La Gaceta Jurídica

“Hay que desterrar la judicialización de la política”

Creo que en 2012 se ha aprobado leyes muy buenas, por ejemplo esas dos y otras de relativa o menor importancia, que si bien no han estado a la altura de su implementación inmediata, especialmente en materia de desarrollo regional y sectorial, sin embargo, todas las leyes en el país son importantes, ya que a través de ellas se debe cimentar el cambio verdadero que desea el pueblo boliviano.

“Él trabajo del Órgano Judicial es arduo, no sólo de mejorar el sistema judicial”.

“Él trabajo del Órgano Judicial es arduo, no solo de mejorar el sistema judicial”. Foto: Oscar Rojas

La Gaceta Jurídica

00:00 / 08 de enero de 2013

Para el político Jorge Suárez Vargas, presidente del Partido Demócrata Cristiano y ex parlamentario, la gestión pasada dejó importantes leyes aprobadas en el Órgano Legislativo, sin embargo, existen cosas pendientes en el tema judicial y normativo, debió a que faltan reglamentaciones de instrumentos legales y no se han producido los cambios esperados en este ámbito.

¿Cómo evaluaría al 2012 en la gestión legislativa? ¿Fue positivo, negativo o neutro en general?

El año 2012 en la Gestión legislativa fue regular debido a que no se realizaron las consultas necesarias a los sectores y a las regiones involucradas en muchos anteproyectos de ley.

Se tenía las ideas de fondo, pero faltaba llevar adelante el detalle de las mismas. La Cámara de Diputados fue la que tuvo mayor repercusión, ya que su propia Presidenta manifestó que la mejor forma de sacar leyes responsables es consultando con los sectores interesados y efectuando para su aprobación el consenso de leyes que vayan a coadyuvar en el buen desenvolvimiento social y económico.

Hay varias leyes importantes, según el gobierno, pero, ¿para la población serán de verdad importantes? ¿Puede analizar algunas de este año?, por ejemplo la de Trata y tráfico de personas, la de Seguridad Ciudadana, etc.

Creo que en 2012 se ha aprobado leyes muy buenas, por ejemplo esas dos y otras de relativa o menor importancia, que si bien no han estado a la altura de su implementación inmediata, especialmente en materia de desarrollo regional y sectorial, sin embargo, todas las leyes en el país son importantes, ya que a través de ellas se debe cimentar el cambio verdadero que desea el pueblo boliviano.

¿Qué cosas quedan pendientes en materia legislativa que deben ser saldadas el 2013? ¿Cuáles son más urgentes?

En materia legislativa hay muchas cosas pendientes que deben ser vistas en el 2013, por ejemplo, las leyes de aprobación de varios caminos en el país, que deben construirse para la integración de La Paz y, a su vez, la integración nacional, que son parte del progreso que debe haber en este momento, como una ley que apruebe y profundice las autonomías departamentales y regionales, ya no en una ley marco, pero sí en normas que en la competencia y atribución de funciones puedan irse desarrollando con mejor inversión tanto en las gobernaciones como en los municipios, esto no quiere decir que se tendría que descentralizar totalmente la administración, pero es importante que el proceso autonómico no se paralice, no se anquilose y no detenga el desarrollo del país y, al contrario, no traiga más problemas que los que ha traído en el plano de polémica, discusión y hasta enfrentamientos entre hermanos bolivianos.

También hay leyes que están en mesa fundamentalmente en el departamento de la Paz, como desarrollo del norte, la participación económica en valles paceños y la inversión agropecuaria y turística en el altiplano; en todos los departamentos son similares los requerimientos y necesidades que se tiene para realizar en el año que comienza.

Con referencia a los códigos, personeros del Ejecutivo han hablado de la renovación de estos instrumentos, ¿desde qué perspectiva se debe enfocar esta renovación? ¿Cuáles son los que deben ser renovados primero?

Con referencia a los códigos, que los tenemos prácticamente desde la época de los “Códigos Banzer”, hay que referirse al cambio ineludible que el país necesita para tener una justicia dinámica, así, para evitar el hacinamiento carcelario y la retardación de justicia está, sin duda, el Código Penal, por eso decimos que éste se modernice y que se ponga a tono con la realidad democrática que vive Bolivia y al cambio de épocas suscitadas en aquí.

También es importante ver el Código Civil, las responsabilidades derechos y obligaciones de la juventud, las mujeres los profesionales en sus diferentes acciones y actividades a fin de tener una figura clara de lo que representan los derechos civiles, derechos humanos, universales y humanos a nivel del adelanto de la forma de vivir y de la mentalidad que debemos tener los bolivianos y colocarnos en el concierto internacional como los países que han profundizado su sistema de vida y que se regulan día a día para mejorar la forma de coexistencia y civilización.

En una consideración general, ¿cómo le parece la aplicación de las leyes, será que tenemos buenas leyes paro falta una aplicación o reglamentación adecuada?

Evidentemente, como decíamos anteriormente hay buenas leyes que se han aprobado en esta gestión, sin embargo, les faltan una reglamentación adecuada para su aplicación, por ejemplo, se tiene que hacer una reglamentación para el uso y consumo de bebidas, de tráfico de personas, de los derechos humanos que se vulneran con la inseguridad del ciudadano y otras, porque ¿de qué nos sirve tener leyes aprobadas si no están reglamentadas en una forma precisa?, ¿cómo se va a poder aplicar las normas sin una efectiva reglamentación? Por eso es necesario tener este mecanismo de acción para que la sociedad sienta el trabajo parlamentario.

¿Cómo evalúa el trabajo de los magistrados y del Órgano Judicial en general?

Haciendo una evaluación del trabajo de los magistrados y del órgano judicial decimos que a partir de las elecciones efectuadas en el 2011, hoy estamos observando que no ha habido mucho avance en relación a las anteriores autoridades judiciales, ya que el país y, fundamentalmente, los litigantes esperaban que todas las nuevas autoridades hubieran despachado sus demandas y, por ende, despejado la cantidad ingente de casos que están al borde del archivo, produciéndose un estrangulamiento de la justicia a través de la retardación de la misma.

Por todo lo que estamos observando y con todos los problemas que estamos viendo, no solamente en el caso de la red de extorsión, sino también en los casos ordinarios que se presentan en los juzgados, prácticamente no existe el cambio que todos esperábamos mínimamente y que, con esa corrupción tan sentida por todos, en vez de proporcionar una acertada acción judicial, hoy tengamos que estar igual que antes.

Creemos mucho que los magistrados y el Órgano Judicial en general pueden cambiar todos estos mecanismos para que se lleve adelante una justicia clara y trasparente que viabilice definitivamente el gran problema que tenemos hoy por hoy en las cárceles bolivianas, que es el hacinamiento carcelario, por lo que el trabajo de este poder del Estado es arduo y tiene como principal desafío mejorar no solamente el sistema judicial, sino también la libertad y la democracia.

Finalmente, creo que es importante desterrar definitivamente la judicialización de la política, que no se utilice para avasallar políticamente al adversario de turno, sino que se venza con ideas, con doctrina, con programa y fundamentalmente con respeto al pueblo boliviano y que esto otorgue un marco de seguridad jurídica para que en el país nuevamente se vislumbre la esperanza, la tolerancia y también la estabilidad económica, macro y micro económica, con el respeto a la inversión privada y a la profundización de la inversión estatal en todas las gobernaciones y municipios del Estado Plurinacional de Bolivia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia