La Gaceta Jurídica

El bien jurídico que protege el Derecho Ecológico

El Derecho Ecológico protege la vida en los ecosistemas como totalidad, no protege solamente el medio ambiente, no protege sólo el entorno. Por eso denominamos Derecho Ecológico y no Derecho Medioambiental, pues este último es sólo la protección del entorno de la vida de una de las especies bióticas: la humana (Barrenechea, Ramiro, Derecho Agrario, La Paz, Bolivia: El original, 4ª, 2007, pág. 403).

Las áreas protegidas del país están basadas en los principios del Derecho Ecológico.

Las áreas protegidas del país están basadas en los principios del Derecho Ecológico. Foto: google.com

La Gaceta Jurídica / Jorge Machicado - Abogado

00:00 / 10 de agosto de 2012

El Derecho Ecológico protege el bien jurídico llamado “vida”, pero en su totalidad, y, como concepto, es un conjunto sistematizado de principios y normas jurídicas, internas e internacionales que regulan la actividad humana en su interacción con los ecosistemas y el medio ambiente.

Como “…conjunto sistematizado…” significa que los principios y normas jurídicas del Derecho Ecológico están racional y ordenadamente enlazados entre sí, los principios en declaraciones (1) y las normas jurídicas en leyes.

Es un conjunto sistematizado “de principios…” Y ¿qué es un principio? Es un axioma (‘lo que parece justo’, ‘lo que es digno de ser estimado, creído o valorado’) que plasma una determinada valoración de justicia de una sociedad que en un momento histórico determinado informa del contenido de las normas jurídicas de un Estado.

Los principios generalmente se plasman en Declaraciones de la Organización de las Naciones Unidas (onu) y que sirven de guía o fundamento para la conformación del Derecho Ecológico de cada Estado.

Por ejemplo, “…, los Estados tienen el derecho soberano de explotar sus propios recursos en aplicación de su propia política ambiental…” (Declaración de Estocolmo (2), Principio 21).

Esto es tomado como fundamento en la Ley boliviana Nº 1333, “artículo 3. El medio ambiente y los Recursos Naturales constituyen patrimonio de la Nación, su protección y aprovechamiento se encuentran regidos por la Ley y son de orden público”.

El Derecho Ecológico también es un conjunto sistematizado de “(…) normas jurídicas…”, entendiéndose por éstas como la significación lógica creada según ciertos procedimientos instituidos por una comunidad jurídica y que, como manifestación unificada de la voluntad de ésta, formalmente expresada a través de sus órganos e instancias productoras, regula la conducta humana en un tiempo y lugar definidos, prescribiendo a los individuos, frente de determinadas circunstancias condicionantes, deberes y facultades, y estableciendo una o más sanciones coercitivas (3) para el supuesto de que dichos deberes no sean cumplidos.

¿Cómo se ve que un principio no es una norma?

Ese conjunto sistematizado de normas jurídicas que son “internas…” significa que las normas jurídicas internas están en leyes locales de los Estados. Se compone principalmente de normas jurídicas ambientales de Derecho Administrativo, también cuenta con el concurso de normas de Derecho Civil (responsabilidad por daños), de Derecho Penal (delitos ecológicos) y de normas de Derecho Tributario (impuestos ecológicos).

Las normas jurídicas del Derecho Ecológico giran también alrededor de estos ejes: las diversas técnicas de intervención pública (autorizaciones, prohibiciones, regulaciones, planificación, sanciones y catalogaciones), la evaluación de impacto ambiental, las ayudas y subvenciones, la prevención y control integrado de la contaminación, la participación social y la información sobre datos ambientales, la cooperación internacional y el reparto interno de competencias entre los diversos organismos.

El Derecho Ecológico también es un conjunto sistematizado de normas jurídicas internas e “internacionales”, significando esto que las normas jurídicas internacionales están en los convenios y en los tratados.

Un Convenio es una resolución que adopta una Conferencia de la onu o un ente internacional sobre cuestiones de importancia mundial y que son de su competencia y que, una vez ratificadas por los Estados, se vuelven obligatorias. Por ejemplo, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (1992), ratificada por Ley boliviana Nº 1576.

Un Tratado es un acuerdo político celebrado por escrito entre dos o más Estados, regido por normas de Derecho Internacional Público y que constituye obligaciones reciprocas. Por ejemplo, el Protocolo de Montreal.

Siguiendo con el concepto de Derecho Ecológico, dijimos que es un conjunto de principios y normas jurídicas “que regulan la actividad humana en su interacción con los ecosistemas y el medio ambiente”. ¿Cómo regula? Estableciendo medidas apropiadas de conservación y protección de los ecosistemas y el medio ambiente, de manera de no comprometer las expectativas de las generaciones futuras (Ley boliviana Nº 1333, artículo 2; Ley chilena Nº 19.300 artículo 2, inciso g).

Por su naturaleza

El Derecho Ecológico, por su naturaleza misma, está dentro del Derecho Público y el Derecho Administrativo.

El Derecho Ecológico tiene como característica su universalidad y su humanitarismo, consecuentemente, las normas tendrán que estar referidas a la protección de un bien universal, como es la vida en su totalidad.

Notas

1. ¿Qué es una Declaración? Es un texto solemne compuesto de un conjunto de principios que son adoptados por un ente, órgano, institución o Estado que tiene el valor de sugerencia. Por ejemplo, la Declaración de Estocolmo.

2. Declaración de Estocolmo. Conjunto de 106 recomendaciones y 24 principios cuyo objetivo es abogar por la conservación y protección del medio ambiente. Fue establecida por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano, realizada del 5 al 16 de junio de 1972 en Estocolmo, Suecia, preparada por 30 países y al cual asistieron 113 estados.

3. Coercibilidad. La coercibilidad es el empleo habitual de la fuerza legítima que acompaña al Derecho para hacer exigibles sus obligaciones y hacer eficaces sus preceptos. La coercibilidad significa la posibilidad del uso legítimo y legal de la fuerza para su cumplimiento de la ley. Se diferencia diametralmente de la coacción.

La Coacción es la fuerza o violencia que se hace a una persona para precisarla que diga o ejecute alguna cosa.

En este sentido, su empleo origina múltiples consecuencias de orden civil, ya que los actos ejecutados bajo coacción adolecen del vicio de nulidad y, en el orden penal, porque daría lugar a diversos delitos, especialmente los atentatorios contra la libertad individual.

Tomado de: jorgemachicado.blogspot.com

Espere…

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia