La Gaceta Jurídica

Secretos y víctimas de compañías offshore

Creadas por Mossack Fonseca

eluniverso.com

00:00 / 15 de mayo de 2016

El padre de Nick Kgopa murió cuando Nick tenía 14 años. Los compañeros de trabajo de su padre en una mina de oro en el norte de Sudáfrica dijeron que el padre de Nick había muerto por exposición a químicos.

Nick, su madre y su hermano menor, quien es sordo, sobrevivieron gracias a cheques mensuales de un fondo para viudas y huérfanos de trabajadores mineros. Pero, un día, los pagos cesaron.

Su familia fue una de muchas que perdieron sus pagos a causa de un fraude de inversión de 60 millones de dólares llevado a cabo por hombres de negocio sudafricanos. Los fiscales alegaron que un grupo de individuos conectados a una compañía de manejo de bienes, Fidentia, había conspirado para robar millones de dólares de fondos de inversión, incluyendo el fondo de beneficios por muerte de los mineros que mantenía a unas 46.000 viudas y huérfanos.

Los fraudes

Los documentos filtrados de Mossack Fonseca muestran que al menos dos de los hombres involucrados en el fraude emplearon a la firma con base en Panamá para crear compañías offshore y que Mossack Fonseca estuvo dispuesta a ayudar a uno de los estafadores a proteger su dinero incluso luego de que las autoridades lo vincularan públicamente con el escándalo.

Estafadores que hacen piramidaciones de capital y otros embaucadores que roban grandes sumas frecuentemente utilizan estructuras offshore para llevar a cabo sus operaciones y esconder las ganancias. El caso Fidentia no es el único fraude de escala mayor que aparece en los archivos de los clientes de Mossack Fonseca.

En Indonesia, por ejemplo, pequeños inversionistas aseguraron que una compañía incorporada por Mossack Fonseca en las Islas Vírgenes Británicas fue utilizada para estafar a 3.500 personas por, al menos, 150 millones de dólares.

“De verdad necesitamos ese dinero para pagar la educación de nuestro hijo en abril”, escribió un inversionista indonesio a Mossack Fonseca en abril de 2007, luego de que los pagos cesaron.

Caso Fidentia

En el caso Fidentia, los registros de Mossack Fonseca muestran que uno de los hombres posteriormente encarcelados en Sudáfrica por su participación en el fraude, Graham Maddock, pagó a Mossack Fonseca 59.000 dólares en 2005 y 2006 para establecer dos series de compañías en paraísos fiscales, incluyendo una llamada Fidentia North America.

Los registros de la firma aseguraron que le dieron lo que llaman “el servicio vip (iniciales en inglés de ‘persona muy importante’)”.

Mossack Fonseca también creó estructuras offshore para Steven Goodwin, un hombre que, según fiscales dijeron luego, tuvo un “rol instrumental” en la estafa de Fidentia. Cuando el escándalo se hizo público en 2007, Goodwin voló a Australia y luego a Estados Unidos, donde un abogado de Mossack Fonseca se encontró con él en un hotel de lujo en Manhattan para discutir sus propiedades offshore, indican los registros internos de la firma.

El empleado de la sociedad escribió luego que él y Goodwin “hablamos en profundidad” sobre el escándalo de Fidentia y que él había “convencido a Goodwin de proteger mejor” los bienes de su compañía offshore pasándolos a una tercera.

En su memo, el empleado de la firma dijo a sus colegas que Goodwin no estaba involucrado en el escándalo “de forma alguna”, que era solo “una víctima de las circunstancias”. En abril de 2008, el fbi arrestó a Goodwin en Los Ángeles y lo envió de vuelta a Sudáfrica, donde se declaró culpable de fraude y lavado de dinero.

Fue sentenciado a diez años en prisión.

Un  mes  después  de  la  sentencia  de Goodwin, un empleado de Mossack Fonseca sugirió un plan para frenar a los fiscales sudafricanos que debían empezar a indagar en los bienes vinculados a la compañía offshore de Goodwin, Hamlyn Property llp, establecida para comprar bienes raíces en Sudáfrica.

El empleado propuso que un contador “prepare” auditorías para 2006 y 2007 “para tratar de prevenir que el fiscal tome acciones contra las entidades tras Hamlyn”. Puso “prepare” entre comillas en su correo electrónico. No está claro si la propuesta fue adoptada.

Mossack Fonseca no respondió a preguntas de icij (iniciales en inglés de Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, entidad que hizo conocer los “papeles de Panamá”) sobre su relación con Goodwin.

Un representante de Goodwin dijo a icij que este “no tenía absolutamente nada” que ver con el colapso de Fidentia “o cualquier cosa directa o indirectamente relacionada con las 46.000 viudas y huérfanos”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia