La Gaceta Jurídica

Referendo constitucional y reelección presidencial

El 5 de noviembre de 2015 fue promulgada la Ley 757 de Convocatoria a Referendo Constitucional Aprobatorio del 21 de febrero de 2016, que tiene el objeto consultar a la población boliviana sobre la modificación del artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE) para habilitar a la reelección presidencial y vicepresidencial por dos veces consecutivas.

El 2014 el MAS obtuvo el 61,36%, a diferencia de anteriores elecciones, su victoria se expandió en el país.

El 2014 el MAS obtuvo el 61,36%, a diferencia de anteriores elecciones, su victoria se expandió en el país. FOTO: willyandres.com

La Razón Digital / Gisela Brito y Shirley Ampuero/Celag*

00:00 / 07 de febrero de 2016

También se incluye una disposición transitoria que considera como primer mandato el 2015 y como segundo el 2020, ambas sintetizadas en una pregunta dirigida a la respuesta de Sí o No.

El texto de la pregunta del referéndum es: “¿Usted está de acuerdo con la reforma del Artículo 168 de la Constitución Política del Estado para que la Presidenta o Presidente y la Vicepresidenta o Vicepresidente del Estado puedan ser reelectas o reelectos por dos veces de manera continua? Por Disposición Transitoria de la Ley de Reforma Parcial de la cpe se considera como primer reelección al periodo 2015-2020 y la segunda reelección el 2020-2025. Sí / No”.

Las modificaciones implican que el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García del Movimiento Al Socialismo (mas), puedan ser candidatos en las elecciones presidenciales de 2019.

Esta propuesta modificatoria a la Constitución tiene como antecedente las Elecciones Subnacionales del 29 de marzo de 2015, donde se eligió a las autoridades departamentales, municipales y regionales. En este evento, el mas obtuvo la gobernación de seis de los nueve departamentos, mientras sectores de oposición se impusieron en La Paz, Santa Cruz y Tarija.

Si bien el oficialismo se mantuvo como primera fuerza a nivel nacional, las derrotas implicaron un duro revés que puso sobre la mesa signos de disociación entre los candidatos y construcciones locales y el proyecto nacional que había sido revalidado seis meses antes en las urnas.

En las Elecciones Generales de 2014 el mas obtuvo el 61,36% a nivel nacional. A diferencia de anteriores elecciones, esta victoria se expandió a casi todo el territorio, el mas se impuso en departamentos opositores como Santa Cruz, Pando y Tarija. La excepción fue Beni, donde ganó el principal partido opositor, Frente de Unidad Democrática (ud).

Este antecedente evidencia la pérdida de simpatizantes del mas en el occidente, precisamente en bastiones del oficialismo como La Paz y Oruro, donde se dio un descenso de 11 y 13 puntos porcentuales, respectivamente. Esta afirmación resalta si comparamos el porcentaje de las últimas elecciones con las del 2009, cuando Morales ganó la presidencia con el apoyo de seis de los nueve departamentos, con similar resultado, 64,22% de votos. Por la elección de 2014, el mas tiene mayoría de 2/3 en la Asamblea Legislativa Plurinacional (alp).

Sondeos de opinión

A fines de octubre, según una encuesta de ipsos, el Sí a la modificación de la cpe contaba con 49% de apoyo, mientras que 39% se inclinaba por el No, con 11% de indecisión. La encuesta muestra diferencia entre sectores urbanos y rurales, en éstos últimos el Sí obtendría mayor apoyo (61% contra 28%, con 10% de indecisos).

En diciembre, un sondeo de Mercados y Muestras señaló que el 54% estaría en contra de la modificación del artículo 168 la cpe y el 40% la apoyaría, con 6% de indecisos. En este estudio la tendencia se mantiene similar entre sectores rurales y urbanos (el apoyo al Sí sería de 42% y 38%, respectivamente).

Si la pregunta es directamente sobre la reelección presidencial de Evo Morales, la tendencia se mantiene similar en el caso del No (53%), mientras que el Sí crece 5 puntos, hasta 45%, mientras el porcentaje de indecisos se reduce a 2%.

Las encuestas de enero muestran un escenario volátil con un resultado electoral escasamente predecible:

-Equipos Mori, en un sondeo financiado por el periódico El Deber, otorgó a nivel nacional el 41% para el Sí frente al 37% para el No, con 8% de indecisos y 11% que no manifiesta su preferencia. Si se discrimina los datos a nivel territorial, el Sí se impone por estrecho margen en Santa Cruz, Cochabamba, Potosí, La Paz, Beni y Oruro (donde el margen sería mayor), mientras que el No gana en Tarija, Chuquisaca y Pando.

-La última encuesta de ipsos Bolivia difundida por la cadena atb otorga al No 44% contra 38% para el Sí, con 14% de indecisos. El estudio solo contempla las ciudades de El Alto, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

El Fondo Indígena

El principal tema de la campaña por el referendo es la corrupción. Hace un año se conoció las denuncias por presuntos hechos de corrupción en el manejo de fondos públicos del Fondo Indígena. El gobierno de Morales instruyó la intervención a la entidad mediante el Ministerio de Transparencia para verificar el cumplimiento en las ejecuciones de proyectos a favor de sectores indígenas.

Los implicados en el caso son funcionarios importantes en la estructura del mas y del gobierno. Si bien estos hechos son investigados, los medios opositores hacen eco de la noticia con información distorsionada para erosionar la popularidad del Presidente, que se mantiene en altos índices de aprobación.

Un ejemplo es el poco énfasis que se hizo a nivel nacional de la entrevista del 15 de diciembre en cnn a Carlos Romero, Ministro de Gobierno, con referencia al Fondo Indígena, donde el funcionario expuso montos exactos de la supuesta defraudación al Estado, número de detenidos, formas y procedimientos que se siguió, frente a lo cual el periodista de la cadena internacional reaccionó de manera violenta negándose a retractarse durante la entrevista, pese a que había divulgado información falsa (1).

Ningún medio nacional ha tomado la información correcta para rectificar las cifras manejadas por la opinión pública, con el eslogan de que corrupción es corrupción sea el monto que sea. Mientras tanto, las investigaciones avanzan y el gobierno hace hincapié en que en ninguna otra gestión se ha perseguido la corrupción, ni judicial ni mediáticamente.

Oposición y campaña internacional

En los últimos años se ha evidenciado que la oposición carece de liderazgo unificado y de proyecto de país superador al del mas. Esto es aún evidente, pues la estrategia opositora se ha centrado en tratar de desgastar al gobierno a partir del uso oportunista de la denuncia al Fondo Indígena.

El otro eje es hacer que la “alternancia” equivalga a la democracia, mientras que la continuidad de gobierno sería no-democrática. Pero, la modificación de la Constitución no es la reelección inmediata, sino solo la participación de candidatos en las próximas elecciones, en las que será el pueblo el que defina o no la continuidad.

En definitiva, la estructuración de la oposición como frente unido es débil y no perfila a un personaje que represente oposición o rivalidad para Morales. En la elección presidencial de 2014, la diferencia entre el porcentaje obtenido por Evo Morales y el segundo lugar fue de 37 puntos.

En diciembre de 2015, según la encuesta de Mercados y Muestras, el apoyo a potenciales rivales para disputar la pre-  sidencia en 2019 es la siguiente: Rubén Costas (Gobernador de Santa Cruz) 28%; Samuel Doria Medina (un) 15%; Jorge “Tuto” Quiroga (pdc) 8%; Félix Patzi (Gobernador de La Paz) 9%; y Luis Revilla (Alcalde de La Paz) 8%.

En noviembre, Revilla lanzó con la exministra de Defensa del mas, Cecilia Chacón, una plataforma por el No que aglutina a sectores de la oposición y un puñado de disidentes del oficialismo. Patzi y Revilla se declararon voceros por el No y llevan adelante una campaña conjunta, sin embargo, el alcance de ambos se limita al occidente del país, puntualmente a la ciudad de La Paz.

Por la debilidad de la oposición, el rol opositor es liderado preponderantemente por medios de comunicación nacionales e internacionales con el eje en la “corrupción” para erosionar la popularidad del presidente.

En un escenario regional en el que las fuerzas progresistas han sufrido duros reveses electorales (la victoria de la derecha en las presidenciales de Argentina y en las legislativas de Venezuela) sectores de derecha internacional parecen volcar sus fichas al referéndum de Bolivia, que completaría una trilogía de derrotas para el eje posneoliberal.

En este sentido, es muy notorio el interés de la cadena cnn en la política boliviana. El gobierno boliviano ha denunciado el incremento del financiamiento internacional para los sectores de oposición, enmarcado en un plan estratégico para desgastar la gestión de Morales.

El Presidente boliviano ha señalado como líder de la campaña por el No al exministro Carlos Sánchez Berzaín (prófugo en Estados Unidos porque en Bolivia debe responder por la muerte de decenas de personas durante la “Guerra del Gas” de 2003).

En caso de una victoria del No, sin duda se redoblará la presión internacional para “unir” a una oposición fragmentada que tendría un enorme desafío para las presidenciales de 2019.

Nota

1. En un programa posterior el periodista Fernando del Rincón pidió disculpas públicas por el error informativo, solo después de que el Ministro Romero denunciara en conferencia de prensa el sesgo informativo de la cadena CNN https://www.youtube.com/watch?v=cD69LPZQsQc&feature=youtu.behttps://www.youtube.com/watch?v=cD69LPZQsQc&feature=youtu.be

*    Tomado de: rebelión.org

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia