La Gaceta Jurídica

Reglamentos y universidad privada

…queda pendiente, por ejemplo, el desarrollo de mecanismos de formación que tengan que ver con el mayor aprovechamiento de las tecnologías actuales para la educación con aulas virtuales o las opciones que pueden promover también las universidades privadas para la especialización mediante enlace y sinergias…

Editorial

00:00 / 29 de agosto de 2014

Con la aprobación de diez reglamentos para la universidad privada, esta semana se dio un paso importante en lo que se refiere a una parte de los servicios de educación que funcionan en el país. De esta forma, los estudiantes que utilizan este tipo de formación profesional tendrán mayores ventajas, además de acceder a otros beneficios que apoyarán su aprendizaje y garantizarán su ingreso pronto a la vida laboral.

Como antecedente, el 12 de diciembre de 2012 fue aprobado el Reglamento General de Universidades Privadas, que en su artículo 16 establece que cada universidad deberá otorgar becas de estudio en el 10 por ciento de su población matriculada cada año. Según explicación del viceministro de Educación Superior, Jiovanny Samanamud, esto significa que, por ejemplo, de 500 estudiantes inscritos, la institución educativa deberá conceder 50 becas a alumnos nuevos.

Lo que también es notable en esta disposición es que la mitad de las becas será distribuida bajo tuición del Ministerio de Educación, lo que deberá representar una oportunidad mayor para estudiantes destacados que viven en lugares alejados del territorio del Estado o para quienes tienen recursos económicos limitados. En este sentido, si bien las universidades decidirán las formas en que entregarán las becas que les corresponde según el reglamento –seguramente cuidando su calidad académica–, la participación del ministerio es valiosa en el otro porcentaje para incidir en espacios a los que las instituciones educativas no podrán acceder por distancias o falta de información sobre rendimiento individual de muchos y muchas jóvenes.

Mientras que, con todo derecho, las universidades asumirán acciones como convenios para conferir becas con colegios u otro tipo de instituciones en el porcentaje que les corresponde, el ministerio del área también tendrá una tarea para supervisar la efectividad de esta valiosa prestación, que, según han afirmado representantes de la Asociación Nacional de Universidades Privadas (anup), ya se cumple con los mecanismos adoptados dentro de los objetivos de los programas de Responsabilidad Social Empresarial (rse) de estas casas de estudios superiores.

Otro elemento para destacar en este reglamento es el referido a buscar un marco homogéneo de formación en las modalidades presencial, semipresencial, a distancia y virtual, pues hasta el momento el trabajo de cada institución varía considerablemente del resto de sus similares. Lo que busca el reglamento es que estas variedades de educación superior tengan calidades y características similares para que los nuevos profesionales obtengan conocimientos sin desventajas frente a otros que estudiaron en otra universidad.

Si bien estas entidades privadas tienen una visión diferente a la de las estatales, su misión es similar, por lo que la coordinación de éstas con la cartera de Educación puede dar frutos valiosos, tomando en cuenta que todavía queda pendiente, por ejemplo, el desarrollo de mecanismos de formación que tengan que ver con el mayor aprovechamiento de las tecnologías actuales para la educación con aulas virtuales o las opciones que pueden promover también las universidades privadas para la especialización mediante enlace y sinergias con instituciones internacionales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia