La Gaceta Jurídica

Solución de límites

De lo que se trata es que el desorden y confusión que existe en la división política nacional sea superado, aunque esto seguramente llevará varios años y tendrá más de un altercado fuerte.

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 30 de julio de 2013

El 1 de agosto entrará en vigencia la Ley 339 de Delimitación de Unidades Territoriales, que fue promulgada el 31 de enero de este año y que reemplazará a otra norma del 20 de enero de 2000, que es la Ley 2150 de Unidades Político Administrativas, cuyo objetivo principal era la definición de la delimitación de tierras.

El anuncio confirmado por funcionarios del Ejecutivo es alentador, pues en el país continúan los conflictos de límites y es obvio que con la ley anterior no se ha avanzado mucho en esta temática, que en algunos casos de jurisdicciones municipales ha cobrado ribetes de violencia. 

Según La Razón, la ministra de Autonomías, Claudia Peña, informó que de los 339 municipios del país en 236 se vislumbran posibles conflictos, que 73 de ellos son latentes y que sólo 30 tienen demarcaciones definidas. En cuanto a la atención de estos temas, se sabe que en el Ministerio de Autonomías permanecen 18 procesos administrativos y en los gobiernos departamentales se tramitan 118. Lo que también llama la atención es que el 83 por ciento de estos desacuerdos está localizado en región andina del territorio, es decir, La Paz, Oruro, Cochabamba y Potosí.

Con la nueva Ley se rescata el método de la conciliación, también presenta en la anterior, y ésta, junto al referendo y el fallo del Tribunal  Supremo de Justicia, es una de las tres instancias para solucionar conflictos de límites. La conciliación se aplica a través de un tercero que debe ser imparcial y elegido por las partes, su postura y coordinación debe apoyar para encontrar soluciones sin decidir sobre el asunto.

Sobre el mecanismo, desde 2011 en Cochabamba se resolvieron cinco disputas de límites mediante la conciliación –uno departamental con Chuquisaca y cuatro municipales– y los acuerdos logrados deben ser homologados con la nueva ley. En todo caso, la segunda disposición transitoria de esta medida deja a los implicados la decisión de continuar con la Ley 2150 de 2000 o adecuar el diferendo a la flamante norma. Para la conciliación voluntaria, las autoridades de las unidades territoriales en conflicto deberán presentar su documentación, que seguramente tendrá que abarcar información histórica y consuetudinaria de su ocupación territorial y del conflicto mismo.

Si bien la conciliación es adecuada como método y de esa forma se podría llegar a soluciones, es preciso tomar en cuenta que la segunda manera, el referendo, entrará en funcionamiento si la anterior no tiene éxito. Sobre esa segunda, los expertos consideran que se trata de una decisión de la población, lo que significa mayor participación y conocimiento para las determinaciones, pero que tendrá posibles dificultades cuando se tenga que ceder en posiciones.

La última manera, el fallo del Tribunal Supremo, es, como se sabe, una decisión inapelable que en varios casos llegará a ser aplicada. De lo que se trata es que el desorden y confusión que existe en la división política nacional sea superado, aunque esto seguramente llevará varios años y tendrá más de un altercado fuerte. A partir de esas soluciones, el Instituto Geográfico Militar deberá levantar la información exacta y trazar los mapas definitivos que necesita el país, tal vez sea posible antes de que éste cumpla dos siglos de creación.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia