La Gaceta Jurídica

No más indultos

…parece que los mecanismos de control aduanero y fronterizo no tuvieron total efectividad para evitar que esta contravención continúe, pues en este ámbito perjudican varios factores como lo extenso de las fronteras, el paso por caminos vecinales e improvisados no vigilados, la falta de personal y equipamiento suficiente para la vigilancia e, incluso, actos de corrupción que persisten.

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 04 de septiembre de 2012

Desde que el 8 de junio de 2011 el Presidente del Estado promulgara la Ley de Saneamiento Legal de Vehículos Indocumentados, que otorgaba 90 días de amnistía para el trámite, y que el 8 de noviembre de ese año se cerrara el “Programa de Saneamiento”, con 71.995 unidades nacionalizadas y una recaudación de 175,69 millones de dólares, el territorio nacional no ha dejado de ser espacio para la internación de más motorizados ilegales.

Si esta afirmación no fuera cierta, no tendría sentido el reciente anuncio del jefe de Estado, con el que descartó definitivamente una nueva amnistía para coches indocumentados, respondiendo de esta forma a los rumores que presumían un nuevo lapso para la legalización de más automóviles y otros carros. Con la anterior legalización se sentó el precedente de que “bajo presión” los contrabandistas de estos medios de transporte y quienes los subvencionan con su compra podrían lograr más concesiones, pues una norma de esas características es una especie de pie para la formación de una espiral inacabable en desmedro de la economía nacional, la empresa legalmente establecida y la salud de las personas.

No sirvió de mucho que se reflexionara acerca de que la internación de chatarra no paga impuestos, es una mella a la dignidad nacional y que se convierte en foco de infección por las condiciones mecánicas de las máquinas y por los sistemas antiguos que perjudican al medio ambiente. Tampoco sirvió de mucho que se intente recapacitar sobre los significados del contrabando, pues los presuntos delincuentes salieron con la suya al tener el perdón y, más aún, continuaron con la práctica. Por otra parte, parece que los mecanismos de control aduanero y fronterizo no tuvieron total efectividad para evitar que esta contravención continúe, pues en este ámbito perjudican varios factores como lo extenso de las fronteras, el paso por caminos vecinales e improvisados no vigilados, la falta de personal y equipamiento suficiente para la vigilancia e, incluso, actos de corrupción que persisten.

Si la determinación en el Órgano Ejecutivo permanece enérgica y no se abre resquicios para el contrabando de coches, la vigilancia podría establecerse de manera directa dentro de las fronteras y decomisar los vehículos que estén fuera de norma, lo cual se podrá lograr con un sistema de registro moderno a disposición de todos los municipios por donde necesariamente deben transitar estas máquinas.

Estos sistemas pueden ser efectivos con la compilación de un registro nacional completo de propietarios y datos pormenorizados de color, marca, modelo, números de placa y chasis etc., etc. de los vehículos legales, susceptible de ser actualizado mensualmente y enviado por internet y correo regular a las autoridades locales de todo el país. Del mismo modo, se debe reglamentar la forma de registrar automotores, habida cuenta de que existen municipios que otorgan permisos de circulación o placas locales, lo cual significa que estos carros son de presencia fantasma.    

No abrir otro indulto al contrabando de vehículos tendrá sus beneficios en un cada vez mejor control y organización perfeccionada para registrar y contabilizar motorizados, es decir, saber exactamente qué pasa en esta esfera y que se pretende de su existencia sistematizada.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia