La Gaceta Jurídica

Visibilizar la violencia

Es fundamental trabajar para que los casos de violencia sean denunciados no solo por las víctimas, sino por cualquier persona que conozca esta situación; también se debe insistir en actividades más constantes de sensibilización e información y promover nuevos comportamientos, en este sentido, es muy alentadora la labor de “Brigadistas en Noviazgos sin Violencia”…

Editorial

00:00 / 23 de septiembre de 2015

En dos años y medio de vigencia de la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia Nº 348, promulgada el 9 de marzo de 2013, los hechos de brutalidad machista continúan. Según un recuento realizado por el periódico La Razón, en lo que va del año se ha registrado por lo menos 54 casos de feminicidio en el país, en los que se evidencia ensañamiento de los agresores contra sus víctimas, de acuerdo a lo que señalan los últimos reportes de la Fuerza Espacial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de la Policía nacional.

Entre los objetivos de la norma aludida está precisamente la creación de esta unidad encargada de la atención de delitos de este tipo y de tareas de prevención, auxilio e investigación, identificación y aprehensión de los responsables. Por otra parte, como la memoria es fundamental, se puede puntualizar que la Ley 348 tiene otros designios como la adopción de medidas inmediatas de protección para salvaguardar la vida, integridad física, psicológica, sexual, derechos patrimoniales, económicos y laborales de las mujeres en situación de violencia y los de sus dependientes; fortalecer las entidades existentes, como los Servicios Legales Integrales Municipales, Defensorías de la Niñez y Adolescencia, a través de la asignación de presupuesto, infraestructura y personal suficiente.

Entre otros, también está la creación de nuevas instancias de atención para las mujeres en situación de violencia en los diferentes niveles autonómicos del Estado y en instituciones como universidades públicas, asimismo, la instalación de Casas Comunitarias de la Mujer en el área rural con apoyo de los gobiernos autónomos municipales. De igual modo, los gobiernos departamentales tienen la obligación de crear, sostener, equipar y mantener Casas de Acogida y Refugio Temporal para Mujeres en Situación de Violencia.

Sin embargo, pese a que parte de estos fundamentos tienen avances y cumplimientos de diverso grado, se puede conjeturar que todavía son muy limitados los aspectos que la ley manda para establecer políticas integrales de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia hacia las mujeres. Si bien estos mecanismos pueden estar en avance de acuerdo a particularidades y actividades, es fundamental que se los acelere y se los dote de visibilidad mayor, habida cuenta de que la sociedad necesita un mayor contacto con estos empeños.

En esta exigencia de visibilización de la violencia se debe enfocar por lo menos tres ejes fundamentales para la lucha contra esta adversidad que, aparte de quitar la vida a mujeres, ocasiona a otras secuelas físicas y psicológicas muchas veces irreversibles, sin dejar de lado similares situaciones en los hijos e hijas de las víctimas y agresores.

Es fundamental trabajar para que los casos de violencia sean denunciados no solo por las víctimas, sino por cualquier persona que conozca esta situación; también se debe insistir en actividades más constantes de sensibilización e información y promover nuevos comportamientos, en este sentido, es muy alentadora la labor de “Brigadistas en Noviazgos sin Violencia”, del Centro de Promoción de la Mujer Gregoria Apaza, que el lunes se movilizaron en la ciudad de El Alto, pues se tiene conocimiento de que incluso en la etapa de enamoramiento existe violencia machista.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia