La Revista

Alejandro Jodorowsky no da tregua

Hace una semana, en el coqueto teatro Nuna de la 21 de Calacoto, se estrenó Sr. Jodorowsky (tres cuentos-sketches contra la opresión del nacido en Tocopilla, con un hilo conductor: el sacrificio de los hijos por los padres).

La Razón (Edición Impresa) / Ricardo Bajo H. / La Paz

02:38 / 28 de noviembre de 2013

El teatro del chileno Alejandro Jodorowsky no da tregua: es irreverente, mordaz, voyerista, repleto de humor negro, simbólico y surrealista; sacudiendo siempre los cimientos de nuestras sociedades falsas, hipócritas y conservadoras. Jodorowsky  —ese francotirador que dispara contra la “sagrada” familia y el opio religioso— es la nueva “apuesta” de David Mondacca y Claudia Andrade.

Hace una semana, en el coqueto teatro Nuna de la 21 de Calacoto, se estrenó Sr. Jodorowsky (tres cuentos-sketches contra la opresión del nacido en Tocopilla, con un hilo conductor: el sacrificio de los hijos por los padres). En El ladrón de voces, la dirección conjunta apuesta de manera acertada por el teatro de sombras chinescas con un gran trabajo plástico y corporal a cargo de Jhazel Vargas y Miguel Ángel Mamani. En Eugenia, la experiencia sobre las tablas de Mondacca nos regala un personaje rebelde y conmovedor que se sacrifica a sí mismo contra la barbarie: el leit motiv de Jodorowsky.

Y lo mejor llega al final: Lagrimitas de oro, una joya coral (en la que Luis Elías encarna a un cura desatado); es un grito contra la sórdida “sagrada familia”, el dinero y la religión, con altas dosis de humor lúcido y absurdo. El Sr. Jodorowsky volverá al año; la próxima vez no le falles.

Ricardo Bajo H. es periodista.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia