La Gaceta Jurídica

En defensa de la abogacía

Segundo caso

Henry A. Pinto Dávalos

14:27 / 05 de junio de 2016

El abogado tiene derecho de aceptar la defensa de un acusado, cualquiera sea su opinión personal sobre la culpabilidad de éste, desde que defender no es justificar…”

Código de Ética del Colegio de Abogados de Uruguay, artículo 3.3.4

En la primera parte de estas reflexiones que comparto con usted, estimado lector, analicé el caso de la grotesca aprehensión de un juez de sentencia de Santa Cruz de la Sierra, quien fue procesado penalmente en otro distrito judicial por la emisión de una sentencia constitucional.

Desmenucé la actuación torpe del Ministerio Público que, al parecer, no es la excepción a la regla, ya que días después de ese hecho apareció la aprehensión directa del abogado Eduardo León, quien, de forma inaudita (nunca antes, desde la puesta en vigencia del Código de Procedimiento Penal de 1999, una persona estuvo aprehendida siete días), fue imputado por haber participado en la defensa de su cliente (Gabriela Zapata). Fue sindicado de “trata de menores”, actuación también irregular, tal como exponemos.

Para comprender adecuadamente el caso del colega León, debemos partir de la Constitución Política del Estado (cpe). Además, prácticamente todos los tratados internacionales de derechos humanos reco- nocen el derecho a la defensa en un proceso, asignándole el carácter de “inviolable” (artículo 119 de la Constitución).

Solo a partir del ejercicio del derecho a la defensa se puede ejercer las otras garantías procesales como el derecho al debido proceso, el derecho de impugnar un fallo desfavorable u ofrecer prueba, por lo que constituye una verdadera garantía fundante, ya que, a partir de ella, las demás son concretadas.

Por esta razón, la defensa no solo es formal (es decir, que cuenta con la presencia de un abogado), sino también material, ya que una persona por sí sola también tiene el derecho a defenderse, de forma libre, amplia e irrestricta. Por eso, como bien apunta el colega Ricardo Arellano, rige la “libertad de la defensa” aun cuando ello “contradiga la verdad”.

En el caso de Bolivia, el ejercicio de la profesión, se rige por la Ley de la Abogacía, norma que establece que el abogado tiene el derecho a defender a su cliente dentro del más amplio marco para el ejercicio de sus derechos, consagrando la inviolabilidad de su oficina y de sus opiniones en juicio.

De esta norma se desprende que un abogado, en el ejercicio libre de la defensa, tiene el más amplio repertorio para defender a su cliente, lo cual, tal como indica el Código de Ética del Colegio de Abogados de Uruguay, defender no significa “justificar”, menos “hacerse cómplice” de las pruebas y actos que el cliente le facilita al abogado.

Por este motivo, mal se puede incluir al abogado como “cómplice” de las pruebas o actos del cliente, ya que el abogado solo facilita, canaliza o coadyuva la defensa material, hecho que, además, no puede considerarse nunca doloso, ya que la abogacía, en su dimensión del ejercicio libre, guarda estrecha relación con el derecho constitucional al trabajo, por lo que su penalización simple y llana, bien puede convertirse en la penalización del Estado de Derecho.

Sobre el particular, cabe recordar que a nivel internacional existen los Principios Básicos sobre la Función de los Abogados, aprobados en el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, celebrado en La Habana (Cuba) del 27 de agosto al 7 de septiembre de 1990.

Esta normativa consagra, en su punto 18, que “los abogados no serán identificados con sus clientes ni con las causas de sus clientes como consecuencia del desempeño de sus funciones”, Así, el caso del doctor León vulnera esta previsión, ya que el hecho de participar en una o más audiencias de la señora Zapata no lo convierte en cómplice de delito alguno, siendo procesado por el “desempeño de sus funciones”, extremo que resulta ilógico, ilegal y autoritario.

Es catedrático de Derecho Procesal Constitucional y Relaciones Internacionales (UMSS, Cochabamba).

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia