La Gaceta Jurídica

El delito de Carlos Toranzo Roca

YPFB INICIÓ UNA DEMANDA PENAL

Henry A. Pinto Dávalos

00:00 / 03 de junio de 2014

Diversos medios de comunicación social han denunciado que el actual titular de ypfb, Carlos Villegas, ha incoado una demanda penal por el delito de difamación y calumnia contra el académico y columnista Carlos Toranzo Roca, quien en una columna titulada “El derrumbe de los símbolos”  habría lanzado una serie de apreciaciones ofensivas. Este hecho motivó el inicio de una acción penal promovida ante el Juez N° 6 de Sentencia de La Paz, quien, finalmente, declinó competencia en aplicación estricta de la Ley de Imprenta, hecho que ha despertado expresiones de solidaridad hacia el citado columnista, quien ahora debe asumir su defensa legal.

Al respecto cabe precisar que de un tiempo a esta parte han existido varios antecedentes como el caso del caricaturista Al Azar, quien tuvo que enfrentar al chauvinismo del sentimiento orureño, que nos ha mostrado esa tendencia permanente a sancionar y acallar la crítica, el control social y la libertad de expresión, tal como ahora sucede con Toranzo, quien por escribir un artículo de opinión debe responder ante una querella penal presentada por Carlos Villegas.

Esta situación nos obliga a revisar los alcances del artículo citado y evaluar si realmente existen los argumentos necesarios para justificar una acción como la intentada por Villegas o, en su caso, se trata de una simple acción de amedrentamiento.

En efecto, leído cuidadosamente cabe apuntar que se trata de un artículo que lejos de propalar ofensa a persona particular alguna, pretende promover la reflexión sobre los valores que el Gobierno pregonaba y que de un tiempo a esta parte se han visto seriamente afectados por hechos como el caso boa, las denuncias del Fiscal Soza o el conflicto del tipnis que han puesto en cuestión la vigencia real de estos valores, afirmando sólo en una ocasión que: “El mas, junto a sus movimientos sociales y a algunas de sus omg adictas, expresaron que el proceso de cambio venia teñido de mensajes éticos.. pronto se cayó eso, se derrumbó con Santos Ramírez y los turbios manejos de ypfb, que continúan hasta el presente ante el silencio complaciente de los encargados oficiales de velar por la transparencia”

De la apreciación de la afirmación vertida por Carlos Toranzo se puede evidenciar, sin lugar a discusión alguna, que en ningún momento refiere el nombre de Carlos Villegas o cosa parecida, extremo suficiente para descartar la comisión de cualquier delito contra el honor puesto que las empresas jurídicas como ypfb carece de dicha virtud, empero no solo eso sino que:

a) Los delitos contra el honor son, por esencia, delitos dolosos, es decir, se debe demostrar la mala fe del actor, lo cual no sucede en el caso concreto, por tratarse de una columna de opinión que refiere además otras temáticas dentro el ámbito de la reflexión política;

b) Los delitos contra el honor además deben ser reiterados, tendenciosos y referir una calidad o conducta específica;

c. Las sindicaciones deben ser precisas, positivas y expresas, de modo tal que no den lugar a inferencias o interpretaciones abiertas, aspectos todos que invalidan la acción penal de  ypfb contra Carlos Toranzo, quien cometió el único delito de compartir una reflexión sobre un tema polémico como es la corrupción en las empresas estratégicas del Estado.

Sobre el particular resulta paradójico que justamente funcionarios del Estado Plurinacional, signatarios por excelencia de la Constitución Política del Estado, se sientan ofendidos cuando se ejercen acciones de control social y críticas sobre hechos que no deben ser un tabú, sino todo lo contrario, más aun si se considera que la actual Constitución asume un compromiso decidido contra la cultura del secreto y la opacidad, incorporando todo un legajo normativo sobre conceptos como el de trasparencia (artículos 8, 93, 115, 180, 213, 235.5 y 234); el acceso a la información (artículos 21.6, 24, 106, 130, 237, 321); la rendición de cuentas (artículos 93 y 235.4); la lucha contra la corrupción (artículos 28, 108.8, 112, 123, 231.8, 321) y la ética (artículos 231.1, 298,13, 339), por lo que el debate libre, abierto y sin presiones ni censuras posteriores, debía ser la regla principal en el ámbito público.

Por ello, censuro la acción de ypfb y me solidarizo con el columnista Carlos Toranzo Roca.

Catedrático de Ciencia Política - UMSS

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia