La Gaceta Jurídica

Para denuncias de la CNS

Como un aporte al control de la institución, las representaciones sindicales y laborales harían bien en insistir en las transformaciones, puesto que son los trabajadores y las empresas quienes sostienen con sus aportes a la entidad aseguradora.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 17 de enero de 2016

Una de las instituciones que más problemas tiene internamente y que se hacen palpables con el trato a los pacientes y asegurados es la Caja Nacional de Salud (CNS), que, de paso, es la principal entidad aseguradora del país, debido a que abarca para la atención médica a la mayor parte de la población laboral activa y pasiva. Pero, además del maltrato y la negligencia, que son las principales denuncias por parte de los beneficiarios y beneficiarias, existen inconvenientes que constituyen delitos a nivel de nepotismo, malos manejos y corrupción en varios aspectos.

Hace mucho, las intenciones de mejorar la institución han sido demostradas por las administraciones de Estado, aunque muchas de ellas por decenios también fueron culpables de la debacle debido a que convirtieron a la cns en un botín político para beneficiar con cargos a los militantes de los partidos en función de gobierno. Por otra parte, las formas de “soluciones” casi siempre quedaron a nivel de cambios en la gerencia general y en los principales puestos ejecutivos, lo que no tuvo resultados positivos.

En lo que va del actual gobierno, quizás el principal acto para mejorar la situación de la aseguradora fue la emisión del Decreto Supremo 1403 en noviembre de 2012, que daba inicio a la reingeniería de la Caja para optimizar las prestaciones en salud, mejorar la calidad de la atención en los hospitales y policlínicos de todo el país, perfeccionar el área administrativa y evitar el nepotismo y la corrupción. Esto debió cumplirse mediante la institucionalización de la entidad y la ampliación de la infraestructura en dos años, pero esto no ocurrió. Por esta falla y la persistencia de las denuncias, el Ministerio de Transparencia y la Central Obrera Boliviana (cob) intervinieron las unidades de Transparencia, Contrataciones, Adjudicaciones, Recursos Humanos y Compras de la CNS a finales de 2014.

No obstante, las condiciones son las mismas y la institución no ha logrado mejoras en ningún nivel, según se puede advertir por lo que dice la población asegurada. En este contexto, el Ministerio de Salud ha puesto en marcha un mecanismo para conocer de manera directa las denuncias y preocupaciones de los asegurados y aseguradas, se trata de la utilización de las redes sociales Twitter, Facebook y WhatsApp. Sin embargo, pese a que se trata de una iniciativa útil e factible, podría convertirse en otro dispositivo que únicamente acumule casos notificados sin promover mejoras en el funcionamiento institucional y para el provecho del universo de personas que debe ser favorecido por la atención en la CNS.

Seguramente por esta probabilidad, la titular de la cartera de Salud, Ariana Campero, señaló que las transformaciones tienen que ver más con la autocrítica y el cambio de actitudes del personal médico y administrativo del organismo asegurador, lo que motiva a la reflexión. También anunció que realizará visitas sorpresa a las unidades de atención e internación que la cns tiene en todo el país para verificar la calidad y calidez del servicio y hablar con asegurados, familiares y pacientes. Como un aporte al control de la institución, las representaciones sindicales y laborales harían bien en insistir en las transformaciones, puesto que son los trabajadores y las empresas quienes sostienen con sus aportes a la entidad aseguradora.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia