La Gaceta Jurídica

La idiosincrasia del acoso laboral

En una sociedad como la nuestra hay personas que no cuentan con suficiente formación académica, éstas sufren a causa de la falta de empleo, pasan por necesidades económicas y relaciones laborales cada vez menos equilibradas o, al obtener un puesto en una empresa pública, sienten la constante amenaza a su estabilidad laboral.

El “mobbing” o acoso laboral afecta a las personas de diversa manera y puede perjudicar a  la empresa.

El “mobbing” o acoso laboral afecta a las personas de diversa manera y puede perjudicar a la empresa. Foto: noticias.terra.com.mx

Amelia Peña Aguilar

00:00 / 05 de septiembre de 2014

Los empleados que ocupan cargos altos como direcciones, asesorías, jefaturas, etc. utilizan el “acoso” y el “hostigamiento” como una forma de demostrar quién manda.

Un caso hipotético

Imaginemos una empresa pública “X” donde Mario trabaja como empleado de almacenes, él es el preferido del asesor de la empresa por su buen desempeño y su calidad profesional, pero Paola, su jefa inmediata siempre trata de hacerlo quedar mal, acusándolo de no hacer sus deberes correctamente y de que no cumple horarios, lo envía a hacer tareas que no le corresponden, con el objetivo de “aburrirlo” y “obligarlo” a renunciar.

El asesor se da cuenta de que Paola no cumple con sus funciones y horarios, que llega tarde y se va temprano y que es prepotente a raíz de una relación amorosa que mantiene con Iván, el director de la empresa desde hace cinco años.

Ella, al verse desenmascarada, vocifera furiosa, amenaza, habla mal de él con su amante y con los compañeros de oficina, lo acusa de que no la deja en paz y logra sacarlo de la empresa.

Una vez el asesor está afuera, Paola se da cuenta de que no sólo él sabía de su relación con el director, sino también Mario y otros subordinados menores y empieza averiguar la forma de presionar al director para que los también eche de la compañía.

Paola descubre que el director debe casi un millón de dólares a empresas que prestan servicios (suscripciones de prensa, pasajes de avión, etc.) y que el déficit por el que atraviesa la entidad es la razón del atraso con los sueldos.

Hábilmente lo convence de que debe ahorrar en sueldos y le da una lista de personas que no le agradan, inventando que, además de ser inútiles en la corporación, la tratan mal.

Así Paola logra sacar de la empresa a todos los que para ella son “molestos”.

Definición de acoso laboral

El “acoso laboral” es un fenómeno poco estudiado, aunque bastante antiguo, era conocido como el “síndrome del chivo expiatorio” o el “síndrome del rechazo de cuerpo extraño”.

Shuster (1996) considera que el acoso es una de las experiencias más devastadoras que sufre un empleado y que lo marca toda la vida, sentirse ignorado por causas injustas hace que cuestione sus valores, sus principios, lo estresa y lo enferma emocional y físicamente.

El acoso laboral es definido como “el deliberado, intencionado y continuado maltrato en acciones y palabras que recibe un trabajador, hasta entonces válido, adecuado, o incluso excelente en su desempeño, por parte de uno o varios compañeros de trabajo (incluido muy frecuentemente su propio jefe), que buscan con ello desestabilizarlo y minarlo emocionalmente con vistas a deteriorar y hacer disminuir su capacidad laboral y poder eliminarlo así más fácilmente del lugar y del trabajo que ocupa en la organización”.

A veces, el acoso laboral es utilizado por las empresas como una estrategia de abuso para deshacerse de empleados molestos, conflictivos, sindicalistas, etc. pero sin que a la empresa le suponga un costo económico.

El acoso laboral por parte de un compañero a otro se da por envidia, celos, competitividad, ambición, etc. El acoso laboral de los empleados hacia un jefe se da porque quizás éste es muy estricto, moralista, exigente, etc. El acoso laboral de un jefe a un empleado se da por su sentimiento de mediocridad, incompetencia y miedo de que logre ascender a su puesto en un futuro lejano.

Integridad moral

Es difícil enfrentar una situación de acoso moral porque se entra en un campo de guerra y pugna de poderes. Generalmente los individuos tratan de cuidar su puesto en la empresa, su integridad física y moral y, por ello, se hacen a un lado cuando ven que alguien es perseguido o es víctima de acoso laboral.

El acoso laboral atenta a la integridad moral del trabajador, le ocasiona trastornos psicológicos, físicos, sociales, familiares, lo que se traduce en depresión, culpabilidad, estrés, ansiedad, pérdida de autoestima, irritabilidad, falta de concentración, entre otros efectos devastadores, ya que esto también repercute en su entorno familiar.

Tipos de acoso

Existen cuatro tipos generales de acoso laboral:

1. Estratégico. El acoso “institucional” es una estrategia empresarial que tiende a los “despidos” evitando pagar indemnizaciones. Permite también a las empresas poco escrupulosas obtener beneficios del Estado para continuar con sus actividades bajo el criterio de no despedir más gente.

2. De dirección. Es el acoso de gestión u organizativo que puede tener varios objetivos:

a) Eliminar a un trabajador que “no entra en el molde”, quien tiene genio, quien tiene una excesiva brillantez en sus tareas, quien es representante del personal o aquel cuyo lugar se quiere para dar a otro. La lista de las “razones” es larga y se basa en aprovecharse de otros.

b) Aumentar el rendimiento y el beneficio aumentando cada vez más trabajo con cada vez menos personal. Se utiliza la presión económica, se amenaza con el despido al trabajador con deudas o con parientes enfermos obligándole a trabajar cada vez más por menos.

3. Perverso. El acosador se presenta sobre todo a la sombra, sólo manifiesta su verdadera naturaleza cuando no hay testigos. Es muy seductor, da tanta confianza que el trabajador no duda en darle a conocer su vida privada y utiliza esa información clave para enrostrársela y conseguir lo que desea cuando sea necesario. En grupo trata amablemente pero, a solas, humilla y denigra con temas personales.

4. Disciplinario. Este acoso puede tener varios objetivos: hacer que la víctima “entre en el molde” o castigarla si no lo hace, aterrorizar a los testigos de esta violencia para generar temor sugiriendo lo que puede pasar al resto. Es la categoría utilizada contra los delegados y otros cargos electos.

Fases del acoso

1. Conflicto. Dentro de una institución, las relaciones personales son complejas ya que la competitividad y exigencias llevan a los compañeros de trabajo a roces y discrepancias que, paulatinamente, llevan al acoso moral laboral.

2.  Acoso. Aparecen conductas estigmáticas que buscan perjudicar al acosado, apartándolo del círculo social de la Institución. En general, la víctima no puede creer lo que está pasando y utiliza mecanismos de defensa tales como la negación. A pesar de la clara actitud que tiene el acosador hacia la víctima, ésta se niega a creer lo que pasa, ya que el acosador era su amigo o halagador, algo que el acosado ve con agrado.

3. Intervención de la empresa. En algún momento los conflictos llegan a la dirección de la Empresa. En este caso, los directivos pueden optar por una de éstas dos posturas: a) la dirección analiza el problema y toma medidas para evitar que continúe. Busca proteger a la víctima y b) la dirección no analiza el problema y ve a la víctima como la causa del conflicto, dirigiendo hacia ella las medidas correctivas. De este modo se agrava el acoso, transformándose de horizontal a mixto (horizontal y descendente).

Perfil de la víctima

Persona que tiene mayor probabilidad de ser envidiada por sus características personales, sociales o familiares, su éxito social, su buena fama, inteligencia, apariencia física, etc. El acoso afecta por lo general a trabajadores perfectamente válidos y capaces, bien valorados y creativos. Muy frecuentemente se trata de adultos superdotados, de manera que suelen ser, paradójicamente, los mejores de la organización. En otros casos el blanco son personas bien formadas moralmente que se resisten a participar, colaborar o “mirar a otro lado” en hechos corruptos.

Otros son los ingenuos en exceso y de buena fe, que no saben hacer frente desde el principio a aquellos que pretenden manipularlos o perjudicarlos. También la víctima es elegida debido a su juventud, orientación sexual, ideología política, religión, procedencia geográfica, etc.

Perfil acosador

El fin último del acosador es el “asesinato psicológico” de la víctima. El móvil principal que lo lleva a acosar es encubrir su propia mediocridad, es el miedo a su propia profesión. Acosando logra desviar la atención o desvirtuar las situaciones de riesgo para sí.

El agente de acoso es, en su mayoría, quien trepó a una jefatura apoyado por aliados poderosos. El acosador exige a los demás lo que a él le resulta imposible realizar por su propia incompetencia. No puede enseñar porque no sabe, no trabaja porque es incapaz y remplaza sus debilidades persiguiendo a los demás.

Consecuencias sociales

Las consecuencias sociales repercuten sobre el desarrollo de la sociedad, ya que el desarrollo de los países es gracias a los descubrimientos, investigaciones y progresos que logran sus ciudadanos.

Vivimos en una sociedad donde se cree que el único camino de progreso es arrebatar el puesto a otro y que no importa la formación académica, sino la cosecha de contactos y amistades. Esto lleva a que niños y jóvenes crezcan con una idea errada de lo que es progresar, así la violencia se ha hecho costumbre y parte de nuestra idiosincrasia.

Fuentes

Fernández Jiménez, Manuel. Algunos Aspectos del Mobbing Laboral en Acoso Moral.

Gonzales de Rivera y Revuelta, José Luis. El Síndrome de Acoso Institucional.

Guevara Ramírez, Lidya. Violencia Moral en el Trabajo o Mobbing Laboral: Reflexión en torno a los conceptos internacionales y una propuesta para América Latina.

López Correa, Alberto. Mobbing y Acoso Laboral: France Telecom En Managers Magazine.

Zapata Carmaqué, Esperanza. Mobbing: Una forma Perversa de acoso laboral.

Shuster B. Mobbing, bullying and peer rejection, American Psychological Association.

Es economista, egresada en Derecho y diplomada en Pedagogía para la educación superior y en Diplomacia Cultural de los Pueblos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia