La Gaceta Jurídica

El peor año para la niñez

…aún vivimos como en el pasado tenebroso, cuando la humanidad ignoraba que tiene superioridad mental y no había perfilado sus derechos fundamentales sin diferencias de edad, sexo, cultura o cualquier condición somática o espiritual.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 16 de diciembre de 2014

El 9 de diciembre el mundo conoció un informe, por lo menos aterrador, de la situación de los niños y niñas a nivel global, cuando el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef) en un comunicado declaró a 2014 como el año “más devastador” para este grupo etario.

Entre las cifras que detallan las agencias de noticias a partir del reporte del organismo internacional, se debe destacar que alrededor de 15 millones de niños y niñas estuvieron esta gestión en medio de conflictos armados en Irak, Sudán del Sur, Siria, Ucrania, República Centroafricana y territorios palestinos.

Asimismo, siempre en este lapso, 230 millones de pequeños y pequeñas residían en países y algunas regiones afectadas por conflictos armados. En la República Centroafricana 10 mil niños fueron reclutados por grupos armados, más de 430 fueron asesinados o mutilados y 2,3 millones quedaron afectados por la disputa armada. En el caso de los ataques israelíes a la Franja de Gaza, 538 niños fallecieron y casi 3.400 resultaron heridos. En Siria, 1,7 millones de infantes tuvieron que huir a causa de la guerra civil, pero más de 7,3 millones quedaron afectados.

En América, el caso emblemático es el de México, donde los menores de edad forman un grupo muy afectado por la “guerra contra el narcotráfico”, además que, según el Informe Alternativo sobre la Situación de Garantía de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en México de la Red por los Derechos de la Infancia, “el Estado mexicano ha incumplido reiteradamente su obligación de adoptar las medidas necesarias para impedir que niñas, niños y adolescentes se involucren en la producción y el tráfico ilícito de droga”.

Otro factor catastrófico para las personas de corta edad ha sido la epidemia de Ébola, debido a que la mortandad de esta enfermedad dejó en África a miles en la orfandad y casi 5 millones tuvieron que abandonar sus estudios como medida preventiva.

En un marco descriptivo de las circunstancias en las que suceden esos extremos inhumanos, el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake, afirmó que miles de niños y niñas murieron mientras dormían, jugaban o estudiaban, además de que muchos otros fueron secuestrados, torturados, reclutados, violados y hasta vendidos como esclavos. En una referencia incuestionable, el funcionario dijo que “nunca en la memoria reciente tantos niños fueron sometidos a una brutalidad tan atroz”.

Esto último es particularmente cierto si se compara las formas de vida en épocas como la edad media cuando las enfermedades diezmaban a la población, con obviamente mayores víctimas en el grupo de niños y niñas luego de graves sufrimientos; de hecho, este periodo y otros anteriores estuvieron signados por una vida difícil y hasta brutal en la que los niños padecían por guerras, abusos, esclavitud, trabajos forzados y mal trato de toda índole, situación acarreada desde prácticamente la vida en las cavernas.

Luego, en la etapa de la revolución industrial, la esclavitud en América y las grandes guerras del siglo XX las circunstancias no habían cambiado mucho para la población infantil, pues el panorama se pintaba similar a lo que ahora se ha perfilado arriba, es decir que aún vivimos como en el pasado tenebroso, cuando la humanidad ignoraba que tiene superioridad mental y no había perfilado sus derechos fundamentales sin diferencias de edad, sexo, cultura o cualquier condición somática o espiritual. 

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia