La Gaceta Jurídica

La invasión y la demanda

…la ambición colonial y vetusta ha sido superada por las relaciones internacionales de entendimiento e integración por motivos de desarrollo mutuo con mayores beneficios, Bolivia aún debe atarearse para dar ejemplo...

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 17 de febrero de 2016

El domingo 14 de febrero el país recordó 137 años de la invasión militar de Chile al puerto de Antofagasta, con la particularidad que existe otra visión ciudadana del problema limítrofe debido a las acciones del Estado boliviano desde 2013 con la instauración de una demanda contra el país vecino en el principal tribunal creado por la humanidad, la Corte Internacional de Justicia (cij) de las Naciones Unidas con asiento en La Haya, sede de gobierno de los Países Bajos.

La expectativa nacional es aún mayor que cuando se inició la demanda, debido a que el 24 de septiembre de 2015 los magistrados de la cij negaron el recurso de incompetencia presentado por la representación chilena, de modo que declararon a su institución competente y con jurisdicción para atender la causa boliviana de acuerdo a procedimientos que definirán un fallo. En términos generales, la reclamación boliviana es que el tribunal emita un dictamen vinculante y de cumplimiento obligatorio para que el país transandino negocie con Bolivia de buena fe la solución para un acceso con soberanía a la costa.

La argumentación boliviana no implica el cambio de tratados internacionales, como Chile pretende hacer entender, aunque estos hayan sido firmados de manera presionada a consecuencia de la Guerra del Pacífico, sino que se basa en los compromisos unilaterales por casi un siglo de altos representantes gubernamentales y diplomáticos del país vecino para que se llegue a una solución, lo que en derecho internacional implica pacta sunt servanda (lo pactado obliga) y promissio est servanda (lo que se promete se cumple).

Al momento, por declaraciones del presidente del Estado, Evo Morales, la estrategia nacional continúa en acción para seguir sin retroceso y atender las etapas que se sucederán en los siguientes años de juicio, así se conoce que el próximo 25 de julio Chile presentará su contramemoria, a lo cual Bolivia debe responder. Esta fase será seguida primero de alegatos escritos y luego orales con documentación histórica que avale las posiciones.

En recientes declaraciones del agente boliviano para la demanda, el expresidente Eduardo Rodríguez, el fallo final de la Corte Internacional podría ser emitido en 2018, aproximadamente, aunque este tipo de procesos suelen tener variaciones y duraciones bastante largas. Sin embargo, es alentador que este proceso sea un evento que llama la atención jurídica hacia Bolivia, pues, según dijo este exmandatario y ahora embajador, el caso en la cij genera interés académico y diplomático en Europa, debido a las soluciones que propone con nuevos planteamientos jurídicos.

Para destacar más el empeño, a partir de una reunión en Bolivia del presidente Evo Morales con el equipo jurídico y abogados externos que trabajan en el litigio, se supo que los expertos nacionales y extranjeros preparan la respuesta a la contramemoria que Chile entregará, además, el vicepresidente Álvaro García aseguró que existe preparación “responsable y con seriedad”.

Si bien la ambición colonial y vetusta de los países ha sido superada por las relaciones internacionales de entendimiento e integración por motivos de desarrollo mutuo con mayores beneficios, Bolivia aún debe atarearse para dar ejemplo a una clase política de cuño arcaico y estancado que persiste en Chile.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia