La Gaceta Jurídica

UE-Celac, intenciones compartidas

…no con la repetición de mecanismos que han llevado a muchas regiones del mundo a la deforestación irreversible, la desertificación por la explotación petrolera y los monocultivos y a la contaminación de suelos y aguas superficiales y subterráneas.

Editorial

00:00 / 16 de junio de 2015

Las reuniones internacionales, obviamente con la presencia de altos representantes de Estado, causan cierto interés por las conclusiones que ofrecen en cuanto a las temáticas que abordan. Sin embargo, el interés parece que se hace cada vez menos significativo debido a que los resultados, tiempo después, no son muy efectivos ni aplicados o, en el mejor de los casos, no son adecuadamente difundidos si llegan a plasmarse.

Esto podría suceder con las definiciones alcanzadas durante la segunda cumbre de la Unión Europea con la Comunidad de Estados Latinoamerica- nos y del Caribe (ue-Celac), realizada la semana pasada en Bruselas, Bélgica, donde se acordó que ambos bloques lucharán en conjunto contra el cambio climático, fenómeno provocado en gran medida por las actividades humanas destinadas a la explotación y transformación de recursos naturales de manera excesiva y con técnicas agresivas contra el planeta, además de ligadas a intereses corporativos que no condicen con las necesidades de los habitantes del orbe.

Este acuerdo señala que en la cumbre climática de la Organización de las Naciones Unidas (onu, cop21) a realizarse en diciembre de este año, los dos organismos continentales buscarán que en ese foro se logre acuerdos vinculantes sobre este problema de alcance mundial. Al respecto, el presidente del Consejo Europeo, el primer ministro polaco Donald Tusk, dijo que “juntos podemos tener un impacto global en las negociaciones sobre el clima”, al parecer porque los representantes de la naciones de la ue y la Celac están conscientes de que el cambio climático “pronto será un problema para todos, (y) de supervivencia para la propia humanidad”, como aseveró el presidente protémpore de la organización latinoamericana y caribeña, el mandatario ecuatoriano Rafael Correa.

En todo caso, de cumplirse la intención, la insistencia será ardua ante los países que tienen mayor responsabilidad por esta transformación climática como consecuencia de la contaminación que provocan, entre los que se encuentran Estados Unidos, China, India, Japón y varios europeos. En esta discusión, que buscaría lograr “acuerdos vinculantes” en la cop21, los representantes de la ue y la Celac deberán esgrimir argumentos muy sólidos y probados, puesto que los otros, incluso, pretenden tener demostrado científicamente que no existe el cambio climático, sin asumir que la contaminación que impulsan también tiene otras consecuencias, además del efecto invernadero, primero, y del oscurecimiento global, después.

Por otra parte, la inferencia de que las regiones más expuestas al calentamiento global son Latinoamérica y las islas del Caribe, expuesto al parecer en la cumbre de Bruselas, deberá estar acompañado de acciones locales que se alejen de la destrucción de la Tierra. Esto podría ser alcanzado mediante la aplicación de políticas de desarrollo enmarcadas en concepciones modernas y de tecnologías limpias, no con la repetición de mecanismos que han llevado a muchas regiones del mundo a la deforestación irreversible, la desertificación por la explotación petrolera y los monocultivos y a la contaminación de suelos y aguas superficiales y subterráneas. La posibilidad y éxito de acciones como éstas tiene que ver con la transferencia de tecnologías de las potencias y la conciencia de las naciones afectadas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia