La Gaceta Jurídica

Requisitos básicos de la aprehensión policial

Es un hecho que en los últimos días la inseguridad ciudadana se ha convertido en un tema de discusión en el cual está inmersa la sociedad debatiendo cómo eliminarla o, por lo menos, contenerla. No olvidemos que la inseguridad ciudadana genera, esencialmente, dos reacciones en la población.

La Policía debe profundizar la transición para la seguridad ciudadana y capacitarse en la norma jurídica.

La Policía debe profundizar la transición para la seguridad ciudadana y capacitarse en la norma jurídica. Foto: adolfomendozasenador.blogspot.com

La Gaceta Jurídica / Pablo César Claros Arce

00:00 / 03 de abril de 2012

Estas reacciones son:

-Temor a desenvolverse libremente por la probabilidad de ser víctima de un hecho punible de manera imprevista y que casi nunca se resolverá.

-Falta de credibilidad en la Policía (que cumple una función de servicio público y cuyo objeto es la aprehensión de los presuntos responsables), lo cual genera que se haga  justicia por mano propia al aprehender al presunto responsable en base al linchamiento.

Hace unas semanas salió una publicación en el matutino La Razón donde se indicaba que el 85 por ciento de la población, por desconfianza hacia la institución policial, no interpone denuncia alguna.

¿Juicios orales? Apenas un 2 por ciento de los casos acaba en un contradictorio, según se informa.

Por otro lado, muchos delincuentes capturados in fraganti por particulares, al ser muertos por la muchedumbre, no son procesados como dicta la Ley penal, “entregando” a la Policía tan solo su cadáver.

Al respecto, debiera obligatoriamente cumplirse con la normativa relacionada con este tema, la cual se desarrolla brevemente a continuación.

Normativa aplicable

-En el Procedimiento Penal se incluye el artículo 229, titulado Aprehensión por Particulares, que a grandes rasgos estipula que los particulares en casos de flagrancia están facultados para practicar la aprehensión, debiendo entregar al aprehendido a la Policía, Fiscalía o autoridad más cercana.

-En la normativa civil se destaca la Prohibición de la Justicia Directa, es decir, en el artículo 1282 del Código Civil señala principalmente que nadie puede hacerse justicia por sí mismo sin incurrir en las sanciones que la ley establece, salvo los actos de legítima defensa (…).

Como puede verse, existen normas que prohíben la justicia por mano propia, así como ciertos actos que los particulares deberán cumplir so pena de verse imputados formalmente por la comisión de un hecho punible.

Ahora bien, sea que un policía o un particular capture a un presunto responsable de un hecho penado por ley, deben estar vigentes ciertos principios para el primero y requisitos para este último que deberán cumplirse obligatoriamente.

Por parte del particular, éste deberá entregar a la brevedad posible al presunto responsable que acaba de aprehender a la Policía y no lincharlo o quemarle sus bienes, lo cual constituye un acto ilícito, independientemente de que el aprehendido sea responsable o no de un delito, violándosele, en consecuencia, el derecho a la vida e integridad personal y la presunción de inocencia, incluida en el artículo 6 del Procedimiento Penal, que indica, resumidamente, que todo imputado será considerado inocente y tratado como tal en todo momento, mientras no se declare su culpabilidad en sentencia ejecutoriada.

Por parte del funcionario encargado de hacer cumplir la Ley, la situación se vuelve más complicada y aquí me sumerjo en lo que a continuación se detalla.

Artículo 296 del Código de Procedimiento Penal

A grandes rasgos, se indica en este artículo que la Policía:

No debe hacer uso de la fuerza a no ser que sea estrictamente necesario; no debe utilizar armas excepto en caso de fuga y cuando haya resistencia; no tolerará ningún acto de tortura u otros tratos crueles, inhumanos a degradantes; no permitirá que los detenidos sean presentados a ningún medio de comunicación social sin su expreso consentimiento; deberá identificarse a través de su credencial en el momento de la aprehensión como autoridad policial; deberá informar a la persona el motivo de la aprehensión; comunicará la detención y el establecimiento al que será conducido a los parientes y, consignará en un registro inalterable el lugar, día y hora de la detención.

Cabe señalar que la inobservancia de cualquiera de estos principios básicos de actuación acarrea responsabilidad administrativa y penal al funcionario.

Es abogado dedicado al estudio del Derecho Penal, Constitucional y Derechos Humanos. [email protected]

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia