La Revista

Alasita cierra su feria con el ansiado remate

Artesanías que costaban Bs 120 se vendieron en Bs 80. Familias enteras tuvieron un paseo bajo el sol.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Qusipe / La Paz

02:42 / 25 de febrero de 2013

“¡Acérquese!, es el último día de la feria y usted pone el precio”, invitaba ayer el artesano Ramón Mendoza a decenas de paceños que llegaron hasta la feria de la Alasita para el remate de las miniaturas en un domingo caluroso.

Ayudado de un parlante atado a su cintura y un micrófono a la altura de su pecho, Mendoza quedó ronco a las dos horas de haber comenzado el remate. “Mire este hermoso elefante que cuesta Bs 120, ahora lo rematamos sobre la base de Bs 50 ¿Quién da más?, ¿Quién da más?”, preguntaba.

Y luego se oía: “Yo doy Bs 60” y un segundo después: “Yo ofrezco Bs 65” y así hasta que Mendoza cerraba la puja con un contundente: “Nadie más, nadie más. Bs 80 a la una..., Bs 80 a las dos..., Bs 80 a las tres... ¡Vendido en     Bs 80 al señor de azul”.

Después de cuatro semanas y cuatro días, la feria de la Alasita de la ciudad de La Paz cerró ayer con el remate, siendo el sector de los yeseros uno de los más concurridos.

“Las artesanías que cuestan Bs 100 yo las voy a rematar en Bs 70 o el precio que pongan los caseros”, prometía Juan Adhemar Mamani, unos minutos antes de que se inicie la puja.

Mientras Mendoza quedaba afónico, don Luis, otro antiguo artesano, también remataba sus artesanías y apelaba a su ingenio para seducir a los compradores. “Ahí está, ahí está el Transformers de alcancía para que se compre un auto de verdad, una verdadera obra de arte en yeso. Hasta ayer a Bs 130 y ahora sólo porque ustedes me caen bien lo venderé sobre la base de Bs 40 ¿Dónde se ha visto eso? ¿Dónde se ha visto esto”, preguntaba  eufórico don Luis.

Unos pujaban con los precios y otros se arrepentían por no haberse hecho escuchar con el rematador. “Qué macana, lo han vendido en         Bs 40, yo les dije Bs 45 pero no me escuchó, y es que aquí hay que gritar para hacerse oír”, se lamentaba una joven acompañada de dos amigas.Grupos de 30, 40 y hasta 50 personas se arremolinaban cerca de los artesanos yeseros que llegaron incluso con equipos de amplificación para hacerse oír mejor por los clientes.

Regular. Mamani, al igual que la mayoría de los alasiteros, ahora se preparará para la fiesta de la Cruz del 3 de mayo en Puno, Perú. Dijo que este año la venta de miniaturas no fue como en épocas anteriores.

“No vino mucha gente, como siempre el 24 y el remate es cuando todos llegan, pero no fue como antes, aunque debo admitir que a la gente le gusta las artesanías de yeso, pero que sean grandes para tenerlas como adornos”, señaló.  

Otros coincidieron con Mamani con relación a la poca venta. “Yo creo que las fiestas del Carnaval y la lluvia nos perjudicaron un poco, pero ahora ha venido nomás la gente”, respondió por su lado Adolfo, un artesano que también se aprestaba a comenzar el remate de sus piezas de yeso.

Los yeseros se encontraban ayer cerca de las instalaciones de los Scouts y a unos 50 metros del lugar un grupo de feriantes pedía a la Guardia Municipal que desaloje a unos vendedores ambulantes que habían instalado sus puestos al frente del Teatro al Aire Libre.

“No es justo, los ambulantes aparecen hoy día. Nosotros no hemos vendido mucho, por eso hemos pedido que amplíen una semana más la feria y llegan ellos que no están afiliados a la asociación”, reclamaba airadamente una artesana a los guardias ediles.

La agradable temperatura que vivió ayer la ciudad de La Paz convocó a centenares de pobladores y familias enteras a la feria de las miniaturas.

Algunas personas aprovecharon el último día de la feria de la Alasita para conocer el Museo del Ekeko, donde por Bs 2 uno podía conocer algunos de los trabajos ganadores en miniatura del siglo XX como La sastrería, vencedora del concurso municipal de 1949 y que con una máquina de coser hecha de plomo fue, para esa época, la mejor artesanía.

Este kiosko guardaba además una pequeña sala de música y baile denominada: K’araoke El Ekeko Wist’u Vida y representaciones de algunos de los personajes más queridos de la ciudad de La Paz como El Tatake, El Maradona y Víctor Hugo Viscarra.

Agenda de la Alasita

  • Puno

Los artesanos  de la Alasita de La Paz se alistarán desde hoy para viajar y participar de la fiesta de la Cruz del 3 de mayo en Puno, a unas tres horas de Desaguadero, en Perú.

  • Cochabamba

Posteriormente, los feriantes se prepararán para el 15 de agosto en la fiesta de la Virgen de Urkupiña, en Quillacollo, otra de las citas imperdibles.

  • Santa Cruz

Los alasiteros se trasladarán después al oriente para el 24 de septiembre, durante la fiesta cruceña.

60 médicos salen de la Universidad del Ekeko

Jorge Qusipe

Por unos minutos y en el último día de la Feria de la Alasita, Modesto Mamani (53) cumplió su sueño de ser médico en el puesto de la UNIEKEK o la Universidad del Ekeko que ayer se despidió.

Vestido con la toga y el birrete respectivo, Modesto sonreía con el título a nivel nacional conseguido por sólo Bs 10 en el puesto de Francisco Montero. “Mi familia organiza graduaciones en la vida real y ahora a la feria trajimos esto que intenta hacer realidad el sueño de ser de profesional”, añadió el hombre mientras entregaba el título a Modesto en la feria.

Hasta el último día de la Alasita, unos 60 nuevos profesionales, entre ellos muchos médicos, pudieron graduarse en su puesto.

Jóvenes de la UMSA y la UCB llegaron hasta ese kiosko para pedirle al Ekeko que haga realidad su sueño. “El sábado vino una señorita que estudia en la Universidad Carlos III de España y no-   sotros le dimos el título diminuto con el logo de esa universidad”.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia