La Gaceta Jurídica

El futuro de la abogacía y la formación del abogado

(Parte II)

Foto: david-salinas.blogspot.com

Foto: david-salinas.blogspot.com

Ramón Mullerat

00:00 / 26 de septiembre de 2014

Globalización de la abogacía

Misión y funciones del abogado

Si bien el abogado ejerce múltiples funciones (1), un denominador común caracteriza su fundamental misión: la defensa de los derechos y libertades de los ciudadanos. La abogacía desempeña una función esencial en la sociedad moderna y en la integración social, incluyendo una importante función de mediación, explica a los ciudadanos lo que los que están en el poder (legislador, juez, gobierno) deciden y, por otro lado, explica a los gobernantes cuáles son las necesidades y deseos de los ciudadanos (2).

Finalmente, los abogados se encuentran en una posición inmejorable para la promoción y la protección de los derechos humanos (3) y la contribución a la lucha contra la corrupción que corroe los cimientos de la sociedad (4).

Globalización y cambios en la abogacía

El derecho y los abogados van siempre a la zaga del desarrollo social. Primero se produce el acontecimiento social y luego el legislador lo regula; no al revés (5). Primero, Cristóbal Colón descubrió América, después se promulgaron las leyes de Indias y no a la inversa. Sin embargo, con la velocidad que caracteriza actualmente a este mundo, el retraso resulta intolerable.

El mundo judicial y jurídico cada vez experimenta mayores cambios como consecuencia de las nuevas tecnologías, del mayor acceso a la información y de la intensificación de las relaciones transnacionales. Los tribunales y los despachos de abogado pueden evolucionar hacia un tipo de oficinas sin papeles (paperless courts or firms)  (6).

La globalización afecta, directa o indirectamente, a los más de cuatro millones de abogados que ejercen en el mundo (7). Sin embargo, la globalización afecta especialmente a los abogados dedicados al derecho de la empresa y más particularmente de la empresa transnacional. Si bien los grandes despachos comercialistas reúnen una proporción relativamente pequeña del total de abogados (incluso en Estados Unidos solamente el 9 por ciento de abogados trabajaba en despachos de más de 100 abogados en 1988), dichos despachos disfrutan de una gran notoriedad e influencia dentro y fuera de la profesión.

Abogado europeo y abogado mundial

Nociones como “abogado europeo” y “abogado internacional”, que se hallan al día y trabajan con la legislación, cultura e idioma de diversas jurisdicciones, son cada vez más corrientes. El ejercicio transnacional, no fácilmente ejercitable debido a los sistemas jurídicos, organización y funciones diversas, ha sido ya objeto de regulación:

a) El establecimiento interno de los abogados en Europa a través de la aplicación de la Directiva de Servicios (77/249/cee), la Directiva de Diplomas (8948/CEE) y la Directiva de Establecimiento (98/48/CE) (8) es una realidad.

b) El establecimiento a nivel mundial, a través de las negociaciones con el gats/wto, lo será pronto.

Globalización de los despachos

Grandes despachos y sus estrategias globales

La globalización de las empresas ejerce una decidida presión sobre los grandes despachos, en particular sobre los dedicados al comercio internacional para que crezcan y se expansionen de forma global, abriendo oficinas en el extranjero, fusionándose o afiliándose con despachos extranjeros a fin de asesorar a dichas empresas en sus operaciones a nivel mundial. Ello comporta un crecimiento importante en la talla de dichos despachos.

Hoy en día existe un despacho con cerca de 4.000 abogados (9), tres que superan los 2.000 y más de 15 que superan los 1.000 (10). Ward Bower explicó que, al menos, dos despachos aspiraban a alcanzar los 5.000 abogados y que en un futuro existiría un despacho de 10.000 (11).

Motivos para el crecimiento

El despegue en el tamaño de los despachos se inició cuando la Ley de Sociedades inglesa de 1967 abolió el tope de los 20 socios. Las razones de dicho crecimiento, que ha continuado sin pausa desde entonces, son las siguientes:

a) Mayor demanda de servicios jurídicos y, en particular, de derecho empresarial debido a la globalización y a un creciente interés en la gestión del riesgo (algo así como la “mediana preventiva”). Entre 1970 y 1985 esta demanda se triplicó.

b) Aumento del número e importancia de los conflictos interempresariales.

c) Asuntos jurídicos cada vez más complejos y que exigen mayor número de especialidades y oficinas.

d) Política de las sociedades multinacionales de reducir el número de los bufetes de abogados que utilizan en el mundo (12).

e) Aumento de los asesores jurídicos internos de empresa.

f) Interés de los despachos en diversificar su riesgo económico desarrollando una “cartera” de especialidades y una integración vertical (13).

g) Deseo de los despachos de imitar a sus clientes y a sus competidores por el temor a quedarse atrás.

h) La filosofía de “lo grande es bello” (14).

Muchos despachos debaten sobre cuál es la masa crítica ideal: crecer transnacionalmente o contener el crecimiento permaneciendo independientes e invirtiendo en calidad. A mi juicio, el tamaño no es relevante, los clientes buscan abogados profesionales y competentes para solucionar sus problemas con independencia de la estructura en la que trabajen.

Estos abogados existen en grandes y en pequeñas estructuras. Lo que ocurre es que las primeras tienen más ventajas para publicitar sus cracks.

Métodos de globalización

Los despachos que persiguen una cobertura global lo hacen a través de distintos métodos:

a) Establecimiento de sucursales (branching out). b) Franquicias (Baker & McKenzie). c) Establecimiento de alianzas (Linklaters). d) Fusión con otros despachos (Clifford Chance absorbiendo a Roger & Wells). e) Creación de joint ventures. f) Creando lo que se denomina “mejores amigos” (Slaughter & May).

Los mayores despachos del mundo divergen sobre el método de responder a la globalización. Baker & McKenzie, con su presencia en 35 países y su sistema de franquicia es, quizás, el único despacho verdaderamente global. Clifford Chance es el prototipo de globalización a través de tomas de control (Roger & Wells, Punder Volhard). Un considerable número de grandes despachos mundiales [Shearman & Sterling, Skadden Arps, Cleary Gottlieb, Davis Polk, White & Case, Sullivan & Cromwell (15)] se han expandido con la creación de sucursales en el extranjero. En cambio, algunos de los mejores (Cravath Swaine, Slaughter & May) simplemente buscan la colaboración de otros despachos en los países respectivos (16). Hasta ahora, sólo unas pocas fusiones transatlánticas –tomas de control, más que fusiones– han tenido lugar (17).

Muchos intentos han fracasado debido fundamentalmente a discrepancias respecto a los ingresos de los socios, los sistemas de remuneración y los métodos de financiación de despachos entre Estados Unidos y Reino Unido. En Europa, existen diversos proyectos de “continentalización” o “europeización” o proyectos para conseguir una presencia paneuropea a través de redes o filiaciones, todos ellos dirigidos por despachos de la City de Londres (Cameron McKenna, Eversheds, Denton Hall, dla, etc.).

Crecimiento constante

A pesar del espectacular crecimiento de los grandes despachos en la última década, la hipótesis de un crecimiento ilimitado no es realista y algunos sostienen que los días del crecimiento ilimitado de los megadespachos están contados (18). Las principales barreras al crecimiento de los despachos son:

a) Los presupuestos. b) La dificultad de contratar abogados con la competencia y técnica necesarias. c) La dificultad de mantener una cultura uniforme o armonizada del despacho plurinacional y multicultural. d) La dificultad de controlar la calidad. e) Los conflictos de interés, una de las cuestiones más debatidas en la deontología jurídica actual (19).

¿Es lo mayor mejor? En Reino Unido, por ejemplo, además de los cinco despachos que componen el Magic Circle (Círculo Mágico) (20), existe un pequeño grupo de despachos medianos a los que se denomina el Golden Circle (Círculo Dorado) y que tienen notable éxito (21). Las características de estos despachos son su dedicación a sectores concretos de la economía, la calidad de su gestión, contar con abogados de gran competencia y reconocimiento pragmático de que no pueden desplazar al Círculo Mágico en el asesoramiento a los mayores clientes (22).

Predicciones

Es difícil generalizar en una profesión tan diversa como ésta y predecir algo que sea aplicable tanto al despacho de 1.000 abogados como al individual. Es como pretender hablar de tendencias en el comercio cuando se intenta incluir la pequeña tienda de barrio y el gran centro comercial. No obstante, mis predicciones para la profesión jurídica en el año 2020 son:

A) Para el Derecho

a) Creciente unificación o armonización del Derecho empresarial a nivel mundial y, consiguientemente, necesidad de abogados con formación internacional y conocimiento de idiomas, culturas y sistemas jurídicos diversos.

b) Descentralización del Derecho y proliferación de entes legisladores no estatales a través de procesos de creación legislativa descentralizados en la sociedad civil de forma independiente a los estados-nación (23).

c) Aumento del uso de formas de resolución alternativa de conflictos (alternative dispute resolutions) a fin de hacer frente a la creciente demanda de justicia a un sistema judicial sometido a excesiva tensión (24).

d) Creciente predominio de la lengua inglesa y del common law en las operaciones internacionales (25).

e) Aumento de la prevención de riesgos por parte de las empresas (26), lo que requiere una mayor demanda de servicios jurídicos y una actitud más proactiva por parte de los abogados.

B) Para los servicios jurídicos

a) Mayor dependencia de la tecnología. Cada vez existe mayor porcentaje de servicios jurídicos prestados on line. Los abogados necesitan adoptar técnicas de cooperación y ahorro de tiempo para satisfacer las necesidades de sus clientes (27). Susskind (28) ha dicho que en un futuro los abogados serán denominados “ingenieros de información jurídica” (legal information engineers) (29).

b) Mayores exigencias por parte de las asesorías internas (30) que imponen restricciones presupuestarias a los despachos cuyos servicios contratan, ejercen mayor control sobre los asuntos, exigen informes periódicos y crecientemente comparan y controlan honorarios y condiciones de los despachos.

c) Profesión diversificada debido a que una clientela diversa requiere una profesión diversa desde el punto de vista racial, étnico, sexual, etc.

d) Demanda de mayor calidad y de precios más baratos que reduce el valor del trabajo y lo desplaza a despachos con mayores estructuras, recursos y experiencia.

C) Para los despachos

a) Coexistencia de 50 despachos globales que coexistirían con miles de despachos regionales y locales y con abogados que ejercen de forma individual (solo practitioner) (31).

b) Los despachos dedicados al Derecho empresarial (business law) se consolidarán aún más; proliferarán los despachos especializados en una materia  (niche o boutique firms); los despachos medianos –éste es un concepto relativo según cada país– disminuirán presionados por los mayores recursos de los grandes y la mayor flexibilidad de precios de los pequeños.

c) Creciente hiperespecialización de los despachos en los rincones más recónditos del Derecho. Algunos despachos rechazan ya prestar un servicio integral a fin de convertirse en despachos especializados y diferenciados (32).

d) Aumento de las fusiones a nivel regional y mundial, forzando a aliados y competidores a aumentar la productividad, introducir sistemas de gestión más eficaces, remodelar las normas jerárquicas tradicionales y, al mismo tiempo, dividir despachos personalistas, desencadenar conflictos generacionales y marginar la clientela no básica (33).

e) Gestión empresarial. Los grandes despachos son dirigidos y administrados como empresas, con aplicación estratégica de recursos humanos y financieros, racionalización de operaciones y contratación de gestores y consultores profesionales no abogados (34).

f) Mayor exigencia para la promoción a socio. En los últimos diez años el tiempo necesario para llegar a socio de un despacho se ha prolongado y la proporción de abogados respecto de los socios ha aumentado.

g) Los métodos retributivos ponen cada vez más énfasis en fórmulas basadas en la productividad y la obtención de negocio (eat what you kill) por encima de la igualdad de participaciones (equal shares) o la antigüedad (lockstep) (35).

h) Mayor competencia entre despachos, internacional y doméstica; procedente de los auditores y otros proveedores de servicios profesionales; competencia en el reclutamiento de nuevos abogados; competencia interna dentro del propio despacho.

i) Reñidos concursos entre despachos competidores para obtener encargos profesionales (beauty contests) (36).

j) Lo grande no siempre es bello; es la calidad lo que cuenta. La calidad prevalecerá por encima del tamaño. Los clientes cada vez estarán mejor informados y serán más selectivos. Ser global es menos importante que ser bueno (37).

Como dijo Melinda Brown, es preciso reinventar la organización de los servicios jurídicos poniendo énfasis en soluciones creativas, servicio al cliente y tecnología. El despacho de la nueva economía deberá mantenerse siempre alerta, responder con rapidez y adaptarse a las necesidades de los clientes (38).

La formación de los abogados en Europa

Si la globalización del mundo y del Derecho tendrá tanta influencia en la abogacía, los abogados deben prepararse para ello. Esta preparación es la formación o el entrenamiento o training, como dicen los ingleses. Al hablar de la formación del abogado, podemos referirnos a la formación inicial o a la formación continuada (continued legal education). Aquí me ocupo sólo de la primera y en Europa.

La organización profesional en Europa

Un error clásico, particularmente cuando se observa desde el exterior, consiste en considerar la Unión Europea (ue) una unidad económica y política. La ue es, ciertamente, una unidad, pero no una unidad perfecta ni definitiva. Hay que tener en cuenta que cada uno de los Estados miembros tiene su propia cultura, organización y política.

Leon Brittan, quien fue comisario europeo, dijo que la historia, la geografía y el clima han hecho a los europeos diferentes; que Bruselas no tiene ni la intención ni el poder de convertirlos en una única raza, única cultura o única nación; y que viajar desde las islas Aran hasta Sicilia o desde Copenhague hasta Sevilla ofrece un abanico de diversidades culturales mucho mayores que en cualquier otro lugar del mundo (39).

En el ámbito jurídico, cada asociación nacional, así como los cientos de colegios de abogados locales, tienen su propia identidad y regulación propia. Asimismo, la organización y el ámbito de actividad de la profesión jurídica son distintos en cada uno de los Estados miembros.

La organización de la abogacía

La organización de la abogacía puede clasificarse en tres grupos: el sistema escandinavo (advokat); el del Reino Unido y el de Irlanda con una profesión diferenciada entre solicitors y barristers (advocates en Escocia), que son los que actúan ante los tribunales, y el sistema de Derecho civil del resto de países con una profesión unificada de abogados y otra de notarios, generalmente funcionarios con la función de autenticación de documentos en nombre del Estado.

Existen unos 500.000 abogados en la ue con denominaciones en cada idioma. Como dije, la función esencial del abogado consiste en la defensa y el asesoramiento jurídico. Aunque estas dos funciones son las básicas, esto no impide que existan diferentes formas de ejercer la profesión en la ue. No obstante, a pesar de las diferencias de organización y de ejercicio, el abogado europeo tiende progresivamente a evolucionar hacia una serie de valores, intereses y principios doctrinales que sobrepasan las barreras nacionales (40).

Por lo que respecta a los colegios de abogados, su función consiste en mantener la organización y las reglas de conducta nacionales y locales. Normalmente, en los países septentrionales la profesión está organizada en torno a un único colegio nacional (41), mientras que en los meridionales la asocia- ción –generalmente obligatoria– se basa en colegios locales (42) federados a nivel nacional en un consejo nacional (43).

Continuará

Notas

1. Aba Model Rules, 1998, Preámbulo [2]: el abogado realiza funciones diversas como asesor, defensor, negociador, intermediario y evaluador.

2. Ésta es la razón por la cual los dictadores (Enrique IV, Napoleón, Hitler, etc.) desprecian a los abogados.

3. Ramón Mullerat. “What lawyers can do to enhance human rights”, Iba-Human Rights Institute Review, junio 2000, p. 13.

4. Klaus Bölhoff. Expansión, 1 de octubre de 1999.

5. Las nuevas tecnologías permiten a los clientes tener mayores expectativas respecto a la respuesta de los abogados. Aric Press, “We’re all connected”, The American Lawyer, noviembre 1998, p. 5: “First the clients discover the world. Then the lawyers follow”.

6. Me han dicho que en Singapur algunos juzgados ya trabajan sin papeles.

7. Estados Unidos, 950.000 abogados; UE, 500.000; India, 450.000; Brasil, 300.000; China, 150.000; el mundo árabe, 450.000, etc.

8. Ramon Mullerat, “The European lawyer. New rights of establishment”, European Counsel, mayo 1998.

9. Clifford Chance tiene hoy 3.800 con oficinas en 19 países. En 1987, cuando se formó por una fusión, eran solo 600. Financial Times, 4 enero 2002.

10. A mitad de los años 50, solamente 38 despachos en Estados Unidos tenían más de 50 abogados, en 1995 más de 500 despachos tenían más de 50 abogados y los despachos con más de 100 aumentaron de menos de una docena en 1960 a 250 en 1985. Marc Galanter y Thomas M. Palay, “Why the big get bigger”, 76 Virginia Law Review 747, 1990. Hoy existen casi 350 despachos con más de 100 abogados y más de 700 con más de 70.

11. Ward Bower, Law Summit 2000, Londres, 26 de septiembre de 2000.

12. Esta estrategia fue adoptada por primera vez por DuPont en 1990 cuando redujo de forma drástica el número de despachos que utilizaba y seleccionó a unos proveedores preferidos que aceptaron prestar un servicio más eficiente y facturación más reducida a cambio de garantizar un volumen de trabajo.

13. Marc Galanter y Thomas M. Palay, op. cit.

14. Por contraposición a la frase que el economista británico E. F. Schumacher acuñó en 1970 “lo pequeño es bello” para indicar que las grandes empresas carecían de la humanidad de las pequeñas.

15. Sullivan & Cromwell, por ejemplo, posee oficinas en Londres, París y Frankfurt. Roger Cohen, Presidente de S&C, dijo: “We do not see a global network as being in our long-term interests”, Financial Times, 5 de diciembre de 2000.

16. The Economist, “Lawyers go global”, 26 de febrero de 2000.

17. La más conocida es la de Roger & Wells por Clifford Chance. Pero hay otras como la reciente fusión del despacho de Estados Unidos Reed Smith y el de Londres Warner Cranston.

18. David Andrews, “Why the big fish are facing extinction”, European Lawyer, julio 2000, p. 31: “We are seeing an increasing number of cases which look very much like growth for the sake of growth, based on no stronger reasoning than the fact that others are doing it so it must be advantageous. Alternatively, it is based upon the fear of being left behind”.

19. R. D. G. Chester, J. W. Rowley y Brett Harrison, “Conflict of interest, Chinese walls and the changing business of the law”, Business Law International, 2000, issue 2, p. 35. Marc Galanter y Thomas M. Palay, op. cit., “Size multiplies the possibility of conflicts of interest, and the resulting tension between partners who tend old clients and those who propose new ones can often lead to a breakaway”.

20. Clifford Chance, Linklaters, Freshfields, Allen & Overy and Slaughter and May.

21. S. J. Berwin, Olswang, Macfarlanes, Traver Smith Braithwaite, Gouldens, Taylor Johnson Garrett, Bird & Bird.

22. John Malpas, “How to run around in circles”, The Times Law, 12 de septiembre de 2000.

23. Gurther Teubner, “Legal regimes of globalisation state actors”, Global law without a state, 1996, p. XIII: “Technical standardization, professional rule production, human rights, organization regulation in multinational enterprises, contracting arbitration and other institutions of lex mercatoria are forms of rule-making by ‘private governments’ which have appeared on a massive global scale”, Gemdev, Mondialization. Les mots et les choses, 1999, p. 284.

24. Dorothy W. Nelson, “ADR in the 21st century”, Dispute Resolutions Magazine, primavera 2000.

25. 38 de las 50 mayores multinacionales del mundo son estadounidenses o inglesas.

26. Gabe Shawn Vargas: “Coping with global angst: Five Practical Prescription”, ACCA Docket, julio-agosto 1999, p. 26, “Preventive law has become a cliché through overuse over the years, yet there is much to the concept and much that has particular applicability internationally”.

27. “Technology to win clients”, Worldlaw Business, 1 de octubre de 2000, p. 44.

28. Richard Susskind, The future of law, 1999.

29. Si bien las tecnologías modernas están introduciendo retos importantes en el mundo jurídico, no debemos olvidar lo que dijo Tom Standage, p. 2.

30. Marc Galanter y Thomas M. Palay, op. cit.: “The new aggressiveness of in-house counsel, the breakdown of retainer relationships, and the shift to discrete transactions have made conditions more competitive”.

31. Ramon Mullerat, “Ramon Mullerat speaks out”, Commercial Lawyer, núm. 35, 1999, p. 22. Ward Bower, “Legal services in the 21st century”, The Law Society Solicitors’ Law Festival, París, 29 de octubre de 1999. Robert Nelson, “The future of American Lawyers”, Case Western Law Review, 1994, según el cual el número de los abogados que ejercen de forma individual en Estados Unidos se redujo de 61% en 1948 a 46 en 1960 y a 33 en 1980 y 1988.

32. Sioban Rothe, “Putting firms in focus”, Legal Times, 27 de octubre de 2000.

33. Konstantin Righter, “When mergers cause spinters”, The Wall Street Journal Europe, 24 de octubre de 2000.

34. Jean Eaglesham, “How to harness a myriad independent minds”, Financial Times, 4 de enero de 2002.

35. Galanter y Palay, op. cit.

36. Colin Coulson-Thomas, “Business tips from the most successful firms”, European Lawyer, octubre 2000.

37. Gregory Palm, asesor jurídico general de Goldman Sachs: “… no one wants to rely on, for example, a Swiss lawyer because he or she is part of a global firm if they do not think that lawyer is the best”.

38. Melinda Brown, asesora jurídica general de Lotus, citada por Gary A. Munneke, “Seize the future”, Law Practice Quarterly, febrero 2000, p. 15. Ramon Mullerat, “Calidad en los servicios jurídicos”, Otrosí, marzo 1993, p. 17. Emilio Ybarra, Presidente del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, dijo que “el siglo XXI será el de la globalización y el conocimiento, en el que los cambios se sucederán rápidamente y requerirán mucha flexibilidad, capacidad de experimentación, riesgo calculado y un espíritu de innovación ininterrumpido”.

39. Leon Brittan, Europe, the world we need, Hamilton, 1994, p. 16.

40. Hamish Adamson, Free movement of lawyers, Londres 1992, p. 3.

41. Reino Unido, Irlanda, Dinamarca, Suecia, etc., donde sólo existe un colegio nacional.

42. Francia (180 colegios), España (82), Italia (160), etc. Portugal es la excepción, con un único colegio nacional.

43. Grecia es la excepción, dado que los colegios de Atenas, El Pireo y Tesalónica no se hallan federados en una asociación nacional.

Es abogado, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona; expresidente del Consejo de los Colegios de Abogados de la Unión Europea (CCBE).

Tomado de: uam.es

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia