La Gaceta Jurídica

La crisis de un sistema de dominio

San Simón:

La crisis  de la universidad  de Cochabamba es materia  de análisis que podría incumbir  al sistema nacional.

La crisis de la universidad de Cochabamba es materia de análisis que podría incumbir al sistema nacional. Foto: radiopoderestudiantil.blogspot.com

Lorgio Orellana Aillón

00:00 / 30 de junio de 2015

El dominio de la Universidad Mayor de San Simón (umss) por grupos de poder predominantemente docentes que orientan las políticas universitarias de acuerdo a sus intereses particulares, no constituye el rasgo específico de la crisis, como varios analistas señalaron. 

Históricamente, el gobierno universitario, formalmente denominado “cogobierno”, se basó fácticamente en el poder de un grupo de docentes titulares que ocuparon el puesto de autoridades universitarias. Las normas sobre titularización a través de exámenes de competencia presentes en los estatutos universitarios hasta hace algunos años no pusieron en cuestión dicho dominio, sino que lo perpetuaron.

Como escribió el politólogo conservador Samuel P. Huntington, en los países del Tercer Mundo la corrupción no es necesariamente un factor de crisis, sino que constituye uno de los fundamentos del orden social. La corrupción constituye una forma de legitimidad y posibilita la estabilidad política.

En San Simón, durante décadas, los mecanismos usualmente prebendales de selección y admisión de docentes no pusieron en cuestión el sistema de dominación vigente, hasta que el ascenso de los docentes extraordinarios modificó internamente el balance de poder entre estos docentes, antes una capa dominada, y los docentes titulares, otrora la capa dominante. 

A lo largo de varias gestiones universitarias, los extraordinarios fueron ganando espacios de poder y de dirección y hoy, básicamente, buscan que la nueva correlación de fuerzas que les es favorable en el seno docente sea validada a través de la titularización directa.

Por tanto, no es la “crisis institucional”, como indicaron algunos analistas, el rasgo específico de la crisis. En todo caso, el estatuto universitario ya no corresponde a la nueva correlación de fuerzas en el seno de los grupos de poder docentes. O sea, la “crisis institucional” es más bien un  síntoma de la modificación de las relaciones de fuerza entre grupos de poder.

Hoy, por tanto, al interior de San Simón todos los sectores se hallan en una situación de ilegalidad, estado que abre paso a una revolución universitaria en ciernes con la formación de un “poder dual” como el Consejo Universitario Popular que se sustenta en un poder fáctico, fundado en la movilización de masas populares, alterno al Consejo Universitario formalmente constituido.

Esta “crisis revolucionaria” tiene la virtud de poner en evidencia distintos alineamientos clasistas: los vínculos de las autoridades universitarias con el poder del Estado; los vínculos de sectores docentes bien pagados con las élites y las clases dominantes de la sociedad; todo frente a una movilización estudiantil cuya extracción social ya no es la formación elitista de los 90, sino que es heredera de transportistas, pequeños comerciantes, campesinos, trabajadores que no ven más a la “U” como ajena a sus intereses.

Se trata de otro capítulo de la lucha de clases cuyas páginas vienen siendo heroicamente escritas por los estudiantes y los humildes en pos de una nueva Universidad.

Es docente de la Facultad de Economía de la UMSS.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia