La Revista

La V Noche en el Cementerio revivió a los personajes paceños

Patrimonio. Miles recorrieron las callejuelas del camposanto, intervenidas con arte

Artistas. Desde la izquierda: Jaime Saenz, Franz Tamayo, Adrián Patiño, Marina Núñez del Prado y María Esther Ballivián esperan la visita.

Artistas. Desde la izquierda: Jaime Saenz, Franz Tamayo, Adrián Patiño, Marina Núñez del Prado y María Esther Ballivián esperan la visita. Wara Vargas.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruco / La Paz

02:33 / 24 de octubre de 2015

Los fantasmas de Jaime Saenz, Domenico Lorini y Marina Núñez del Prado sorprendieron con sus historias personales y sobre la ciudad de La Paz a los millares que ayer acudieron al centro de la ciudad para pasar “Una noche en el Cementerio General”.

Entre las 19.00 y la medianoche, 50 artistas participaron en 50 instalaciones en distintos puntos del camposanto para compartir con los visitantes historias de la ciudad y de sus personajes.

El recorrido se realizó en grupos de 30 personas, que entraban cada cinco minutos. Afuera, en la avenida Mariano Baptista, la acera del cementerio se volvió intransitable debido a la larga fila que llegaba más allá de la calle Lino Monasterios. La gente esperó desde que caía la tarde de ayer.

La primera estación del recorrido de 45 minutos comenzó frente al mausoleo de los Beneméritos de Bolivia, donde se realizó una representación de las costumbres funerarias de los pueblos precolombinos. A un centenar de metros, cadetes de la Academia de Policías recrearon la inmolación del minero Eustaquio Picachuri Cuñaca, que en marzo de 2004 detonó explosivos en el edificio de la Asamblea Plurinacional, muriendo él y dos oficiales de la Policía. Luego, los participantes recordaron a compañeros suyos caídos cumpliendo su deber y mostraron uniformes de distintas épocas.

En la tercera estación, los espectros de María Esther Ballivián, Marina Núñez del Prado, Adrián Patiño, Jaime Saenz y Franz Tamayo recordaron el aporte de estos artistas a la ciudad de La Paz, que plasmaron en sus obras.

La cuarta parada fue en el mausoleo de los veteranos de la batalla de Boquerón. Los cadetes del Colegio Militar recordaron allí a los soldados que lucharon en la Guerra del Chaco. Frente a la capilla del cementerio, estudiantes de la carrera de Historia de la UMSA mostraron las costumbres funerarias durante la época de la Colonia.

El paseo de la Recoleta fue iluminado para resaltar el valor arquitectónico que presumen los mausoleos de familias pudientes. Una mesa de Todos Santos, montada por la Asociación de Trabajadores Independientes del Cementerio, expuso los elementos típicos de esta celebración. Y para despedir a los visitantes, la Asociación de Familiares de Desaparecidos organizó una obra en la que se recuerda a las víctimas de las dictaduras en el país.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia