La Gaceta Jurídica

Reglamento de la Ley 348

Si bien los hechos de este tipo se caracterizan por la rudeza acentuada, el citado tiene la particularidad de haber sido perpetrado ante, por lo menos, 20 testigos que no hicieron nada para impedirlo.

Editorial

00:00 / 17 de octubre de 2014

La Ley 348, Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, promulgada el 8 de marzo de 2013, parecía a la deriva debido a la imposibilidad de su implementación, más cuando el martes ocurrió en pleno centro de Trinidad, Beni, uno de los feminicidios más brutales de esta gestión, cuando un joven de 22 años asesinó con 10 puñaladas a su pareja de 21. Si bien los hechos de este tipo se caracterizan por la rudeza acentuada, el citado tiene la particularidad de haber sido perpetrado ante, por lo menos, 20 testigos que no hicieron nada para impedirlo.

El mismo día, horas antes, el presidente Evo Morales promulgó el Decreto Supremo 2145 del Reglamento de la Ley 348, que se espera sea el mecanismo que impulse el cumplimiento de esta norma de carácter preventivo, amparo y sanción de hechos de este tipo. Es precisamente este sentido el que debe ser acentuado por las autoridades e instituciones que tienen que ver con la temática de violencia hacia la mujer, pues la falta de este reglamento era el pretexto invocado por abogados defensores y jueces para no concluir procesos en contra de feminicidas, lo que deja con un muy reducido saldo de causas con sentencia.

Según un informe del Periódico Digital Pieb, entre enero y septiembre de 2014  en el país fueron asesinadas 157 mujeres, 32 muertes más que las ocurridas el año pasado en un lapso similar; esto representa 20% más de feminicidios que en la gestión 2013. El mismo informe señala que de los 157 asesinatos, 93 corresponden a la tipificación de feminicidio, 62 a inseguridad ciudadana y dos a homicidio-suicidio en Cochabamba y Santa Cruz. Esta última caracterización significa que las dos mujeres “fueron instigadas a quitarse la vida para terminar con las agresiones de sus parejas”.

En cuanto a la distribución territorial de los crímenes contra mujeres se tiene que en el departamento de La Paz ocurrieron 29, en Cochabamba 22, en Santa Cruz 15, en Oruro 8, en Potosí 7, en Chuquisaca 6, en Tarija 3, en Pando 2 y en Beni uno. En estos datos también llama la atención que el 62,37% de los feminicidios son del tipo íntimo o conyugal, lo que se refiere a mujeres que murieron a manos de sus esposos, exesposos, novios, exnovios, concubinos, exconcubinos familiares y conocidos; 21,51% corresponde a la forma de feminicidio sexual; 9,68% al feminicidio infantil; 5,38% al familiar y 1.08% al feminicidio por ocupación estigmatizada.

En cuanto a esta normativa, otros factores que deben ser tomados muy en cuenta para que la Ley 348 y su Reglamento tengan éxito y la situación de violencia contra el sexo femenino sea erradicada son la sanción por la vía administrativa para la publicación y difusión de mensajes e imágenes sexistas, debido a que se trata de violencia mediática establecida en el Decreto 2145 puesto que cosifica a la mujer.

La misma disposición determina el establecimiento de casas de acogida, pues se autoriza a las gobernaciones utilizar el 30% de los recursos asignados para seguridad ciudadana y que provienen del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (idh). Además de la instalación de las casas que alojarán a mujeres y sus dependientes en casos de que sean víctimas de violencia, los montos también deben reforzar y afianzar a la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (felcv). Así, es de esperar que la norma ande segura.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia