La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica
  • ley

Una ley a favor de los trabajadores

Resorte jurídico

Amelia Peña Aguilar

00:00 / 24 de enero de 2014

…la familia sale adelante con un negocio, pero, las personas que trabajan ahí no saben que el dinero que generan sólo puede ser producto de su “trabajo”.

En economía política, la libre investigación científica tiene que luchar con enemigos que otras ciencias no conocen. El carácter especial de la materia investigada levanta contra ella las pasiones más violentas, más mezquinas y más repugnantes que anidan en el pecho humano: las furias del interés privado” Karl Marx, Londres, 25 de julio de 1867.

Los abogados y abogadas estamos conscientes de que vivimos en un país con déficit legal, nos hacen normas y reglamentos a la norma en muchos campos de acción de la sociedad, un vacío legal es justamente el que no regula los movimientos de la microempresa en Bolivia, una preocupación que no es de ahora, sino de muchas décadas.

Las microempresas producen mercancías (una mercancía es, en primer término, un objeto externo, una cosa apta para satisfacer necesidades humanas… del estómago o la fantasía), las microempresas, transforman la materia prima en productos finales para ofrecerlos en el mercado y obtener una ganancia de la venta de éstos, en forma de dinero.

Pero, ¿qué es lo que hace que estas mercancías valgan más dinero? ¿Qué es lo que les da más valor? Pues Carlos Marx en su libro “El Capital” nos explica que lo único que le puede dar valor a una mercancía es “el trabajo” (el gasto de la fuerza humana de trabajo bajo una forma especial y encaminada a un fin).

Pero el trabajo también es una mercancía y tiene un valor que adquiere forma de dinero en el mercado. La materialidad corpórea de la mercancía que sirve de equiva¬lente rige siempre como encarnación del trabajo humano abstracto y es siempre producto de un determinado trabajo concreto, útil; es decir que este trabajo concreto se convierte en expresión de trabajo humano abstracto.

¿A dónde va esta introducción conceptual? Se pretende indagar el por qué los microempresarios están en contra de una normativa que regule a la microempresa, que haga que sus movimientos sean transparentes para la sociedad y para el Estado.

Una empresa grande, privada o estatal, cuenta con trabajadores, unos son de planta otros eventuales, pero todos figuran en el Ministerio de Trabajo e, incluso, muchos cuentan con un sindicato que defienda sus intereses. Pero, ¿qué pasa con los trabajadores de una microempresa?

Estudios recientes denotan que las microempresas salen adelante generalmente con personal familiar, trabaja el papá, la mamá, los hijos, los nietos, etc. Eso es muy romántico y sacrificado, la familia sale adelante con un negocio, pero, las personas que trabajan dentro éste negocio no saben que el dinero que están generando sólo puede ser producto de su “trabajo”.

Y si esa empresa no le brinda a cada uno de los familiares un salario que implique un monto, un seguro social, un finiquito, un aguinaldo, etc. Ese dinero que es ganancia de la empresa es pura plusvalía, es explotación familiar, porque lo único que le puede dar valor a las cosas que producen es su trabajo, un trabajo que no es pagado.

Hemos mencionado y reiterado en más de una oportunidad que uno de los deberes fundamentales del Estado es el de proteger a sus ciudadanos, así sea de su propia familia.

No pagarle un salario justo a los miembros de una empresa familiar es feudal, volvemos a la discusión de ¿qué es primero?, ¿la estructura o la superestructura? Según el  Instituto Nacional de Estadísticas (ine), sólo el 0,3 por ciento de las empresas en el país es grande, el 94,9 por ciento son microempresas.

Según la caf (Banco de Desarrollo de América Latina) el 91 por ciento de las microempresas en Bolivia no tiene registro de comercio, el 94 por ciento no lleva registros contables y 97 por ciento no brinda seguridad social a sus empleados. 

Y si el derecho, la economía y el Estado buscan hacer de éste país un lugar más equitativo para vivir, vivir bien, es justo y necesario formalizar todo movimiento económico y legal de la microempresa a favor de los trabajadores.

Es economista, egresada en Derecho y diplomada en Pedagogía para la educación superior y en Diplomacia Cultural de los Pueblos.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia