La Gaceta Jurídica

Secuelas del Fondioc

…es de lamentar que las administraciones de estas entidades hayan incurrido en algo que fue constante en entidades como las corporaciones regionales. Este hecho debe ser esclarecido judicialmente, además servirá para retrotraer a la memoria casos ocurridos en los últimos 60 años, de los que el Estado aún es víctima.

Editorial

00:00 / 06 de septiembre de 2015

Conocidas desde febrero, las irregularidades en el Fondo de Desarrollo Indígena Originario Campesino (Fondioc) llevaron a que el Gobierno intervenga por seis meses la institución, pues una revelación de la Contraloría General del Estado había señalado anomalías en 153 proyectos, con un fraude de, al menos, 71 millones de bolivianos. El informe inicial señalaba que las obras observadas no estaban concluidas o, lo que es peor, no existían.

En este panorama, la intervención trabajó hasta presentar la última semana de agosto un informe en que se confirmaba perjuicios al erario nacional. Al respecto, los resultados presentados por la interventora Lariza Fuentes revelaron 30 proyectos fantasma, con un daño económico de 14,5 millones de bolivianos, además de que otros inconclusos podrían elevar el monto defraudado a más de 102.000 bolivianos, lo que significaría casi 15 millones de dólares.

En cuanto a las acciones para remediar la presunta corrupción, inicialmente se habría dado paso a 56 acciones judiciales contra, por lo menos, 90 sindicados entre dirigentes indígenas y campesinos responsables de las obras. Este desenlace llevó a que el último día del mes la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo, renuncie a su cargo debido a que fue involucrada por exdirigentes. En su reemplazo, el primer día de septiembre fue posesionado el exgobernador de La Paz, César Cocarico.

Mientras la primera había salido asegurando su inocencia con la intención de defenderse desde fuera de la cartera de Estado y con la ratificación de confianza por parte del presidente Morales, el segundo asumió el puesto con la intención de continuar las investigaciones y de esclarecer las irregularidades en ese fondo, pues “no podemos repetir vicios de antaño”, según declaró Cocarico al mismo tiempo de compartir la posición de “cero tolerancia a la corrupción”.

En este caso de irregularidades, también se debe tomar en cuenta que, como consecuencia, el primer mandatario decidió la creación de una nueva instancia con similares funciones al Fondioc, un nuevo Fondo Indígena que ahora tendrá presencia del Estado en su organigrama para que no se repita la falta de control en los proyectos y la institución sea tranparente, pues, según dijo el mandatario, “esta forma de manejar proyectos sin control, sin ningún equilibrio de inversión por municipio, sin tomar en cuenta los problemas, donde hay otros sectores en el que existe mucha pobreza o donde hay que fortalecer la parte productiva, lo estamos cambiando ahora”; asimismo, señaló que se evitará el “cuoteo”, por eso eligió personalmente como director ejecutivo del Fondo de Desarrollo Indígena al exsenador Eugenio Rojas.

En conclusión, si bien los cambios que se han producido como secuela de las irregularidades mencionadas vienen anunciados de mejoras y de continuación de las investigaciones para remediar los daños el Estado, es de lamentar que las administraciones de estas entidades hayan incurrido en algo que fue constante en tiempos anteriores en entidades como las corporaciones regionales de desarrollo y otras que tenían es sus manos programas destinados al progreso. Este hecho debe ser esclarecido judicialmente, además servirá para retrotraer a la memoria casos similares ocurridos en los últimos 60 años, de los que el Estado aún es víctima.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia