciones cumplidas por cada administración gubernamental al finalizar una gestión anual o un periodo gubernativo, es decir, al terminar un mandato para dar paso a otro. En lo que concierne a Bolivia, éste era realizado hasta 2005 en la efeméride patria del 6 de agosto, cuando también, en su caso, se producían las transiciones de mando.

No obstante, esta situación fue cambiada desde enero de 2006, fecha en la que fue posesionado en su primer periodo de mando el presidente Evo Morales, debido a que el 6 de agosto del año anterior, a consecuencia de la renuncia de Carlos Mesa a la primera magistratura, fue ungido como primera autoridad del país el presidente de la entonces Corte Suprema de Justicia (csj), Eduardo Rodríguez, para que cumpla un interinato con la principal misión de convocar a elecciones generales.

En estas “justas” realizadas en diciembre de 2005, Morales Ayma obtuvo la mayoría absoluta y fue envestido el 22 de enero siguiente, fecha que, años después, en 2010, al inicio del segundo periodo de este mandatario, fue también definida para fundación del nuevo Estado Plurinacional de Bolivia, que dejaba atrás el gobierno republicano adoptado durante la creación de Bolivia en agosto de 1825.

Si bien en este contexto el informe presidencial se mantiene como una institución, el 22 de enero de 2016 fue especial debido a que marcó algo nunca experimentado en el país, que el primer mandatario tuviera que reportar las actividades y acciones efectuadas en 10 años de gobierno, por lo que el medio utilizado para esta tarea (un discurso en Palacio Legislativo) fue bastante largo y, según algunas consideraciones, exhaustivo en cuanto a las precisiones.

En todo caso, el contenido del discurso estuvo plagado de datos económicos en demasía, es decir que las actividades desarrolladas por la administración ejecutiva desde 2006 fueron expuestas con gran proliferación de cifras y cuantificaciones en cuanto a las transformaciones del Estado, lo que disminuyó de manera ostensible la expectativa de la población para conocer desde el punto de vista del primer mandatario y del gobierno completo cómo se considera los cambios sociales, que, claro, tienen que ver con la economía, pero que necesitan de evaluación más humana y posiciones analíticas e, incluso, autocríticas.Los puntos fundamentales que pudieron haber merecido mayor atención para desglosar el informe es el tema histórico, puesto que, en comparación con el pasado, los últimos años el país ha trascendido a otros niveles, que (sí, relacionados con la economía) lo han puesto en esferas internacionales de expectativa y atención y en nacionales de inclusión, promoción humana y mayor equidad en cuanto a la participación de los dos géneros en la política, la productividad y las relaciones sociales y de familia. Sin embargo, todo esto todavía con ciertas limitaciones y sin alcances plenos que trasciendan las estipulaciones de las importantes leyes promulgadas en estos casos.

Otro punto fundamental en que pudo haber existido énfasis es el referido a que las transformaciones no han incidido de manera positiva en el desarrollo humano en cuanto a los sentidos de urbanidad y honestidad, pues todavía somos un país sin respeto por el medio ambiente mientras persisten los grados elevados de corrupción.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia