La Gaceta Jurídica

Propuesta de Ley Integral de Bosques

(Parte II)

Foto: redactuandobolivia.com

Foto: redactuandobolivia.com

La Gaceta Jurídica / Cipca

00:00 / 02 de noviembre de 2012

Título II

Gestión integral sustentable del bosque

Capítulo I Plan de gestión integral sustentable de bosques

Artículo 7. (Lineamientos)

I. El Plan de Gestión Integral Sustentable de bosques es la base y requerimiento esencial para actividades de uso, aprovechamiento y conservación de los componentes del bosque. Es requisito indispensable para el ejercicio legal de las actividades relacionadas con los componentes del bosque.

II.    En el Plan de Gestión Integral Sustentable del bosque se delimitarán las áreas de protección de acuerdo a la clasificación de bosques y otros usos. Sólo se pueden utilizar los recursos que son materia del Plan de Gestión Integral.

III.    La  implementación de los Planes de Gestión Integral Sustentable del bosque deberán estar ajustados a las características propias de cada ecosistema y de forma participativa de acuerdo a las normas propias de los territorios y comunidades indígena originario campesinos.

IV.    El Estado deberá dar las condiciones necesarias para la elaboración e implementación de los Planes de Gestión Integral Sustentable del bosque.

V.    Los titulares de derechos sobre los componentes del bosque otorgados por el Estado deben realizar un Plan de Gestión Integral Sustentable del bosque, que involucre un uso y aprovechamiento sustentable, medidas de conservación y protección.

VI.    Los centros de procesamiento de productos del bosque deberán adecuar su funcionamiento al procesamiento industrial diversificado de estos productos y el incremento del valor agregado de los mismos.

VII.    Los responsables del manejo de los componentes del bosque deben aplicar las prácticas y técnicas con tecnologías adecuadas que no atenten al medio ambiente y al valor sociocultural.

VIII.    El Plan de Gestión Integral Sustentable del bosque debe garantizar la protección, conservación y rehabilitación de las cuencas hidrográficas, prevenir la erosión de la tierra y la degradación de los bosques, praderas, suelos y aguas.

Artículo 8. (Ámbito de aplicación y alcance)

Los Planes de Gestión Integral Sustentable de bosques son aplicables y de estricto cumplimiento en todo el ámbito del territorio del Estado Plurinacional de Bolivia con relación a los distintos componentes que integran los bosques como patrimonio natural y cultural del país.

Artículo 9. (Contenido mínimo)

Los planes de Gestión Integral Sustentable de Bosques constan de tres secciones:

I. El estado de situación del bosque: Descripción del bosque, evaluación del potencial del bosque, características de la economía de las comunidades y pueblos que habitan el bosque, efectos del cambio climático y posibles medidas de adaptación y mitigación.

II. Concepto de gestión: Objetivos del plan de gestión integral postulados por las comunidades y pueblos que habitan el bosque, definiciones generales del plan de gestión integral de acuerdo a las perspectivas de futuro e integración social, instrumentos locales para la gestión integral, criterios de manejo del espacio.

III. Propuesta de gestión integral: zonificación del bosque, estrategias de manejo de recursos naturales, diversificación económica y comercial, desarrollo y consolidación de la cultura, cambio climático y gestión de riesgos, capacitación local, financiamiento del plan, sistemas de seguimiento y evaluación, conclusiones generales.

Artículo 10. (Monitoreo y evaluación del plan de gestión integral de bosques)

I. La entidad o instancia de control y supervisión desarrollará el monitoreo continuo de la implementación y aplicación de los instrumentos de gestión de los componentes del bosque, uso y aprovechamiento de los recursos y cambios de uso de suelo, así como para procesar cualquier hecho de irregularidad detectada por las entidades territoriales.

II. Los mecanismos de coordinación para efectivizar control y monitoreo apropiado entre las entidades territoriales y la entidad o instancia de control y supervisión será regulado mediante reglamento.

Artículo 11. (Mecanismos de control a los instrumentos de gestión)

I. Cada dos años la Contraloría General del Estado Plurinacional, en coordinación con la entidad o instancia competente, realizará controles técnicos legales a los instrumentos de gestión y al cumplimiento de las estipulaciones contractuales, los controles serán realizados en función a criterios de extensión superficial, importancia de ecosistemas y los productos del recurso bosque.

II. Los controles podrán concluir en los siguientes dictámenes:

a. De cumplimiento de los instrumentos de gestión y cumplimiento de las obligaciones contractuales.

b. De deficiencias subsanables en la implementación de los instrumentos de gestión.

c. De Incumplimiento de los instrumentos de gestión y cumplimiento de las obligaciones contractuales.

III. Los dictámenes de cumplimiento conllevarán el libramiento automático de prórroga contractual. Los dictámenes de deficiencias subsanables conllevan el mismo derecho una vez verificadas las subsanaciones por parte de la entidad o instancia de control y supervisión y siempre que las mismas se efectúen dentro del plazo de los seis meses. Los dictámenes de incumplimiento conllevan la aplicación de sanciones según su gravedad, incluyendo la revisión, conforme a la presente Ley y su reglamento.

IV. Los resultados obtenidos deberán ser puestos en conocimiento de la entidad o instancia de control y supervisión, cuando el control no se realice en coordinación con esta instancia.

Artículo 12. (Modelos de gestión basados en acuerdos locales complementarios).- El estado reconoce modelos de gestión  basados en acuerdos locales entre las entidades responsables de la gestión del agua para la vida y poblaciones a lo largo de una cuenca, que permite, a través de la constitución de fondos locales, departamentales y/o nacionales, el financiamiento de proyectos orientados a generar incentivos para la conservación y restauración de funciones ambientales  de los bosques que garantizan agua para la vida y en áreas de aptitud exclusivamente forestal.

Capítulo II

Acceso, aprovechamiento y derechos en territorios indígena originarios campesinos

Artículo 13. (Formas de acceso  para la gestión integral sustentable de bosques)

Se establecen las siguientes formas de acceso:

a. Contrato de asociación para el aprovechamiento de componentes del bosque.

b. Autorización de aprovechamiento de los componentes del bosque en tierras de propiedad privada (maderable y no maderable).

c. Autorización de desmontes.

Artículo 14. (Origen y condicionalidad de los derechos del bosque)

Los derechos de aprovechamiento de los recursos de los bosques sólo se adquieren por otorgamiento del Estado conforme a la Ley y se conservan en la medida en que su ejercicio conlleve la protección, conservación y utilización sustentable de los bosques de conformidad con las normas y prescripciones de la materia.

Artículo 15. (Gestión comunitaria integral del bosque)

I. La economía comunitaria es un conjunto de actividades que incluyen la conservación y producción del bosque en su conjunto, abarcando las fases del proceso productivo, recolección, extracción, producción primaria, almacenaje, transformación, diseño, industrialización, distribución, comercialización, así como actividades conexas como el apoyo logístico, la innovación e investigación, educación y otras.

II. Los mecanismos acordados comunalmente por los pueblos indígena originario campesino para el aprovechamiento del recurso bosque, deberán garantizar la participación de toda la comunidad en beneficios que genere su aprovechamiento dentro de sus territorios, de conformidad a normas propias, usos y costumbres, debiendo el ente administrador homologar sus acuerdos tanto estos cumplan los principios y normas de sustentabilidad y aprovechamiento integral del Bosque.

Artículo 16. (Uso y aprovechamiento en territorios indígena originario campesinos)

Dentro de los territorios indígena originario campesinos, los componentes del bosque, considerados bondades de la Madre Tierra por los pueblos indígena originario campesinos, son de uso y aprovechamiento exclusivo en el marco de sus cosmovisiones, valores, normas y procedimientos propios, cuando sean clasificados como renovables.

Título III

Clasificación de bosques y áreas de conservación

Capítulo I

Clasificación de los bosques

Artículo 17. (Clasificación de los bosques)

Los bosques de acuerdo a sus funciones se clasifican en: protectores; permanentes; experimentales; y de producción.

1. Bosques  protectores. Declárense bosques protectores aquellas áreas que se establecen con el objeto de garantizar la protección de las cuencas altas o colectoras, las riberas de los ríos y de otros cursos de agua y en general, para proteger contra la erosión a las tierras frágiles que así lo requieran. En ellos se permite el uso de recursos y el desarrollo de aquellas actividades que no pongan en riesgo la cobertura vegetal del área. Son aquellos que por su ubicación sirvieran, conjunta o separadamente, para:

a. proteger el suelo, caminos, riberas fluviales y orillas de lagos, lagunas, islas, canales, acequias y embalses y prevenir la erosión de las planicies y terrenos en declive;

b. proteger y regularizar el régimen de las aguas;

c. defensa contra la acción de los elementos, vientos, aludes e inundaciones;

d. albergue y protección de especies de la flora y fauna cuya existencia se declare necesaria.

2. Bosques  permanentes. Declárense bosques permanentes todos aquellos que por su destino, constitución de su arboleda y/o formación de su suelo deban mantenerse, como ser:

a. los que formen los parques y reservas nacionales, provinciales o municipales;

b. aquellos en que existieran especies cuya conservación se considere necesaria;

c. los que se reserven para parques o bosques de uso público;

d. El arbolado de los caminos y los montes de embellecimiento anexos disfrutarán del régimen legal de los bosques permanentes.

3. Bosques experimentales. Declárense bosques experimentales:

a. los que se designen para estudios forestales de especies endémicas;

b. los que sean destinados a estudios de acomodación, aclimatación y naturalización de especies endémicas o exóticas.

4. Bosques de producción. Se considerarán bosques de producción, los naturales y otros que resulte posible extraer periódicamente productos o subproductos con valor económico mediante aprovechamiento basado en un Plan de Manejo Integral.

Capítulo II

Áreas de conservación

Artículo 18. (Áreas de rehabilitación)

I. Son áreas de rehabilitación las clasificadas como tales en virtud de haber perdido su potencial originario de uso por haber sido afectadas por deforestación, erosión, efectos adversos del cambio climático, incendios forestales u otros factores de degradación, pero que son susceptibles de recuperación mediante prácticas adecuadas. Se declara utilidad pública y prioridad nacional la rehabilitación de las áreas degradadas. En estado de abandono serán revertidas al dominio originario del pueblo boliviano conforme a las disposiciones legales en vigencia.

II. Toda persona individual o colectiva que se dedique a la rehabilitación de áreas degradadas, siempre que cumpla el plan de gestión integral del bosque debidamente aprobado, podrá beneficiarse con uno o más de los siguientes incentivos:

•    Obtención de derecho de propiedad de las áreas rehabilitadas, bajo la figura de la adjudicación, siempre que sean tierras fiscales.

•    Asistencia técnica para la reforestación otorgada por el personal del municipio más cercano o en su caso de la gobernación e insumos especializados para los trabajos de rehabilitación.

III. No serán consideradas áreas de rehabilitación aquellas que habiendo tenido bosque natural hubieran sido afectadas por actividades antrópicas para su posterior rehabilitación y obtención de los beneficios establecidos en el parágrafo anterior.

Artículo 19. (Áreas de inmovilización)

I. Son áreas de inmovilización las declaradas como tales por causa de interés nacional, las declaradas en virtud de la biodiversidad existente en su interior, aquellas que en virtud a la existencia de dos o más especies únicas a nivel mundial no sean susceptibles de aprovechamiento o las que en virtud de que el nivel de evaluación con que se cuenta no permita su clasificación definitiva, pero poseen un potencial forestal probable que amerite su inmovilización en tanto se realicen mayores estudios.

II. Las únicas actividades permitidas durante el estado de inmovilización son las de protección, así como las de producción forestal iniciada con anterioridad a la declaratoria y siempre que cuenten con el respectivo plan de gestión integral del bosque aprobado. En ningún caso las actividades deberán interferir con los estudios de clasificación.

Capítulo III

Bosques nativos

Artículo 20. (Clases de bosques nativos)

Los bosques nativos se clasifican según sus funciones y el uso asignado, en bosques nativos para protección y en bosques nativos para producción. Cuando un bosque nativo, por su localización y características, pueda ser considerado tanto para protección como para producción, prevalecerá a todos los efectos la primera condición respecto a la segunda. Artículo 21. (Bosques nativos para protección)

Los bosques nativos para protección son espacios para la conservación de la diversidad biológica y mantenimiento del equilibrio ecológico, en los cuales sólo podrán desarrollarse usos pasivos con fines primordialmente conservacionistas, científicos, educativos, recreativos y ecoturísticos. Se consideran bosques nativos para protección, aquellos localizados en espacios que hayan sido declarados parques nacionales, monumentos naturales, reservas de biosfera u otras áreas naturales protegidas de acuerdo al ordenamiento jurídico vigente.

Artículo 22. (Bosques nativos para producción)

Los bosques nativos para producción son espacios aptos para el aprovechamiento sustentable de servicios y bienes forestales, según planes de manejo integral previamente aprobados por la autoridad competente, bajo condiciones que aseguren la conservación en el tiempo del potencial productivo, estructura, funciones, diversidad biológica y procesos ecológicos. Se consideran bosques nativos para producción aquellos localizados en espacios declarados bajo las figuras de reservas forestales o áreas de vocación forestal, así como los lotes boscosos demarcados en áreas de régimen ordinario que sean destinados a la producción sustentable de servicios o bienes forestales.

Artículo 23. (Defensa y conservación del bosque nativo)

El Estado velará por la defensa y conservación de los bosques nativos del país. A su vez, el Estado, por causa de utilidad pública, con base en estudios técnicos, mediante sentencia firme y previo pago de justa indemnización, podrá expropiar terrenos cubiertos de bosques nativos, que constituyan relictos del ecosistema forestal de la zona o cuya preservación sea fundamental para el mantenimiento del equilibrio ecológico y conservación de la diversidad biológica.

Continuará

*    Centro de Investigación y Promoción del Campesinado.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia