La Gaceta Jurídica

Tropelías contra la naturaleza

…persiste la venta irresponsable e ilegal de juegos pirotécnicos y la compra insensata de estos productos. Lo cual se suma a los daños que como sociedad causamos al planeta y a nuestra propia salud, muchas veces con la disculpa de que nuestra incidencia es mucho menor que la provocada en otros ámbitos.

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 21 de junio de 2013

Nuevamente, con la aproximación y segura consumación de una festividad, las leyes medioambientales y los compromisos institucionales se ponen a prueba, pues, como en casi toda faceta de la vida, en el periodo existen picos de mayor incidencia de hechos y motivaciones. En este caso, las celebraciones del solsticio de invierno y de la fiesta de San Juan identifican dos fechas trascendentales para medir las obligaciones y deberes ciudadanos para con la comunidad y la sociedad misma dentro del Estado Plurinacional.

Además, se cita estos eventos en el marco furtivo de algo más amplio como son los chaqueos o quemas selectivas y hasta descontroladas de áreas grandes o pequeñas de vegetación en los bosques o zonas tropicales, con el objetivo de “limpiar” campos de cultivo y, más que nada, habilitar nuevos terrenos de siembra y pastoreo de ganado. En general, las tres prácticas, entre otras, tienen como ejes centrales el quemado de materiales de diverso orden y la destrucción de vegetación provocando graves daños al medioambiente y a la salud.

Vistos por separado, estos eventos demuestran que las personas son aún ignorantes de los efectos causados, mientras que las acciones perjudiciales se solapan detrás de endebles argumentos referidos a la expresión cultural y la tradición. En el caso de los chaqueos, no es extraño que mayoritariamente sean perpetrados por neocolonizadores que pretenden ampliar sus plantaciones de mayor rédito económico, con esta afirmación se abarca a los monocultivos que dan origen a los desiertos verdes y a la hoja de coca. Lo mismo sucede con ganaderos y madereros.

Por otra parte, si bien el solsticio es un acontecimiento de dimensiones mundiales, no necesita convertir ciertos espacios en focos de contaminación que no condicen con las aspiraciones para el inicio de una nueva etapa, donde se ensalza la esperanza y se fortalece la relación con la Madre Tierra o la naturaleza. Asimismo, en el caso de San Juan, se tiene el alentador antecedente del municipio de La Paz, que hace años lucha para evitar la contaminación con fogatas y fuegos artificiales, iniciativa que ha sido replicada en menor medida y con pobre perfil en otros gobiernos locales del país.

Estas luchas todavía sufren el revés de la inconciencia de una parte de la población, pues persiste la venta irresponsable e ilegal de juegos pirotécnicos y la compra insensata de estos productos. Lo cual se suma a los daños que como sociedad causamos al planeta y a nuestra propia salud, muchas veces con la disculpa de que nuestra incidencia es mucho menor que la provocada en otros ámbitos. Al respecto, se debe aclarar que apelar al mal de muchos es un remedio de tontos.

Particularmente en esta etapa, somos testigos de discursos importantes y nueva legislación a favor de la Pachamama o Madre Tierra y el ensalzamiento de las culturas y sus expresiones, sin embargo, esto se hace contradictorio con las prácticas ejecutadas, que no responden a las premisas. En todo caso, no se debe perder la perspectiva de que las cultura es dinámica y no estática, por lo que ninguna expresión se ha mantenido invariable a través de la historia y que siempre merece ser enriquecida de acuerdo a las particularidades que se presentan en la “actualidad” respectiva.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia