La Revista

La obra de Casazola adquiere nueva voz en la sueca Gitte Pålsson

Disco. La cantante europea tradujo diez canciones

Colaboración. Gitte Pålsson y Juan Carlos Cordero interpretan uno de los temas del disco. Juntos trabajaron la producción formada por temas de Casazola traducidos al sueco.

Colaboración. Gitte Pålsson y Juan Carlos Cordero interpretan uno de los temas del disco. Juntos trabajaron la producción formada por temas de Casazola traducidos al sueco. Alejandra Rocabado.

La Razón (Edición Impresa) / Jorge Soruro / La Paz

00:46 / 08 de enero de 2015

En 1983, la joven sueca Gitte Pålsson llegó a Bolivia para trabajar como voluntaria y terminó aprendiendo guitarra con Matilde Casazola. Tres décadas después, la alumna preparó un homenaje a su maestra en su idioma. “Éste es un compromiso que asumí hace más de 25 años. Cuando aprendí los temas de Matilde  consideré que sería muy lindo compartirlos en mi país, en mi idioma, para que la gente aprecie su poesía”, contó la cantautora.

Y esto se concretará mañana con la ch’alla y presentación del disco Canciones de Matilde, que Pålsson y el guitarrista boliviano Juan Carlos Cordero grabaron en enero del año pasado en Sucre. El acto se realizará a las 18.00 en la Fundación Mamani Mamani (c. Indaburo 712) y será seguido por un recital en el Museo de Instrumentos Musicales (c. Jaén 700). 

La placa tiene diez composiciones interpretadas por Pålsson en castellano y en sueco. “Éste es un proyecto tanto pedagógico como musical. Quiero que el disco pueda ayudar al aprendizaje del español o de mi idioma”, agregó la también maestra de música. La artista trabajó tres años en el proyecto, financiado enteramente por ella. Pålsson, además, tradujo seis temas. El resto lo hizo su compatriota, el poeta Johan Cronehed.

No son traducciones literales, advirtió Pålsson, ya que muchos no conservarían el sentido que le dio Cazasola, por lo que algunas letras fueron modificadas para que el significado trascienda. “También influyó mi propio sentimiento. Estas canciones funcionan cuando tú las asimilas con el corazón. Por ejemplo, mi versión de Viento pasajero se refiere más a lo pasajero de la memoria más que a un amor no correspondido”, agregó.

La misma compositora sucrense participó en la producción. Ella asesoró a los intérpretes, grabó un poema, A veces quisiera, con el que comienza el disco, y acompañó a Pålsson y Cordero en la última canción De regreso, la única que no fue traducida.

Cordero lleva ya tres años trabajando con la música de Casazola. “La grabación representó todo un reto, ya que Matilde cuida mucho la interpretación de sus composiciones y tiene reglas para el rasgado y las pisadas”, contó. La placa discográfica se presentará a mediados de año en Suecia. Por esas fechas además saldrá un cancionero bilingüe.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia