La Gaceta Jurídica

Recursos y satélites

…se tuvo conocimiento del Protocolo de consulta en el Tipnis en el marco de la Ley 222 con relación a la construcción de la carretera, que en parte saliente propone analizar alternativas para llevar adelante un proyecto de lo que se llamaría “vía ecológica”, en cuyo diseño estarían planteadas “soluciones estructurales”.

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 17 de abril de 2012

Aunque la consulta previa se encuentra establecida en los artículos 30, 304 y 403 de la Constitución Política del Estado (cpe) de 2009, con referencias claras a una acción libre, informada y de buena fe en este sentido, cuando se trate de proyectos que afectan a los pueblos indígenas y sus territorios, entre otros aspectos, el representante en Bolivia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Denis Racicot, tuvo que pedir al Órgano Ejecutivo “establecer mecanismos legales para implementar un proceso de consulta previa” para la ejecución de futuros proyectos.

Si bien el delegado no se refirió de manera específica a la situación conflictiva que se conoce sobre la construcción de una carretera a través del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) dijo que es posible desarrollar esta consulta, además que debe ser de buena fe y con la participación de organizaciones representativas. Al respecto, habrá que señalar que esto no fue cumplido con anterioridad (como debió ser) por el actual gobierno, pese a la existencia de las determinaciones constitucionales y acuerdos internacionales que conforman un marco jurídico adecuado para la consulta, aspecto este último que también recordó el funcionario extranjero.

A este tema se debe agregar que se tuvo conocimiento del Protocolo de consulta en el Tipnis en el marco de la Ley 222 con relación a la construcción de la carretera (La Razón 14-04-12), que en parte saliente propone analizar alternativas para llevar adelante un proyecto de lo que se llamaría “vía ecológica”, en cuyo diseño se intentaría incluir mecanismo que estarían planteados como “soluciones estructurales”, por ejemplo, que el camino tenga túneles, puentes, viaductos, pasos de fauna, drenajes ecológicos y otras medidas (que en rigor de verdad tampoco son buenas si se rompe la continuidad biológica).

Además de estas pautas para insistir en la obra, en días pasados el presidente Evo Morales hizo conocer otra “sorpresa” al declarar su intención de que Bolivia tenga otro satélite, además del Túpac Katari que se encuentra en construcción. El segundo aparato estaría destinado a la prospección de recursos naturales, de este modo se identificaría zonas, regiones y lugares donde se encuentran los recursos, lo cual significa que estos datos llevarían a la implementación de proyectos extractivos en cualquier lugar, incluyendo zonas constitucionalmente protegidas o que pertenecen a los pueblos indígenas, tal como ocurre hoy en el Tipnis.

Hasta el momento, se conoce que los pueblos indígenas, a través de sus dirigentes, continúan con su rechazo inflexible a la consulta que planea el gobierno; del mismo modo, miembros de la oposición ya criticaron la aspiración por otro satélite, mientras que no se dejarán esperar opiniones similares por parte de sectores sociales, más que por la preocupación de cuidar nuestro medio ambiente, por el momento inoportuno de hacer estas declaraciones, es decir, en momentos de gran conflicto social.

Si por lo pronto surge la preocupación por el conflicto social, para el futuro inmediato será porque un capricho como el de otro satélite pone en mayor peligro la capacidad de autodeterminación de los indígenas sobre sus territorios, además de amenazar el equilibrio biológico tal como sucedió en la colonia y en los periodos republicanos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia