La Gaceta Jurídica

Sobre las acciones preferidas

La Sociedad Anónima (S.A.) se traduce en una entidad mercantil constituida con fines expansivos –ecoicamente hablando– a través de la inyección de capitales locales y/o extranjeros, sean fundacionales o venideros, por ello se las denomina sociedades de inversión.

Los derechos patrimoniales implican el derecho a las utilidades anuales o responder por las pérdidas.

Los derechos patrimoniales implican el derecho a las utilidades anuales o responder por las pérdidas. FOTO: remediando.com

La Razón (Edición Impresa) / Brian Haderspock

00:00 / 13 de enero de 2016

Asimismo, las S.A. son sociedades de responsabilidad limitada toda vez que “la res- ponsabilidad de los socios queda limitada al monto de las acciones que hayan suscrito”.

Con esto queda claro que el capital social de las S.A. queda representado por títulos valores denominados “acciones”. Estas acciones cumplen dos funciones elementales que dan nacimiento a dos derechos societarios: el corporativo o político y el patrimonial.

En resumen, por el primero, las acciones otorgan el estatus de socio al propietario, o sea, a la persona –natural o jurídica– que aportó al capital social de la sociedad, originándose así el derecho de voz y voto en las deliberaciones sociales. Por otro lado, los derechos patrimoniales implican el derecho a gozar de las utilidades anuales o, de lo contrario, responder por las pérdidas, en proporción a su porcentaje accionario. 

Nuestra legislación comercial reconoce dos tipos de acciones: ordinarias y preferidas. Las primeras son ineludibles dado el estatus de socio, contrario sensu (en sentido contrario) las preferidas son excepcionales.

De manera sucinta, los derechos consagrados a los titulares de las acciones ordinarias son derecho al voto en las juntas ordinarias y extraordinarias, derecho a impugnar las resoluciones emanadas de la junta de accionistas, derecho preferente para suscribir nuevas acciones, derecho a percibir dividendos, en fin, el uso pleno de los derechos corporativos y patrimoniales que le corresponden por su condición de accionista.

¿Dónde caben las acciones preferidas y para qué son?

Las acciones preferidas son documentos mercantiles de la categoría de títulos valores, éstas no podrán exceder la mitad del capital suscrito. La única desventaja es que otorgan a su titular un derecho de voto disminuido puesto que les asiste el derecho de voto únicamente en las juntas extraordinarias, no así en las ordinarias.

No obstante, las citadas acciones son, como su nombre lo indica, preferenciales y otorgan ciertos beneficios a sus titulares, tales como la prelación de recibir el desembolso de dividendos, es más, la percepción de dividendos jamás podrá ser inferior a las consagradas para las acciones ordinarias; sin embargo, “en los estatutos puede pactarse que a las acciones preferidas se les fije un dividendo superior al de las acciones ordinarias”.

Si bien las acciones preferidas cuentan únicamente con el derecho de voz en las juntas ordinarias –no de voto–, éstas adquirirán el derecho de voto en dichas juntas cuando la sociedad no les haya repartido los respectivos dividendos por tres gestiones, consecutivas o no; en estos casos el derecho de voto en las juntas ordinarias se mantendrá hasta el pago del adeudo a los accionistas preferenciales.

Por último, el propósito de adoptar esta clase de acciones recae en el tema financiero. Por una parte, la sociedad puede estar interesada en captar recursos económicos evitando tener que acudir a los créditos bancarios, las acciones preferidas son, por tanto, un instrumento financiero útil que, además, reconoce un derecho de voz y voto limitado al titular de la misma.

Por otra parte, éste mecanismo de inversión puede servir de estímulo al inversionista que no tiene interés en participar activamente en la sociedad sino que, simplemente, busca en ella una inversión que le asegure una rentabilidad.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia