La Gaceta Jurídica

El poder del tráfico

Esta realidad puede parecer muy alejada de Bolivia, sin embargo, su fantasma se encuentra cada vez más cerca de nuestro contexto, no otra cosa dice el informe acerca del ajusticiamiento de uno de los principales presuntos narcotraficantes paraguayos, William Arévalos, considerado el segundo en poderío en el Primer Comando Capital…

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 18 de septiembre de 2012

Hace varios años que se ha convertido en una consecutiva avalancha de informaciones el hecho de que en México mueren decenas de personas cada mes como resultado de los enfrentamientos de integrantes de los cárteles de narcotráfico, quienes pretenden ampliar sus zonas de dominio y “ajustan cuentas” entre ellos mismos.

Esta situación es espeluznante si se entra en detalles acerca del número y formas de estas muertes, pues de trata de torturas, emboscadas y acribillamientos a plena luz del día.

Según recientes análisis de expertos en el tema narcotráfico publicados por los medios escritos de ese país, la situación se hará más peligrosa y violenta debido a que estas bandas han quedado en varios casos fraccionadas debido a la muerte o detención de sus líderes, lo que significa que existen ahora más grupos activos en diversas zonas, mientras que los que permanecen con mayor poder buscan ampliar su influencia en el negocio de la drogas y lo hacen fortaleciendo su poder de fuego y su cantidad de componentes.

Si bien los factores que confluyen para esta situación son varios, se puede destacar que se trata de mantener el negocio debido a los millonarios ingresos que representa el narcotráfico y la forma de vida en la que se espera tener cada vez más de lo que se tiene sin importar la manera. El resultado es una vida amenazada entre los mismos grupos y de terror para otras personas que no tienen nada que ver en el tema, pero que se encuentran en la línea de fuego.

El último reporte, que data de este domingo, señala que, al buscar mayor control de territorio, un enfrentamiento entre bandas de narcotraficantes dejó unos 17 muertos en un área entre los estados de Michoacán y Guadalajara, allí fueron encontrados en plena carretera los cuerpos con disparos de armas de fuego y, además, atados con sogas y cadenas. Según los datos de la Procuraduría de Jalisco, el modo en que fueron perpetrados los asesinatos se asemeja a lo que se acostumbra en los ajustes de cuentas.

En estos casos suelen también encontrarse señales y mensajes de amenazas entre grupos como los Caballeros Templarios (de Michoacán), el cártel Jalisco Nueva Generación o Los Zetas, estos últimos ex elementos de las Fuerzas Especiales del Ejército mexicano, quienes se convirtieron en sicarios del cártel del Golfo y luego ingresaron solos en la lucha por el control del tráfico de drogas.

Esta realidad puede parecer muy alejada de Bolivia, sin embargo, su fantasma se encuentra cada vez más cerca de nuestro contexto, no otra cosa dice el informe acerca del ajusticiamiento de uno de los principales presuntos narcotraficantes paraguayos, William Arévalos, considerado el segundo en poderío en el Primer Comando Capital (pcc) en Pedro Juan, Paraguay, quien habría sido muerto en territorio boliviano también el fin de semana. El sujeto se encontraba prófugo de la justicia porque la Sala Constitucional de la Corte de su país revocó su libertad.

En este panorama, el peligro real de que esto se haga más común y entre traficantes locales es cada vez mayor, más aún cuando en el territorio persiste la producción de materia prima para las drogas, lo cual lleva a competencia entre bandas e involucra de diferentes maneras a quienes buscan el lucro rápido como eslabones de una cadena cada vez más nociva, organizada y poderosa.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia