La Gaceta Jurídica

El derecho internacional humanitario en el contexto mundial

(Parte final)

Foto: infosurhoy.com

Foto: infosurhoy.com

La Gaceta Jurídica / Yoel Onyle Cruz Rodríguez, Mirta Luisa Rodríguez Álvarez, Jorge Félix Gual

00:00 / 24 de julio de 2012

En los conflictos armados tanto la Organización de las Naciones Unidas (onu) como el Derecho Internacional Humanitario (dih) juegan un importante papel, partiendo del análisis de la función del dih; la finalidad del Derecho Internacional Humanitario ha sido limitar los sufrimientos causados por los conflictos armados, brindando en la medida de lo posible, protección y asistencia a las víctimas de esos conflictos.

De esta forma, el dih establece unas reglas para asistir y proteger a las personas que no toman parte en las hostilidades: la población civil que sufre las consecuencias de los combates, los heridos, los enfermos y los prisioneros o personas retenidas.

Asimismo, busca la solución de los problemas que se derivan directamente de los conflictos armados, internacionales o no y limitan, por razones humanitarias, el derecho de las partes en conflicto a utilizar los métodos y medios de su elección para hacer la guerra o protegen a las personas y a los bienes afectados o que pueden verse afectados por el conflicto.

En los cuatros Convenios de Ginebra y sus Protocolos Adicionales podemos apreciar de forma más clara sus objetivos, funciones y desarrollo histórico.

El papel de la onu en la guerra podemos verlo nuevamente si acudimos a su carta en el Capítulo i: Propósitos y Principios. Artículo 1: Mantener la paz y la seguridad internacionales y, con tal fin, tomar medidas colectivas eficaces para prevenir y eliminar amenazas a la paz y para suprimir actos de agresión u otros quebrantamientos de la paz; y lograr por medios pacíficos, y de conformidad con los principios de la justicia y del derecho internacional, el ajuste o arreglo de controversias o situaciones internacionales susceptibles de conducir a quebrantamientos de La Paz.

Capítulo VI: Arreglo Pacífico de Controversias. Artículo 33. Las partes en una controversia cuya continuación sea susceptible de poner en peligro el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales tratarán de buscarle solución, ante todo, mediante la negociación, la investigación, la mediación, la conciliación, el arbitraje, el arreglo judicial, el recurso a organismos o acuerdos regionales u otros medios pacíficos de su elección. El Consejo de Seguridad, si lo estimare necesario, instará a las partes a que arreglen sus controversias por dichos medios.

Artículo 36. El Consejo de Seguridad podrá, en cualquier estado en que se encuentre una controversia de la naturaleza de que trata el artículo 33 o una situación de índole semejante, recomendar los procedimientos o métodos de ajuste que sean apropiados.

Capítulo VII: Acción en Caso de Amenazas a la Paz, Quebrantamientos de la Paz o Actos de Agresión. Artículo 39. El Consejo de Seguridad determinará la existencia de toda amenaza a la paz, quebrantamiento de la paz o acto de agresión y hará recomendaciones o decidirá qué medidas serán tomadas de conformidad con los artículos 41 y 42 para mantener o restablecer la paz y la seguridad internacionales.

Artículo 42. Si el Consejo de Seguridad estimare que las medidas de que trata el artículo 41 pueden ser inadecuadas o han demostrado serlo, podrá ejercer, por medio de fuerzas aéreas, navales o terrestres, la acción que sea necesaria para mantener o restablecer la paz y la seguridad internacionales. Tal acción podrá comprender demostraciones, bloqueos y otras operaciones ejecutadas por fuerzas aéreas, navales o terrestres de miembros de las Naciones Unidas.

Artículo 51. Ninguna disposición de esta Carta menoscabará el derecho inmanente de legítima defensa, individual o colectiva, en caso de ataque armado contra un miembro de las Naciones Unidas, hasta tanto que el Consejo de Seguridad haya tomado las medidas necesarias para mantener la paz y la seguridad internacionales. Las medidas tomadas por los miembros en ejercicio del derecho de legítima defensa serán comunicadas inmediatamente al Consejo de Seguridad, y no afectarán en manera alguna la autoridad y responsabilidad del Consejo conforme a la presente Carta para ejercer en cualquier momento la acción que estime necesaria con el fin de mantener o restablecer la paz y la seguridad internacionales.

También en las Operaciones de Paz de la onu podemos ver un vínculo entre estas dos instituciones. La complejidad de las nuevas misiones ha provocado un aumento considerable de casos en que los cascos azules se han visto involucrados en situaciones de violencia; en consecuencia, el tema de la aplicación del Derecho Internacional Humanitario respecto de las fuerzas de la onu, ha cobrado una especial importancia y amerita ser analizado desde distintos puntos de vista.

Podemos partir del concepto de Operaciones de Paz que nos brinda Felipe Henríquez Palma en su trabajo ganador del Concurso de Monografías de derecho internacional humanitario, Premio “Gustave Moynier”, organizado en Chile por la delegación regional del cicr para el Cono Sur.

Según el autor, Operaciones de Paz es aquel despliegue operativo desarrollado con el consentimiento de las partes en conflicto, con la finalidad de supervisar y ayudar a mantener ceses al fuego, de mantener separadas las fuerzas enemigas y, de esta manera, posibilitar el retiro de tropas y facilitar las negociaciones sobre un arreglo definitivo de la controversia en cuestión.

Estas operaciones han ido perdiendo su carácter puramente militar y día a día han ido incorporando un mayor número de civiles para llevar a cabo tareas políticas y administrativas.

En la última década se han realizado más Operaciones de Paz que en los cuarenta años previos y los trabajos de estas misiones han ido comprendiendo tareas cada vez más ambiciosas, incluyendo asistencia electoral, asistencia humanitaria, servicios de administración del Estado, promoción de la democracia y protección de los derechos humanos, entre otras.

Estas son las llamadas Operaciones de Mantenimiento de la Paz (omp) de segunda generación, las que si bien no han desplazado por completo a las de primera generación, han ido adquiriendo cada día un mayor protagonismo.

Se trata de un nuevo tipo de operaciones, cuya finalidad es construir la paz y restaurar la ley y el orden en países devastados por la guerra y la destrucción. Paralelas a las omp existen las Operaciones de Restablecimiento de la Paz (orp), las que tienen una misión de combate emanada del Capítulo vii y corren a cargo de la onu, de un Estado, grupo de Estados o de organizaciones regionales sobre la base de la invitación del Estado concernido o de la autorización del Consejo de Seguridad.

¿Cómo y dónde se ha violado este siglo el Derecho Internacional Humanitario?

Aunque el dih nació para ayudar a las partes en la guerra, ha habido violaciones graves del mismo, por lo que es un deber nuestro, denunciar dichas violaciones, y luchar porque se haga justicia a favor de aquellos que no pueden expresar su dolor, o que se les veta sus palabras por ser explotados y no explotadores. A continuación algunos ejemplos fehacientes del siglo xxi publicados por diferentes medios de difusión masiva:

Israel Viola Derecho Internacional Humanitario

En flagrante violación del Derecho Internacional Humanitario, el ejército sionista bombardea indiscriminadamente la población civil y emplea armas, como el fósforo blanco, prohibida por las Naciones Unidas hace casi tres décadas.

Agencias de prensa de diversas partes del orbe reportan sobre el uso indiscriminado de armas prohibidas y de las graves quemaduras sufridas por los civiles palestinos a causa de las bombas de fósforo blanco lanzadas por Israel sobre Gaza.

Entretanto, expertos israelíes no desmienten el uso de este tipo de sustancia incendiaria, pero justifican que se emplea como apoyo al avance del ejército sionista.

La Convención de Ginebra del 10 de octubre de 1980, en su Protocolo iii prohíbe y restringe explícitamente en todas las circunstancias atacar con armas incendiarias a la población civil o bienes de esa naturaleza.

Los ataques a los bienes de carácter civil y religiosos, también se suman a la estrategia israelí durante las operaciones militares que desarrolla en Gaza. Desde el inicio de los ataques, una Mezquita y tres escuelas quedaron destruidas a causa de los bombardeos indiscriminados, mientras que parte de la infraestructura económica y social quedó en ruinas.

Téngase en cuenta que no es la primera vez que Israel emplea armas prohibidas. En sus guerras ha empleado bombas de racimos, de napalm y proyectiles de uranio empobrecido. También se ha impedido que se le preste asistencia médica a los heridos y que lleguen medicinas y ayuda de varios países del mundo.

Principales violaciones al dih cometidas por el Gobierno estadounidense en sus guerras contra Afganistán e Iraq

En primer lugar no observar el principio de la distinción, por el cual las personas civiles y los bienes de carácter civil no serán objeto de ataques, los que sólo se dirigirán contra objetivos militares.

A diario topamos con cifras e imágenes de heridos, muertos, personas desplazadas, sometidas a todo tipo de maltratos y actos de violencia, de ciudades y poblados que han sido objeto de ataques con la justificación de apresar a hipotéticos dirigentes terroristas.

“En general, violan las diversas normas contenidas en los Convenios de Ginebra de 1949. Aún están latentes las imágenes de las personas capturadas, torturadas, vejadas, y de las secuelas físicas y psicológicas que padecen los que han logrado salir de los campos de concentración”.

“¡Qué decir de los daños ocasionados al patrimonio cultural de esos países, la destrucción y saqueo de obras de arte e, incluso, de instalaciones, museos y otras obras arquitectónicas consideradas patrimonio de la humanidad!” Sería interminable enumerarlas todas, pero recordemos que esos excesos transgreden, además, el Derecho de La Haya relativo a la conducción de las hostilidades y la milenaria Cláusula de Martens, introducida en el preámbulo de la iv Convención relativa a las Leyes y Costumbres de la Guerra, aprobada en La Haya el 18 de octubre de 1907, la cual establece que “mientras se forma un código más completo de las leyes de la guerra, las Altas Partes Contratantes juzgan oportuno declarar que, en los casos no comprendidos en las disposiciones reglamentarias adoptadas por ellos, las poblaciones y los beligerantes permanecen bajo la garantía y el régimen de los principios del Derecho de Gentes preconizados por los usos establecidos entre las naciones civilizadas, por las leyes de la humanidad y de las exigencias de la convención pública”.

Estados Unidos firmó los cuatro convenios antes citados, pero no sus protocolos adicionales. “En su afán de imponer su hegemonía imperial trata de burlar todo instrumento jurídico internacional que afecte sus intereses, de ahí que sus principales dirigentes y asesores pretendan hacer reinterpretaciones y acudan a los términos de ‘combatientes enemigos’, ‘terroristas’, etcétera, con la maltrecha justificación de la lucha contra el terrorismo y la sacrosanta Seguridad Nacional de Estados Unidos”.

Otras guerras en que la potencia incumplió total y flagrantemente las normas del DIH

La guerra imperialista contra el heroico pueblo de Vietnam, la de los Balcanes contra la ex Yugoslavia, en el seno de la culta Europa y la denominada Guerra del Golfo, en Iraq. En todos estos conflictos armados internacionales subyacen, en ocasiones poco divulgadas, las consecuencias catastróficas ocasionadas al medioambiente y las secuelas que padecen miles de personas por el empleo de sustancias toxicas, bacteriológicas y del uranio empobrecido, violatorias de instrumentos internacionales de vieja data”.

El bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba como violador de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario

El bloqueo viola los principios y derechos fundamentales recogidos en el Derecho Internacional así como los más elementales principios del dih. El bloqueo económico se aplica en violación no solo del Derecho Internacional (di) y la soberanía nacional cubana, sino en brutal violación del derecho a la vida, el bienestar y el desarrollo de la población sin distinción de edad, sexo, raza, creencias religiosas, condición social o ideas políticas.

El bloqueo ha provocado graves daños y perjuicios a la economía nacional y, al hacerlo, ha ocasionado muy sensibles y cuantiosos daños a la población cubana a lo largo de varias generaciones.

Ello nos hace considerarlo un acto de genocidio, ya que somete intencionalmente a nuestro pueblo a condiciones de existencia que pueden acarrear su destrucción física, total o parcial, delito que fuera incluido en el Estatuto de Roma como de competencia de la Corte Penal Internacional.

El referido estatuto reconoce también el delito de Exterminio que en una de sus tipologías lo establece como la imposición intencional de condiciones de vida, la privación de acceso a alimentos, medicamentos, etc., encaminados a causar la destrucción de parte de la población.

Todos estos delitos son violatorios del di y dentro de éste, muy especialmente, de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario.

¿Por qué es importante la ONU para el Derecho Internacional Humanitario?

Creemos que el papel de la onu para el Derecho Internacional Humanitario es de vital importancia. Como máxima exponente para la protección de la paz mundial y representante de 192 países, tiene entre sus filas un grupo de instituciones que salvaguardan y velan porque se cumplan los principios del Derecho Internacional Humanitario y no se violen los derechos adquiridos a través de tantos años de guerras y conflictos armados.

La onu debiera desempeñar un papel más protagónico ante estos fenómenos que tanto daño ocasionan a las instituciones culturales, los civiles, sus familias y personal involucrado en las contiendas.

Hoy, más que nunca, cuando algunas potencias se creen dueñas del mundo, es necesario que la onu juegue su papel y diga no a esos crímenes y haga valer su poder global.

La Corte Internacional de Justicia y la Corte Penal Internacional tienen que castigar a todos aquellos que juegan con el futuro del mundo. El Consejo de Seguridad tiene que ser más incluyente y democrático y representar más los intereses de la paz mundial, apoyando menos a Estados Unidos y sus potencias.

La Asamblea General y sus resoluciones, aunque no sean vinculantes, tienen que ser más enérgicas y atacar todo síntoma de favoritismo y corrupción.

La onu, a través de sus innumerables organismos tiene que alimentarse constantemente de todas las violaciones del dih que ocurran y denunciarlas públicamente ante el mundo y ejercer así su papel de garante de la paz, la seguridad mundial y el progreso económico y social. El Derecho Internacional Humanitario sin el apoyo de la onu, sería como una planta sin agua, una ciudad sin personas o un pintor sin pincel.

Conclusiones

A modo de conclusión, podemos decir que el Derecho Internacional Humanitario surgió y evolucionó para el bien de la humanidad y aunque ha necesitado de grandes acontecimientos para aumentar la protección de los bienes e individuos, su papel ha sido vital para las partes beligerantes.

Se ha demostrado la relación que existe entre la onu y el dih, haciendo énfasis en la importancia que tienen ambos para los conflictos armados, así como las constantes violaciones de las que se ha valido un grupo de países y en especial Estados Unidos de América para someter a quienes no cumplen con sus designios.

Este Derecho de la Guerra es poco conocido por la mayoría de las personas, y es de suma importancia aumentar su estudio y divulgación para poder así denunciar las violaciones que constantemente se realizan de este derecho.

Bibliografía

  1. Bugnion F. El emblema de la Cruz Roja. Ginebra, CICR, 1977, 8-20.
  2. Bugnion F. El derecho de la Cruz Roja. Rev. Int. Cruz Roja 1995; 131: 535-66.
  3. Comité Internacional de la Cruz Roja: Normas fundamentales de los convenios de Ginebra y de sus protocolos adicionales. Ginebra: CICR, 1983.
  4. Protocolos Adicionales a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949- Comité Internacional de la Cruz Roja, Ginebra, 1977.
  5. Santana J L. Henry Dunant y el Socorro Mundial. Bohemia 1996 (7 de junio), 12:20-21.
  6. Http://www.bnjm.cu/sitios/laverdaddecuba/mensajes/cuba-horrorpalestina.htm
  7. Http://biblioteca.idict.villaclara.cu/UserFiles/File/.../2-%20Doc..doc.

Son analistas internacionalistas.

Tomado de: gestiopolis.com

Espere…

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia