La Gaceta Jurídica

Vida, obra y pensamiento del constitucionalista Pablo Dermizaky

El estudio trata de la vida, obra y pensamiento de uno de los más grandes constitucionalistas bolivianos de los últimos tiempos, Pablo Dermizaky, cuyo fallecimiento causó profundo pesar a muchos juristas bolivianos que abrigábamos la esperanza de seguir aprendiendo de sus sabias enseñanzas.

La Razón (Edición Impresa) / Alan Vargas Lima*

00:00 / 03 de febrero de 2016

A finales de enero y próximos a cumplir un año de la inesperada partida del doctor Pablo Dermizaky, logré presentar mi más reciente investigación bio-bibliográfica, que fue incluida en la revista Fuentes N° 41 de la Biblioteca y Archivo Histórico de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

El estudio trata de la vida, obra y pensamiento de uno de los más grandes constitucionalistas bolivianos de los últimos tiempos, Pablo Dermizaky, cuyo fallecimiento causó profundo pesar a muchos juristas bolivianos que abrigábamos la esperanza de seguir aprendiendo de sus sabias enseñanzas.

Ante esta irreparable pérdida y reflexionando sobre la inmensidad de la obra académica (que, por cierto, aún se encuentra dispersa) elaborada durante muchos años por este digno jurista, es que se ha elaborado el trabajo titulado El pensamiento de Pablo Dermizaky y su aporte al desarrollo del constitucionalismo boliviano (Homenaje Póstumo), que intenta describir algunos de sus rasgos biográficos más importantes, realizando, a su vez, una revisión bibliográfica de sus principales obras.

Esto tiene la finalidad de destacar tres aspectos esenciales: a) su loable labor académica de enseñanza del Derecho Constitucional, b) su indispensable contribución en la consolidación del primer Tribunal Constitucional en Bolivia; y c) su extraordinario aporte al desarrollo del constitucionalismo boliviano.

En ese propósito, me interesa explicar el por qué fue que me concentré en escribir sobre la vida y obra de este jurista, de cuyos libros aprendí durante mi época de universitario.

Debo comenzar confesando que, en mi anterior estudio sobre La evolución del pensamiento constitucional a través de la bibliografía jurídica boliviana, que se publicó en la revista Fuentes N° 35 (diciembre 2014), escribí lo siguiente: “En la década de los años 80, época de la incipiente restauración de la democracia en Bolivia, no existen mayores novedades sobre el estudio de temas constitucionales, salvo por aquellos dedicados a realizar diversos análisis sobre las elecciones y los alcances de la democracia representativa en Bolivia, a partir de su recuperación simbólica en 1982” (sic).

Hoy me veo obligado a corregir ese involuntario error de apreciación, dado que aquella desafortunada afirmación estaba basada únicamente en la bibliografía constitucional que hasta ese momento, con bastante esfuerzo, había logrado reunir por mi propia cuenta, razón por la cual, no llegué a considerar que la producción bibliográfica de Dermizaky data en realidad de 1985, cuando publicó la primera edición de su libro sobre Derecho Administrativo, producto de la experiencia recogida en aulas universitarias, al ritmo de las exposiciones diarias e inquietudes de sus alumnos.

Debo agregar que esto se encuentra testimoniado en la Bibliografía Boliviana, cuidadosamente seleccionada y elaborada en aquella misma época por Werner Guttentag, en cuya Colección Jurídica se publicó varios de los aportes intelectuales del doctor Dermizaky.

Asimismo, debo aclarar que desconocía que en aquel tiempo, este profesor también había sistematizado con destreza académica el contenido mínimo de la disciplina del Derecho Constitucional para su enseñanza a nivel universitario, lo cual consta en una publicación de la misma época realizada con la profunda convicción de que “la enseñanza del Derecho Constitucional y de los preceptos constitucionales es una necesidad vital, no solo para los juristas y para los estudiantes de Derecho, sino para la población en general. Un pueblo que desconoce sus derechos no puede invocarlos. La educación es, por ello, el principal instrumento de defensa que tiene el hombre común contra la arbitrariedad de los poderosos” (Palabras del autor en su Curso de Derecho Constitucional, tomos I y II, Biblioteca San Simón, Cochabamba, Bolivia, Imprenta Universitaria, 1985 y 1986, respectivamente).

“El curso está separado en dos partes –según justificaba el profesor Dermizaky en la introducción de su obra–, siguiendo la división tradicional de la asignatura en una parte teórica, doctrinal o ‘dogmática’, que se ocupa de los derechos fundamentales y de las garantías de los mismos; y de otra parte llamada ‘orgánica’ porque trata de la constitución y funcionamiento de los órganos de gobierno, así como de los regímenes especiales introducidos desde 1938 como aporte del constitucionalismo social que se abrió cauce después de la Primera Guerra Mundial”.

Aquella publicación data de 1985 y se trata de una histórica primera edición del libro de Dermizaky, quien, en sus páginas preliminares, expresó su agradecimiento a la universidad de Cochabamba, en cuyas aulas se formó y donde profesaba esa materia junto a la de Derecho Administrativo hacía muchos años.

Sin embargo, debo resaltar que ahora constituye una verdadera “rareza bibliográfica”, porque es una edición agotada, cuyo ejemplar me ha sido posible encontrar en la Biblioteca de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Mayor de San Simón de Cochabamba, a donde me trasladé rastreando su obra.

Al presente, el libro de Derecho Constitucional del profesor ha cumplido 30 años desde su primera edición y, gracias a su amplia acogida, llegó a su décima edición actualizada en un volumen de 600 páginas editado en 2011 por el Grupo Editorial Kipus.

En esta obra, el profesor Dermizaky sostenía que el Derecho Constitucional “es una rama del Derecho Público Interno que determina (léase estudia) la organización jurídica y política del Estado, así como los derechos y deberes de los ciudadanos”, vale decir que se trata de una ciencia fundamental a la cual confluyen y se subordinan todas las ramas del Derecho público y privado.

La breve definición justifica su sencillez en los destinatarios de la obra, los estudiantes universitarios de primer o segundo año de carrera que recién se introducían al estudio de la disciplina.

Esta obra de Derecho Constitucional constituye el legado esencial e imperecedero de don Pablo Dermizaky, dado que en ella plasmó sus ideas e investigaciones acerca de los orígenes del Derecho Constitucional, el Poder Cons-tituyente, la Constitución, la Supremacía de la Constitución y el Control de Cons-titucionalidad en Bolivia y en la Legis-lación Comparada.

También sobre la evolución del Estado de Derecho y su transformación en Estado Constitucional de Derecho, el Gobierno, la Democracia y sus formas de manifestación, los Derechos Fundamentales, la importancia de las Declaraciones y Con-venciones Internacionales de Derechos Humanos, el Hábeas Corpus (actual Acción de Libertad), el Amparo Constitu-cional (actual Acción de Amparo), el Hábeas Data (actual Acción de Protección de Privacidad) y tantos otros temas constitucionales que fueron parte de su vasto conocimiento, y que ahora se hallan desarrollados en cada una de sus obras de consulta indispensable. Por tanto, gracias profesor Dermizaky.

*    Es abogado maestrante en Derecho Constitucional (UMSA) y responsable del blog jurídico Tren Fugitivo Boliviano, http://alanvargas4784.blogspot.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia