La Gaceta Jurídica

Responsabilidad social

…esto se ha condicionado a una relación directa con la comunidad donde se cumple funciones, lo cual se ha transformado en una especie de publicidad con apelo a la sensibilidad, forjando posiciones de rechazo, de compartimiento pleno y, otras veces, de niveles de prebendalismo.

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 18 de junio de 2013

De acuerdo a definiciones básicas de textos y en internet, la responsabilidad social empresarial (rse) o la responsabilidad social corporativa (rsc) es la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas o instituciones. Esto se aplica especialmente con el objetivo de mejorar la situación competitiva y valorativa y su valor añadido.

La rse también se refiere a las obligaciones que las empresas deben cumplir por el hecho de realizar su actividad. Además, si no cumple la legislación de referencia para su rubro, es inadmisible que una entidad asegure que está actuando con rse. Así, los antecedentes de este tipo de actividad se remontan al siglo xix, con varios tipos de acción como el cooperativismo y el asociacionismo que trataban de “conciliar eficacia empresarial con principios sociales de democracia, autoayuda, apoyo a la comunidad y justicia distributiva”

En la actualidad, esto se entiende como “una forma de gestión que se define por la relación ética de la empresa con los accionistas, y por el establecimiento de metas empresariales compatibles con el respeto a la diversidad y promoción de la reducción de las desigualdades sociales” (Instituto Ethos de Empresa y Responsabilidad Social, Brasil). En otras palabras es el interés que tienen los ejecutivos para lograr apreciaciones positivas hacia sus actividades por parte de los clientes, personas que ven el proceso o el mismo Estado encargado de aplicar la normativa que deben cumplir. 

Para aclarar, “la Responsabilidad Social Empresarial es el compromiso consciente y congruente de cumplir integralmente con la finalidad de la empresa tanto en lo interno, como en lo externo, considerando las expectativas de todos sus participantes en lo económico, social o humano y ambiental, demostrando el respeto por los valores éticos, la gente, las comunidades y el medio ambiente y para la construcción del bien común” (Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi)).

Si bien esto tiene que ver con la ética de la institución, las responsabilidades principales son servir a la sociedad con productos útiles y en condiciones justas, crear riqueza de la manera más eficaz posible, respetar los derechos humanos con unas condiciones de trabajo dignas que favorezcan la seguridad y salud laboral y el desarrollo humano y profesional de los trabajadores. Pero esto se ha condicionado a una relación directa con la comunidad donde se cumple funciones, lo cual se ha transformado en una especie de publicidad con apelo a la sensibilidad, forjando posiciones de rechazo, de compartimiento pleno y, otras veces, de niveles de prebendalismo.   

Hoy el tema ha vuelto a la palestra debido a que la Ley de Servicios Financieros obligará a las entidades financieras a invertir parte de sus utilidades en programas de rse, como una especie de “devolución” a la sociedad de un porcentaje de sus ganancias. Para esto se cuenta con datos de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi), que señalan que estas entidades incrementaron ingresos de 80,3 millones de dólares, en 2006, a 221,8 millones, en 2012, por lo que mediante la normativa deberán ejecutar obras de “comprobado” impacto social. En este caso, la reglamentación deberá ser clara, pues las argumentaciones señalan a los servicios per se, sin embargo, es necesario hacer entendible lo de “comprobado” impacto social.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia