La Gaceta Jurídica

El avance del Derecho Ambiental Internacional

La disciplina de las Relaciones Internacionales constituye un factor de influencia en el proceso de toma de decisiones en materia ambiental. Esta disciplina -aún no considerada ciencia- afecta al Derecho Internacional y a la producción de normas internacionales para la protección del ambiente mundial y regional.

Relaciones internacionales y el derecho ambiental

Relaciones internacionales y el derecho ambiental FOTO: capital.com.pa

La Razón (Edición Impresa) / Aldo Servi*

00:00 / 03 de febrero de 2015

Harold y Margaret Sprout desarrollaron en 1990 el concepto de “conductismo cognitivo” que considera la existencia de un medio operacional en donde los humanos responden conscientemente al medio a través de la percepción y de ninguna otra forma y que estos autores denominan “psicomedio”.

La perspectiva ambiental suministra un marco para la consideración combinada del psicomedio, las acciones de los individuos o comunidad y resultado de esas acciones, constituyendo el factor ambiental una perspectiva multidimensional, de allí que las percepciones que tienen los líderes políticos de las condiciones ambientales (el psicomedio) es esencial para no equivocarse a la hora de decidir sobre qué políticas adoptar para la protección del ambiente.

Aquellos factores limitan o influyen en el resultado de las decisiones basadas en la percepción del entorno y si las decisiones se toman sobre la base de percepciones erróneas del mismo las consecuencias son difíciles de superar, debiendo recurrirse al sistema jurídico como la última posibilidad y el último intérprete de esas acciones, por eso es que la norma jurídica supranacional con su efecto directo y primacía resulta eficaz en la resolución de los problemas ambientales.

La interrelación del paradigma ambiental ha crecido cada vez más con la creciente complejidad de la sociedad humana moderna, población en expansión, avances tecnológicos y disminución de los recursos. Por ejemplo, por cada 1% de aumento de la población mundial se necesita aumentar el 4% en el ingreso per cápita internacional, simplemente para mantener el nivel de vida en su punto existente.

El factor que más ha incidido para el retraso en las respuestas globales al problema ambiental está constituido por la falta de importancia que se le ha dado a la interrelación entre lo nacional y lo internacional, asuntos internos e internacionales y a la relación entre población y modalidades de consumo y producción, representando un dato importante puntual en la perspectiva ambiental para establecer la relación entre la disciplina de las relaciones internacionales y el Derecho Ambiental Internacional (dai).

Si los cambios determinados por el avance de la ciencia y la tecnología afectan el entorno de una manera que va más allá de la posibilidad en tiempo real de crear los medios de enfrentarse a ello, es una respuesta que la propia ciencia debe dar por lo menos al finalizar este siglo y, en el campo de la ciencia jurídica, al dai le cabe responsabilidad en ello.

La existencia de vínculos y relaciones intrincadas entre el ambiente, la tecnología, la geografía, la política (proceso de toma de decisiones) y la ciencia jurídica es una realidad inevitable, insoslayable e inexorable.

Concepto de DAI

Preferimos la fórmula dai a la de Derecho Internacional del Ambiente porque la primera presupone un compromiso mayor con el Derecho Ambiental que con el Derecho Internacional.

El dai constituye el ordenamiento jurídico destinado a regular las relaciones de coexistencia, cooperación e interdependencia, institucionalizada o no, entre los actores, que tiene como objetivo la protección internacional del ambiente o el conjunto de normas jurídicas de carácter internacional destinado a la protección del ambiente en cualquiera de sus formas.

En las últimas décadas se ha acudido a un progresivo desarrollo en el ámbito jurídico referido a lo “ambiental”, como así mismo a lo “internacional”.

En el primer caso, la abundancia de normas jurídicas nacionales que protegen el ambiente ha generado el nacimiento de una nueva rama del derecho, el derecho ambiental y, en el segundo, la profusa cantidad de tratados, convenios, declaraciones, acuerdos, recomendaciones, resoluciones e informes de carácter internacional destinados a proteger el ambiente en cualquiera de sus manifestaciones: recursos naturales, orgánicos e inorgánicos.

También las tecnologías como la energía nuclear o la explotación y exploración de los espacios exteriores, incluyendo la Luna y otros cuerpos celestes, o acuerdos sobre geografías determinadas, como el Tratado Antártico y su Protocolo del Medio Ambiente de 1991, o aquellos más abstractos como el Compromiso Ético de las ong para una actitud y conducta ecológica global de 1972 o el de los compromisos de los ciudadanos con respecto a la biodiversidad, han dado nacimiento al dai.

La existencia de más de 4.000 convenios e instrumentos internacionales con algunas disposiciones para enfrentar la protección del ambiente, son una muestra de esto último. Tratados ambientales de carácter internacional, con pretensión de universalidad, existen alrededor de 154, que constituyen la materia reglada y objeto de alcance por parte del Derecho Ambiental Internacional. La tendencia es acordar instrumentos internacionales para las categorías globales, como la atmósfera, mar, biodiversidad y desierto, que también estén abarcadas por esta rama del derecho.

No obstante, todavía es aventurado afirmar que el derecho ambiental es una rama autónoma del ordenamiento jurídico, así como si es derecho público o privado, dado el doble movimiento existente de privatización del derecho público y publicación del derecho privado.

El derecho ambiental invade todas las ramas del derecho, tanto públicas como privadas, pudiendo conceptualizarlo como un sistema orgánico de normas que contemplan las diferentes conductas agresivas para con el ambiente, bien para prevenirlas, reprimirlas o repararlas, y que en el plano internacional constituye el dai.

Contenido del DAI

El DAI nació en Estocolmo, Suecia, en junio de 1972, bastante antes que los derechos ambientales nacionales se configuraran como tales. El dai constituye un ejemplo de influencia del derecho internacional en los derechos internos de cada Estado. Pero, cuando nos referimos a que el dai es previo al derecho ambiental interno es necesario aclarar que la existencia de legislación ambiental en los ordenamientos internos de algunos Estados antes de Estocolmo 72 respondía a criterios no sistemáticos ni epistemológicos, sino a una necesidad de legislar dentro de las ramas clásicas del derecho las conductas que requerían legislación especial.

Siguiendo a Cano (1977), el contenido del dai está constituido por tres categorías de normas:

a) Instrumentos internacionales destinados a proteger elementos ambientales que pertenecen a toda la humanidad, incluyen los instrumentos internacionales que contienen a la humanidad como sujeto del Derecho Internacional.

b) Instrumentos internacionales que protegen elementos ambientales que pertenecen a dos o más Estados.

c) Instrumentos internacionales que se refieren a los efectos extraterritoriales del uso de recursos naturales o elementos ambientales nacionales.

*    Es coordinador del Departamento de Medio Ambiente y Desarrollo del Instituto de Relaciones Internacionales (IRI) de la Universidad Naciones de La Plata, Argentina.

Tomado de: iri.edu.ar

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia