La Gaceta Jurídica

“Repoblamiento” de especies

Esta liberación no soluciona el problema del peligro de extinción y el desequilibrio de los ecosistemas, es para destacar el trabajo realizado por el programa de repoblamiento, con la participación de la Gobernación de Pando y otras instancias estatales, lo cual exige la continuación de este tipo de actividades y responde responsablemente a la CPE…

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 19 de junio de 2012

Hace algunos días que el presidente Evo Morales liberó en el río Tahuamanu de Pando a más de 10.000 tortugas bebé que fueron parte de un programa de “repoblamiento” de dos especies específicas del grupo de los quelonios, que responden a los nombres científicos de Podocnemis Unífilis y Podocnemis Expansa (peta del río). Según los informes técnicos, la primera, también conocida como peta de agua, puede pesar hasta 12 kilos, con la característica de que las hembras adultas tienen un tamaño mayor a los machos. Mientras tanto, la segunda es la más grande de Bolivia, con caparazón que alcanza de 50 a 90 centímetros de largo y un peso total del animal de entre 15 y 60 kilos.

Éstas se encuentran en peligro de extinción debido a varios factores, la cacería indiscriminada para alimento y la explotación de los huevos que depositan en las arenas de las playas de los ríos, también la captura para comercializarlas como mascotas y la venta al interior y exterior del país, de modo que pierden la vida apenas al iniciar viaje rumbo a su encierro o, en caso de que sobreviven a esta etapa, mueren posteriormente en cautiverio debido al desconocimiento de su alimentación, los climas que no les corresponden y hasta problemas sicológicos provocados por el encierro y la soledad.

Si bien esta liberación no soluciona de por sí el problema del peligro de extinción y el consiguiente desequilibrio de los ecosistemas, es para destacar el trabajo realizado por el programa de repoblamiento de esas especies, con la participación de la Gobernación de Pando y otras instancias estatales, lo cual exige la continuación de este tipo de actividades y responde responsablemente a la Constitución Política del Estado, que en su artículo 381. I. señala que “son patrimonio natural las especies nativas de origen animal y vegetal. El Estado establecerá las medidas necesarias para su conservación, aprovechamiento y desarrollo”, en relación directa al artículo 383 que dice: “El Estado establecerá medidas de restricción parcial o total, temporal o permanente, sobre los usos extractivos de los recursos de la biodiversidad. Las medidas estarán orientadas a las necesidades de preservación, conservación, recuperación y restauración de la biodiversidad en riesgo de extinción. Se sancionará penalmente la tenencia, manejo y tráfico ilegal de especies de la biodiversidad”, acápite que lastimosamente sufre de incumplimiento en diferentes grados.

Por otra parte, es fundamental incidir en las palabras del primer mandatario quien señaló que este repoblamiento “es “un gran aporte para conservar la vida, para conservar el planeta y un aporte para el río”, complementando con el hecho de que, por ejemplo, estas tortugas y otros seres que conforman la diversidad ecológica de la Amazonía serán las primeras en morir con la vulneración de las leyes de protección de territorios y la implementación inadecuada de planes y proyectos en regiones frágiles. En este sentido, la fragmentación de regiones y zonas de continuidad ecológica con caminos y represas son una amenaza mayor que la que se pretende paliar con programas particulares y aislados. Este acatamiento del artículo constitucional 383 para la preservación y recuperación debe ser concordante con otras determinaciones de nuestro ordenamiento legal vigente y en planificación.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia