La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica

Rusia y la expresión

…“prisionero de conciencia”, definido como “cualquier persona a la que se le impide físicamente (por prisión u otras causas) expresar (en cualquier forma de palabras o símbolos) cualquier opinión que mantiene honestamente y que no defiende ni justifica la violencia personal”.

La Gaceta Jurídica

00:00 / 10 de agosto de 2012

Afines de julio, en una entrevista para El Mundo de España, el político ruso Ilya Ponomarev, miembro de la Duma de su país y presidente del Comité de Alta Tecnología de la Cámara legislativa, señaló que “no es que la libertad de expresión esté en peligro en Rusia, es que directamente (allí) no hay libertad de expresión”. Esta afirmación parece corroborarse con la mantención de un juicio de varios meses contra tres mujeres miembros de un conjunto musical que se atrevió a criticar en febrero último al candidato Vladimir Putin, hoy presidente de ese país.

Según los reportes de prensa, el 21 de ese mes, días antes de las elecciones en ese país europeo, cinco integrantes del grupo Pussy Riot se instalaron en una zona restringida del altar de la Catedral de Cristo Redentor, el principal templo ortodoxo ruso, donde interpretaron una canción que pedía “Virgen María, Madre de Dios, líbranos de Putin”, además que señalaba al patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Kiril, de creer en el presidente de Rusia y no en Dios. Luego de la detención que ya lleva más de cinco meses, las activistas fueron acusadas de “vandalismo” y de incitación al odio religioso, de acuerdo con lo indicado por el fiscal Alexandre Nikiforov ante el tribunal Jamovnicheski de Moscú.

Además, al referirse a esta expresión artístico-política, ese fiscal dijo que “el delito es grave y la fiscalía considera que su corrección sólo es posible en condiciones de aislamiento de la sociedad y el castigo necesario debe ser una verdadera privación de su libertad”, mientras tanto, varias organizaciones internacionales y artistas reclamaron por la libertad de expresión y demostraron su solidaridad con las mujeres que con su acción fueron “parte de las muchas manifestaciones públicas que se han realizado en contra de la reelección de Putin y que igualmente acusan al gobierno ruso de intolerancia y represión”, indicaron los informes.

Por otra parte, Amnistía Internacional (ai) calificó a las acusadas como “prisioneras de conciencia”, categoría que el 28 de mayo de 1961 fue definida por esta institución como “Cualquier persona a la que se le impide físicamente (por prisión u otras causas) expresar (en cualquier forma de palabras o símbolos) cualquier opinión que mantiene honestamente y que no defiende ni justifica la violencia personal”. Sin embargo, para los fiscales que piden tres años de cárcel para las detenidas, el grupo “insultó (con su protesta) de una forma sacrílega los fundamentos ancestrales de la Iglesia Ortodoxa Rusa”.

De su lado, durante las audiencias en los tribunales, las acusadas se disculparon con la Iglesia Ortodoxa si ésta se sintió ofendida, pero advirtieron que “hubo una orden política” para castigar a las Pussy por haber cometido la osadía de cantar en la catedral de Cristo Salvador de Moscú una “oración punk que pedía a la Santa Virgen que las librara de una reelección de Putin”. Además, una de ellas indicó que el juicio actual es en realidad “el juicio a todo el sistema político”.

De hecho, pese al triunfo de Putin en las últimas elecciones, la sanción esperada por la élite política rusa para las cancionistas parece perseguir una advertencia para otras expresiones similares, de este modo se confirma una tendencia permanente y otra naciente en varias regiones del mundo de penalización de la protesta y violación de la libertad de expresión.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia