La Gaceta Jurídica

Sentencia aplaudida

…en el país todavía es muy reducido el número de causas por violación, feminicidio o violencia de género que terminan en sentencia, pues una gran mayoría queda en la impunidad debido a factores como el retiro de las denuncias en los estrados judiciales…

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 23 de agosto de 2013

Esta semana la justicia cumplió con un acto de dimensiones dignas de aplauso cuando el Tribunal de Sentencia de la ciudad de Tupiza condenó a 23 años de cárcel al exdiputado suplente del Movimiento Al Socialismo (mas) Justino Leaño Quispe, como sanción por los abusos sexuales que éste cometió contra su hija durante nada menos que cinco años, desde que ésta apenas tenía ocho. El fallo del juez señala que el exasambleísta debe cumplir sentencia en el penal potosino de Cantumarka.

El proceso de enjuiciamiento se inició el 16 de agosto de 2012, cuando el Ministerio Público de Potosí recibió la denuncia de parte del dirigente político Amílcar Barral, quien presentó una querella contra el ahora sentenciado. Posteriormente, luego de casi ocho meses de investigación, en abril último la Cámara de Diputados determinó alejar a Leaño de esa instancia legislativa.

La decisión del tribunal fue saludada por miembros de la Asamblea Legislativa Plurinacional (alp) y por representaciones de la ciudadanía, debido a que el caso podía haber quedado en la nada como sucede con muchos de esta índole. A partir de esta decisión, el delito de violación establecido en el artículo 308 bis del Código de Procedimiento Penal tendrá un antecedente que debe replicarse permanentemente hasta que dejen de existir estos atropellos a los derechos humanos.

Asimismo, la sentencia es una advertencia para otros personajes que a partir de figuras machistas encaramadas en ámbitos de poder familiar, económico, político o institucional no se sientan seguros de quedar impunes cuando atenten contra los derechos humanos, especialmente de mujeres, niños y niñas, al cometer violaciones sexuales, violencia de género, feminicidios, acosos y otros delitos que ahora se encuentran tipificados no sólo en los códigos Penal y del Niño, Niña y Adolescente (de pronta reforma) sino en otras normas recientes como la Ley contra el Racismo y toda forma de Discriminación (Ley 045) o, más específicamente, en la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia, promulgada el 9 de marzo de 2013.

Sin embargo, en el tema es necesario recordar que en el país todavía es muy reducido el número de causas por violación, feminicidio o violencia de género que terminan en sentencia, pues una gran mayoría queda en la impunidad debido a factores como el retiro de las denuncias en los estrados judiciales como resultado de acuerdos entre partes, situaciones que terminan en arreglos económicos o en el silencio de los y las denunciantes por amenazas o amedrentamientos de parte de los “presuntos” culpables.

Por otra parte, es también preocupante que muchos de los casos referidos a estos delitos no son conocidos públicamente y menos en los tribunales, pues no se entablan denuncias por variables referidas a la “vergüenza”, la protección a los culpables porque éstos normalmente son miembros de la familia inmediata o conocidos cercanos, la falsa moral de “preservar” al entorno familiar de un escándalo o el miedo a los abusadores, entre otros. Además, también es común el temor por la dependencia económica de la víctima o de su padre o madre, como ocurrió con la cónyuge del exdiputado, cuyo silencio es más que nada una forma de encubrimiento y complicidad que debiera ser considerada como falta o delito en las cortes.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia