La Gaceta Jurídica

Regular la buena alimentación

…es contradictorio que en un país con tanta riqueza en alimentos se tenga que comer de esa manera inadecuada y no exista una política apropiada y normas para regular una buena alimentación.

La Gazeta Jurídica

00:00 / 19 de noviembre de 2013

La mala alimentación es uno de los factores de riesgo contra la salud más crecientes en el país, sin embargo, las campañas de sensibilización y concienciación, desarrolladas por instituciones de salud y medioambientales no han tenido éxito en las poblaciones estudiantiles; como consecuencia, son evidentes lo niveles de enfermedades relacionadas con estos hábitos errados.

En este espectro se debe recalcar la falta de conocimiento de los padres de familia, la ausencia de reflexión de los jóvenes y la carencia de escrúpulos de comerciantes dentro y fuera de los establecimientos escolares y en los centros de expendio de la comida llamada chatarra. Al respecto, después de que en varios países se ha tomado medidas para regular ese tipo de refrigerio, en Bolivia el Ministerio de Salud, a través del programa de enfermedades no transmisibles, se encuentra desarrollando propuestas de normativa para controlar la venta de comida no saludable, la cual ha proliferado de manera extrema.

Entre las medidas que se tomarían para evitar mayores problemas de salud por este riesgo se encuentra la instalación de kioscos ecológicos en los centros educativos en coordinación con el Ministerio de Salud y la Unidad de Alimentos y Nutrición de Salud. Las intenciones para esta labor se remiten a 2006, con la conformación del Comité Nacional de Alimentación y Nutrición (Conan), encargado de elaborar políticas que todavía no son conocidas o evidenciadas para ser aplicadas.

Asimismo, en 2011 el Ministerio de Educación propuso mediante reglamentación regular la venta de “comida chatarra” a más de 100 metros de las unidades educativas fiscales y particulares, lo que quedó en status quo debido a rechazos de los comerciantes de estos artículos que incluyen los azucarados y los de elevadas calorías y grasas. Del mismo modo, en el municipio de Santa Cruz desde 2012 se avanzó sobre una medida que verifica un alista de productos comestibles que pueden y no ser vendidos dentro y fuera de los edificios escolares.

De todos modos, aparte de la constancia de si estas medidas tiene aplicación relativa o ninguna, lo evidente es que en los centros educativos no existen intenciones de los mismos educadores, directores, padres de familia y estudiantes de revertir esta situación, lo cual deriva, por ejemplo, en datos como que por lo menos 50.000 niños y adolescentes en el país tienen diabetes, lo que corresponde al 10 por ciento del total de personas con esta enfermedad en el territorio. Esto equivale a decir que de cada 10 habitantes, uno tiene este mal crónico. Las causas fundamentales para este problema son el consumo de comida rápida, salada y dulce y la falta de actividad física.

La comida señalada como inadecuada es la que contiene grasa, carbohidratos (fideos, panes, arroz), azúcar (gaseosas y dulces) y sal, que en formas de pizzas, salchipapas, pollos broaster o hamburguesas es vendida incluso dentro de los colegios. Los argumentos para ello son muchos, como el que es barata, sin embargo, en cuestión de frutas pueden encontrarse precios similares y hasta más bajos; por otra parte, es contradictorio que en un país con tanta riqueza en alimentos se tenga que comer de esa manera inadecuada y no exista una política apropiada y normas para regular una buena alimentación.       

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia