La Gaceta Jurídica

Predominancia femenina

Trabajo doméstico

La Gaceta Jurídica

00:00 / 23 de noviembre de 2012

En 2010, al menos 52,6 millones de mujeres, hombres y niños eran trabajadores domés- ticos en su ocupación principal, lo que representa el 1,7% del empleo total y el 3,6% del empleo asalariado mundial, aunque esto podría acercarse a 100 millones de personas, según la Nota de Información N. 4 de Trabajo Doméstico de la oit.

El informe presenta nuevas estimaciones mundiales y regionales sobre trabajadores domésticos, basándose en datos de estadísticas oficiales, encuestas de fuerza de trabajo y censos poblacionales, cubriendo 117 países y territorios.

El documento estima que de los 52 millones que trabajan en servicios domésticos, más de 15 millones son niños y niñas de entre 5 y 17 años, cifra que equivale al 8,6% del total de niños trabajadores.

El trabajo doméstico está predominantemente realizado por mujeres, quienes representan 83% de todos los trabajadores domésticos a nivel mundial. La participación femenina varía de aproximadamente 64% en Oriente Medio y 67 en Europa del Este y los países de la Comunidad de Estados Independientes (cei), a 92% en América Latina y el Caribe. Puesta en perspectiva, esta cifra es mayor que el número de personas empleadas en países grandes como Vietnam, México o Nigeria. El trabajo doméstico representa no menos de 7,5% del empleo asalariado femenino a nivel mundial, en comparación al 1% de los trabajadores asalariados masculinos. Este hecho se acentúa en América Latina y el Caribe, donde el trabajo doméstico remunerado representa más de un cuarto del empleo asalariado femenino, mientras que en Oriente Medio es prácticamente un tercio (31,8%).

Los trabajadores domésticos llevan a cabo tareas de limpieza, cocina, cuidado de niños, asisten a ancianos y realizan otras labores en los hogares. Su trabajo ha sido crucial para una mayor participación de la mujer en el mercado laboral y ha permitido a los ancianos mantener su independencia y recibir cuidados en su hogar.

Sin embargo, los trabajadores domésticos frecuentemente carecen de reconocimiento social y de muchas de las protecciones legales disfrutadas por otros trabajadores. El trabajo doméstico de la mujer queda oculto tras la fachada de la “atención a la familia” y permanece invisible.

El trabajo casero consume muchas horas de rudo desgaste y no es reconocido como tal. No tiene un valor real a los ojos de la sociedad, en general, y de la familia, en particular.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia