La Gaceta Jurídica

La crisis del TSE tiene muchas aristas

…resulta que la credibilidad no solo responde a la parcialización de los anteriores vocales, sino, que es una parte del problema que pasa por la montaña de necesidades que tiene el tse para hacer su trabajo y, por lo menos a nivel técnico, no ser criticado tanto.

Editorial

00:00 / 28 de julio de 2015

El Tribunal Supremo Electoral (tse) se reunió recientemente en Cochabamba con el objetivo de realizar una “reingeniería” de la institución. De acuerdo con su primera evaluación, existen fallas en la aplicación de reglamentos, en el manejo del padrón y en el cómputo de sufragios, algo que para el común de los ciudadanos no es un gran descubrimiento.

En este encuentro entre la plana mayor del tse, secretarios de cámara, responsables de coordinación del Servicio Intercultural de Fortalecimiento Democrático y los vocales de los Tribunales Electorales Departamentales (TED), estos últimos, solicitaron mejor infraestructura, capital humano y recursos tecnológicos, siendo la primera de las peticiones la que será satisfecha lo antes posible.

Hay que reconocer que hubieron grandes avances en nuestro sistema electoral, desde la aplicación de referéndum, elecciones de gobernador, y otras conquistas sociales, pero la precariedad en la que se sumió nuestro TSE, y digo nuestro, ya que es una de las instituciones que a los bolivianos nos costó lagrimas y sangre consolidar, aunque a algunos en mayor medida, lamentablemente, a este Órgano, lo menoscaban propios y extraños.

Nos preguntamos,  ¿No fuimos demasiado injustos con el tse? ¿Quiénes se beneficiaron con la crisis que vivió, y aún intenta salir el tse? y siendo más autocríticos, preferimos descargar toda nuestra diatriba sobre un puñado de hombres y mujeres (ex vocales), que en honor a lo correcto, no debieron mostrarse parcializados ante oficialismo u oposición, pero que terminaron cediendo ante las presiones de la clase política; sí, hablo de los mismos que ahora levantan el dedo acusador.

Cuando uno vive presionado, acusado de pro oficialismo o neoliberal, cuando se tiene que ingresar a un periodo de continuas elecciones presidenciales, municipales y ahora por los estatutos autonómicos, el tiempo y toda la capacidad no son suficientes para un buen trabajo.

La reunión desarrollada en Cochabamba dio algunas luces; resulta que la credibilidad no solo responde a la parcialización de los anteriores vocales, sino, que es una parte del problema, que pasa por la montaña de necesidades que tiene el tse para hacer su trabajo y, por lo menos a nivel técnico, no ser criticado tanto.

Entonces, si no existe la infraestructura, los recursos tecnológicos adecuados y el personal suficiente, ni el papa Francisco haciéndose cargo de las elecciones o referéndums, hubiera podido salvarse de las críticas.

La realización del referéndum autonómico está a la vuelta de la esquina. La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca, deberán elegir qué rumbo desean seguir, a esto se suma la validación de las cartas orgánicas de los municipios de Totora Marka (Oruro) y de Charagua (Santa Cruz).

No se necesita ser adivino para vislumbrar que los que ahora son los que desean sacar de la crisis de credibilidad al tse, sufrirán en carne propia que en Bolivia nos gusta ir a las urnas así de seguido como vamos al futbol, pero sin las condiciones adecuadas, algo parecido a lo que le pasa a nuestra selección.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia