La Gaceta Jurídica

Responsabilidad de los conciliadores

…es de lamentar que no se pueda confiar ni siquiera en oficinistas nuevos, lo que pone en tela de juicio la formación moral de algunos de estos profesionales, no otra cosa puede significar que no se cumpla lo que estipula la norma…

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 13 de marzo de 2016

Con la puesta en vigor del nuevo  Código Procesal Civil (cpc) y el Código de las Familias, el 10 de febrero último, los juzgados del país han entrado en una nueva dinámica y, a un mes de la vigencia plena de esos instrumentos jurídicos, todavía se encuentran en proceso de adecuación e instalación de acuerdo a las circunstancias y, en especial, a las condiciones de infraestructura con las que se cuenta.

A pocos días de la fecha señalada, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (tsj), Pastor Mamani, hizo conocer su preocupación porque la aplicación de la oralidad y la nueva organización de los juzgados tenían como principal problema las instalaciones insuficientes, de manera particular en los espacios que permitan el desarrollo de los juicios orales.

En cuanto a la organización de los mecanismos determinados por las flamantes leyes para la ventilación de casos en las materias civil y familiar, se tiene la inclusión del modelo de los “conciliadores”, que son profesionales con la misión de acercar a las partes a una solución amigable en los conflictos. Estos, no necesariamente son abogados, pero deben contar con la capacidad para que los diferendos no lleguen a una demanda que deba ser resuelta en un juicio oral.

Precisamente, este grupo de servidores judiciales es el que ha merecido mayor observación de todo lado debido a que sus miembros desempeñan una función novedosa dentro de este perímetro del sistema de justicia. De esta manera, ha sido fácil que los medios de comunicación y las personas que deben ser atendidas se percaten de fallas en su desempeño y la primera ha sido la ausencia de los conciliadores en sus puestos de trabajo, denunciada por el matutino La Razón en la jurisdicción de La Paz, por lo que el Consejo de la Magistratura, a través de su delegado distrital, Rolando Canedo, anunció la instalación de un sistema de control biométrico en los juzgados de Materia Civil.

Si bien el control será importante para que los conciliadores cumplan un horario y permanezcan en sus oficinas aunque no tengan trabajo, como indica la norma, llama la atención que la irresponsabilidad de algunos de estos funcionarios sea palpable a pocas semanas del estreno de sus labores. Asimismo, se debe tomar en cuenta que el sistema biométrico podrá registrar la entrada y salida de estos funcionarios, pero no su permanencia en la oficina, lo que podría no garantizar un desempeño adecuado de funciones.

Por este motivo, es de lamentar que no se pueda confiar ni siquiera en oficinistas nuevos, lo que pone en tela de juicio la formación moral de algunos de estos profesionales, no otra cosa puede significar que no se cumpla lo que estipula la norma, que debe ser acatada, en primer término, por los personeros del sistema judicial.

En todo caso, y en la perspectiva de que se podría evitar la instalación de cámaras u otros sistemas de vigilancia, lo que queda a las autoridades superiores de esta esfera de servicio público –la contenciosa– es apelar a la conciencia de su personal para que situaciones de este tipo no vuelvan a ocurrir, además, si la reflexión y responsabilidad no logran resultados, se tendrá que poner en práctica las sanciones establecidas para los trabajadores del sistema de justicia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia