La Gaceta Jurídica

Ley de Protección a Naciones y Pueblos Indígena Originarios en Peligro de Extinción

Enfoques del pueblo Urus

El pueblo Urus es uno de los más expuestos en Bolivia al peligro de la extinción.

El pueblo Urus es uno de los más expuestos en Bolivia al peligro de la extinción. Foto: territoriosenresistencia-org

La Gaceta Jurídica / Apolinar Flores T.

00:00 / 03 de septiembre de 2013

El 22 de agosto, Santa Cruz de la Sierra fue sede de un encuentro de los pueblos involucrados en el “Anteproyecto de Ley de Protección a Naciones y Pueblos Indígena Originarios en peligro de extinción, en situación de aislamiento voluntario y no contactados”.

El evento se realizó por convocatoria del Viceministerio de Justicia Indígena Originario Campesino, instancia que desarrolló el mencionado anteproyecto, y tuvo el objetivo de socializar los avances y alcanzar su validación de parte de los representantes de los pueblos convocados.

El pueblo Urus del lago Poopó, que fue incluido en este anteproyecto luego de la marcha que protagonizó en marzo pasado, participó del encuentro con sus observaciones, en tanto espera que esta Ley responda efectivamente a sus demandas.

Lo primero que observaron los Urus del lago es que a ellos les corresponde la categoría específica de “pueblos en peligro de extinción”, descartando las otras categorías de “situación de aislamiento voluntario” y “no contactados”. De igual manera, reclamaron acerca del por qué la propuesta de Ley no los menciona específicamente como pueblo con su nombre completo, es decir “Urus del lago Poopó”; al respeocto afirmaron que sólo se los menciona como Urus en general, mientras que se hace referencia a los Chipaya, que sólo se trata de uno de los pueblos Urus en Bolivia.

Circunstancias

Durante el programa, un representante del viceministerio expuso las experiencias de los trabajos realizados en diferentes lugares del país para elaborar el anteproyecto. De su exposición, los Urus advirtieron que toda la preparación de los antecedentes se hizo en función de la realidad de pueblos de las tierras bajas, sin tomar en cuenta la propia situación de los pueblos minoritarios de tierras altas como éste.

Si bien hay realidades compartidas entre los Urus y esos pueblos como la insuficiencia de tierras, cuidado de los recursos naturales y su hábitat, medio ambiente, la falta de titulación de sus tierras cuando faltan apenas dos meses para que el inra cese sus funciones, etc., los Urus consideran que no se analizó su realidad particular.

En ese contexto, esta cultura de tierras altas considera que es obvio que la inclusión de los Urus en el anteproyecto fue una salida de las autoridades estatales ante las demandas expresadas en la marcha, ya que se les negó toda posibilidad de contar con una Ley Especial para los pueblos Urus del lago Poopó.

Por otra parte, el contenido del anteproyecto de Ley fue expuesto por Nelson Cox, director del Viceministerio de Justicia Indígena Originario Campesino, luego de lo cual se realizaron las observaciones de los participantes.

Principalmente, se observó la parte en la que se establece la creación de la “Dirección General de las Naciones Pueblos Indígena Originario” (Digepio), como instancia dependiente del gobierno central y con atribuciones que contradicen el derecho de autodeterminación de los pueblos indígenas.

Asimismo, esta Dirección tendría el “poder” de autorizar la presencia de cualquier institución y/o persona en los territorios de los pueblos indígenas involucrados en el antreproyecto, quienes se verían incluso sancionadas con penas de 10 a 15 años de privación de libertad, por los delitos de “genocidio cultural” o “perturbación cultural”, términos que ni siquiera se definen claramente en la propuesta del Viceministerio.

Al respecto los participantes de los diferentes pueblos asistentes expresaron total desacuerdo y disconformidad, por lo que manifestaron que “no puede existir una instancia que sobrepase las atribuciones de sus propias estructuras organizativas y de su derecho al autogobierno y autodeterminación”.

Lo que sí está claro en el tema es que, para algunos pueblos indígenas, las que deben ser penalizadas “son las grandes empresas y/o el mismo Estado que desarrollan actividades extractivas en los territorios de pueblos indígenas en peligro de extinción, en situación de aislamiento y no contactados, afectando a sus medios de vida”.

Al mismo tiempo, los representantes urus exigieron que debe anotarse lo anterior de manera clara en el anteproyecto.

Conclusiones

Para los Urus del lago Poopó, así como para otros pueblos –según lo expresaron ellos mismos–, “el evento no trae mayores esperanzas, ya que ni siquiera se toma en cuenta que por disposición legal debería reconocerse un territorio para pueblos que por razones históricas han sido limitados de este espacio vital”.

De ese modo, los Urus consideran que únicamente con un territorio se puede asegurar la supervivencia de los pueblos y, por tanto, evitar su extinción.

En síntesis, por lo poco que el anteproyecto llamó la atención entre los pueblos asistentes, los delegados entienden que aún falta un proceso más serio en el diseño y redacción de la propuesta legal, con verdadera participación de los pueblos que serán beneficiados.

Desde la óptica de los Urus del lago Poopó, el documento para esa ley no plantea soluciones claras a las demandas manifestadas durante la marcha de este pueblo hacia La Paz. De todas maneras, los representantes hicieron llegar sus observaciones a los diseñadores del anteproyecto, a la espera de que se tomen en cuenta. Finalmente, advirtieron que la propuesta no será aceptada tal como está.

Es asesor del pueblo Urus del Lago Poopó-Cepa.

Tomado de: Chiwanku Nº 822, Boletin (In)Formativo del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (Cepa). cepaoruro.org

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia